Martes 14 de Agosto de 2018

Fracasado y haciendo con el fanatismo: el ridículo - Reflexionando, que no es poco - columna de opinión - elperiodic.com

Versión Clásica
Edición Comunidad Valenciana
Columna de opinión
Reflexionando, que no es poco
Reflexionando, que no es poco
Por Cesar Llorca

Fracasado y haciendo con el fanatismo: el ridículo

13/08/2018
a mis favoritos
disminuir letra
aumentar letra
comentar

Esas son las características del independentismo hoy, que pretenden liderar el fugado Puigdemont y el no menos neo-nazi Quim Torra desde la Presidencia de la Generalitat prestada por el primero.

Ahora cuando, el próximo viernes se celebrará en Barcelona un homenaje a las víctimas del atentado yihadista de Las Ramblas, al que asistirán el Rey Felipe VI y el Presidente del Gobierno Pedro Sánchez. La Generalitat, después de haber reiterado en varias ocasiones de que boicotearían el acto en que participase el Jefe del Estado.

Parece que quieran dar un cambio de criterio del Ejecutivo catalán. Pero a mí lo que me parece, es que la asistencia o no al citado acto, va a ser una prueba adicional de que la estrategia de la confrontación, en la que están situados el sector más radicalmente independentista que encabeza Torra, siguiendo las “Directrices de su amo Puigdemont”, va a colocar al independentismo y a la Generalitat ante la evidencia de que no es una institución emanada por “Voluntad divina”, la voluntad de los cuatro que se creen “Divinos dictadores”.

Porque de enfrentarse a la forma que adopta el Estado Democrático instaurado por la Constitución de ese Estado que es Felipe VI, y la confrontación que busca ese sector más radicalmente independentista, es una “Actuación unilateral” ilegal en el más riguroso de los sentidos. Porque en una ocasión como esta, no creo que vaya a encontrar a nadie que lo secunde.

Porque ese “Fracasado independentismo”, que pretende utilizar el discurso que hizo el Rey a raíz de los sucesos de octubre pasado, como escusa para conectar emocionalmente “Secesionismo y Republicanismo” es un proyecto que está ya fracasado. Y no hay otra vía, que la del cumplimiento de las leyes, del Estatut y la Constitución. Y la vía de quienes las incumplieron, ser procesados, juzgados y condenados como así veremos cuando se proceda por la Sala de lo Penal del Tribunal Supremo.

El próximo viernes, el independentismo se enfrenta de nuevo a la necesidad de definirse  - aunque ya lo este suficientemente definido como ilegal por rupturista - .

Y tiene una opción, que sería la deseable que adoptasen, para los catalanes y Cataluña y por ende para los españoles y España. Es decir, aparcar de una vez por todas el unilateralismo y la diabólica estrategia rupturista que persigue Puigdemont desde Bruselas y su Comité Nacional por la República. O perseverar  en la estrategia de la confrontación, que lo es no solo con el Estado, sino llegado hasta aquí, es en el fondo consigo mismo, por la fractura de la unidad y las divisiones que se han producido entre las distintas fuerzas políticas. De imposible recuperación en mi opinión.

Porque ahora, ante el acontecimiento de homenaje a las víctimas del atentado yihadista, tanto en toda Cataluña que llorara recordando a las víctimas, como fuera de ella los españoles constataremos que el intentar boicotear el acto seria coinvertir la conmemoración, en un espectáculo vergonzoso.

Si Quim Torra y la Generalitat, boicotean el acto van a ganarse la bien merecida crítica política de una inmensa mayoría de catalanes y de españoles que lloraremos en el recuerdo a la victimas del salvaje atentado yihadista.

Y el independentismo mostrara, “Una vez más”, que le importa un pepino, el acto y las víctimas. Lo que vendrá a mostrar, que se inspira en la “Siniestra Ideología del fanatismo que siempre alimenta al Nazi-onalismo”.

Y mientras que estamos sufriendo las tórridas temperaturas de este verano, parece que desde la llegada de Pedro Sánchez al Gobierno, parece haber tenido efectos mágicos sobre el mapa político, que hasta el extremo de hacerlo prácticamente irreconocible.

Del azul del PP, se ha pasado al Rojo aplastante a partir del último barómetro del CIS, cuyo pronóstico convertiría al PSOE en la primera fuerza política en 40 de las 52 provincias, según la extrapolación que ha hecho La Vanguardia a partir de la distribución del voto.

A pesar de la voluntad del Gobierno de cumplir con la legislatura, me parece que toda la militancia del PSOE así como sus cuadros dirigente y simpatizantes y votantes al partido socialista, tenemos que esta ya preparando las elecciones. Las del 2019, locales autonómicas y Europeas y cuyos resultados importantes van a ser decisivos y determinantes para lograr en las Generales del 2019 la mayoria necesaria al PSOE y a su Presidente para lograr lo que hasta  ahora tropieza con las dificultades Presupuestaria y la Aritmética Parlamentaria.

 A si lo veo yo a pesar de los calores. Hasta la próxima.

Comparta este artículo
No hay comentarios en el artículo

Si deseas registrar tu nombre e imagen en los comentarios haz
click aquí
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Con el soporte de:
GV Conselleria Educació

RSS elperiodic.com Comunidad Valenciana
Facebook elperiodic.comTwitter elperiodic.com
Amb la col·laboració de la Consellería d'Educació, Investigació, Cultura i Esport. Generalitat Valenciana.

Aviso Legal | Política de Cookies | Publicidad | Correo: valenciaARelperiodicPUNcom

 
Versión Móvil