9 de diciembre de 2019 9/12/19

Las primarias tienen que acabar en Andalucía

    Empiezo con este título, estas reflexiones por varias razones.

    En primer lugar, porque a tenor de lo que sucedió en Andalucía, donde decenas de miles de votos aparecidos en las urnas, en las candidaturas socialistas, el nombre de Susana Díaz estuvo tachado, y la gran abstención constatada, fueron los factores decisivos para la pérdida socialista de la Junta de Andalucía. Lo que hizo posible el Gobierno de las derechas PP. y Ciudadanos con la bendición del ultraderechista VOX.

    Y eso fue el resultado directo de la confrontación sostenida en el interior del PSOE andaluz, con ocasión de las Primarias, que se produjeron entre Susana Díaz y Pedro Sánchez, fueron tensiones  que ya no se deben repetirse.

    Por esa segunda razón, - a mí me parece – que lejos de haber desaparecido, y ni tan siquiera disipado tras el triunfo de Pedro Sánchez, hoy las tensiones siguen en pie y se manifiestan en el interior del PSOE Andaluz.

    Y eso es, muy, muy, muy preocupante, para mí.

    Ya que los deseos del Secretario General del PSOE y Presidente del Gobierno, de que los Ministros figuren en primer lugar de las candidaturas socialistas en las provincias para las elecciones del 28 de abril, ha sido frustrado por los resultados de las votaciones celebradas en la asambleas, porque los cuatro Ministros propuestos por Pedro Sánchez, han resultado relegados a los últimos puestos.

    Y aunque al final, quien tiene la última palabra va a ser la Comisión Ejecutiva del PSOE, y su decisión sea la que configure la foto definitiva de las candidaturas socialistas. El hecho en sí que ha sucedido, me viene a recordar lo que pasó en las elecciones andaluzas.

    Y eso, tan lamentable, -  en mi opinión - no se debe repetir en las elecciones generales del 28 de abril. Es decir, y dicho de otro modo más claro, “Que no se puede mantener en el socialismo andaluz, por más tiempo, el espíritu de confrontación y la beligerancia contra Pedro Sanchez, el Gobierno y la Comisión Ejecutiva, que se manifestó antes y durante las Primarias que gano la recuperación de la Secretaria General el valiosísimo Pedro Sánchez”.

    Que Susana Díaz haya anunciado que si no triunfa el 28 de abril, se retirara de la política “Sin hacer ruido”. A mí me ha sonado muy mal, me ha puesto los pelos de punta. Porque si verdaderamente busca los buenos resultados del PSOE en Andalucía, tendría que haber cambiado de tercio ¡Ya!

    Porque los resultados obtenidos en las citadas asambleas socialistas, que han relegado a la cola de las candidaturas a los cuatro Ministros que proponía Pedro Sánchez, son – y a mí me parece – otra salida del tiesto de Susana Sánchez. Un volver a desenvainar la confrontación de las Primarias con Pedro Sánchez.

    Por lo tanto, yo creo que el problema no es solo que hayan actuado así una parte de socialistas, para mostrar la evidencia de que no están a favor de las propuestas del Secretario General. Ni tampoco el problema va estar en la foto final de las candidaturas socialistas encada provincia, que recoloque a los cuatro Ministros en cabeza en Sevilla, Córdoba, Almería y Cádiz.

    El problema es que, desde ya, los militantes socialistas y los que fueron antaño votantes del PSOE, que se vieron frustrados por los resultados de las Primarias, tienen que despojarse de esos comportamientos y que en las elecciones del 28 de abril: Todos, Todos, y Todos vayan a votar las candidaturas del PSOE. Es decir que los miles que tacharon a Susana Díaz, y con ello anulaban la validez del voto, ahora no lo hagan, y los que se abstuvieron de ir a votar: Que vayan a votar las candidaturas socialistas en cada provincia. Porque es eso, o la mierda de Gobierno PP Cs y VOX que salió en Andalucía, o que se repita después del 28 de abril para España.

    Así de simple, pero así de claro lo quiero decir.

    Por eso, mantener un pulso en toda regla del PSOE de Andalucía con Pedro Sánchez y todo el PSOE, es un grave error que puede traer consecuencias nefastas para los españoles y para nuestro país. “Mantener el espíritu de la confrontación de las Primarias, hasta el infinito” no es solo una burrada política, sino una temeridad al no percatarse y ponerse a tono el PSOE andaluz con los tiempos que corren, y sus necesidades que no son otras más que, las de: “La Unidad total y absoluta del PSOE andaluz con el PSOE, y con su Secretario General”. Y  también con el Gobierno que lo ha hecho muy, pero que muy bien, en su acción de Gobierno.

    Yo espero que esta situación dada en las asambleas, que han relegado a los cuatro Ministros propuestos, se resuelva con la unidad de todos los socialistas andaluces.

    Pero creo necesario que Susana Díaz, manifieste en sus actuaciones en lugar de decir: “que se irá si no gana, sin hacer ruido”. Ya lo está haciendo, con un ruido sospechoso. Anuncie con  otro tipo de declaraciones, y dé las orientaciones precisas públicas y de verdad, para que los afiliados de sensibilidad Susanista, se desprendan y abandonen las actuaciones que tanto han perjudicado al  PSOE, y a todos los andaluces. Porque ahora no pueden perjudicar a los españoles, el 28 de abril.

    Así pues, me gustaría que estas reflexiones, llegasen a los miles y miles electores socialistas andaluces y de manera especial a los afiliados al PSOE.

    Muchas gracias si me ayudáis a que sea posible.

    ocultar
    Las primarias tienen que acabar en Andalucía
    Subir