9 de diciembre de 2019 9/12/19

Una campaña de excesos

    Esa es la campaña, que están haciendo los Presidentes del PP,  Ciudadanos y VOX. Pero curiosamente, no la están realizando abrumándonos con propuestas programáticas de sus respectivos, para darnos a conocer sus programas de Gobierno, de cara a los comicios del 28 de abril. No, No, lo suyo es solo excederse en mentiras e insultos.

    Y claro que los españoles, debemos tomar buena nota de ello, porque es una pelea indigna que los tres “Mindunguis de derechas” están llevando a cabo, en aras del beneficio personal de cada uno de ellos.

    Porque, hacer la campaña electoral apoyándose solamente en falacias e insultos de extrema gravedad, es para que se les aplique el Código Penal. Y eso es lo que están haciendo estos que se dicen: “Lideres de sus partidos”, utilizar las mentiras como si fuesen hechos reales.

    Debería darnos risa, si no fuera porque él tema es bastante serio, y los españoles somos serios. Pero es que al escuchar sus discursos, a uno le recuerdan la técnica propagandística del líder nazi y Ministro de propaganda Joseph Goebels, que “Repitiendo una y otra vez una mentira al final se transformaba en una verdad”. Y con esa filosofía facilito el rápido ascenso del partido Nazi a una posición ideal para crear el “Culto al Fuherr” en torno a Adolf Hitler.

    Y seguramente pretendiendo emular – y lo hacen muy bien – al nazi Goebels, PP y Ciudadanos han presentado una denuncia a la Junta Electoral exigiendo que no se permita al Gobierno que realice las habituales ruedas de prensa para dar a conocer lo que ha tratado el Consejo de Ministros, que no ha sido considerada por esta como una actuación que violase la Ley Electoral.

    Pero no satisfechos con ello, Casado se ha quedado afónico de denunciar los Decreto Ley que está aprobando el Conejo de Ministros, y de que Pedro Sánchez lo haga a costa del dinero de los españoles. Demostrando así el desarrollo del síndrome de Alzheimer que sufre este exaltado y olvidadizo Casado, porque se ha olvidado de que su maestro político, José María Aznar aprobó 85 Decreto Leyes, un récord de todos los gobiernos habidos en España, así como Rivera del que también hay que destacar el, odio personal a Pedro Sánchez criticando también los Reales Decretos Ley, y sin embargo ignora que el segundo Presidente del Gobierno en utilizar más este sistema fue Mariano Rajoy.

    Pero digan lo que digan estos “Mindunguis de la política”, no tienen ni un solo argumento creíble que sustente alguna propuesta, para resolver los problemas económicos y sociales que sufrimos los españoles, y que desde la gobernanza de Presidentes desde la época de  Aznar y Rajoy nos generaron. Y además no tienen ni vergüenza, y por lo que se ve memoria tampoco.

    Claro, que es conveniente que los españoles conozcamos las razones por las que se ha aprobado los Decretos Leyes por el Consejo de Ministros. Y la explicación no es otra que la labor de la oposición abstencionista que han usado su mayoría en la mesa del Congreso para impedir el normal funcionamiento del Congreso. Y ello ha llevado al Grupo socialista ha presentar un recurso de amparo ante el Tribunal Constitucional en el que se denuncian esas maniobras obstruccionistas que el PP y Ciudadanos están llevado a cabo en el Parlamento a su buen funcionamiento.

    Y este Casado ha anunciado una propuesta de ley que se las trae, de apoyo a la maternidad que las inmigrantes sin papeles embarazadas, que decidan  dar a su hijo en adopción no sean expulsadas durante el periodo de gestación. Vamos con la idea de este Casado, vincula Maternidad, aborto, inmigración y recursos económicos en un proyecto fantasmagórico en el que insiste Pablo Casado en que la adopción no supondría “Ningún blindaje” para la mujer inmigrante, ya que esta seria expulsada, si cayera en una redada, tras dar a luz. Vamos que con esta propuesta popurrí ya está salvada España. ¡Qué vergüenza de político!

    Y otra “brillante idea” de Casado,  ha sido el darse cuenta de que lo de Andalucía ya no le va a salir, ni hartos de vino, y le ha dicho a VOX que no se presente en aquellas provincias en las que se reparten pocos escaños. Pero la respuesta que no se ha hecho esperar, del partido de Santiago Abascal ha sido devolverle la pelota, diciéndole que el PP no se presente en aquellas provincias donde las encuestas atribuyen a la fonación ultraderechista mayor intención de voto.

    Vamos que las presunciones de Pablo Casado de que iba a ser el, próximo inquilino en la Moncloa repitiendo lo de Andalucía, pues no, parece que vaya a ser así.

    Y el otro aspirante que concurre en la carrera para ser Presidente del Gobierno, Albert Rivera no le está tampoco saliendo las cuentas. Ya que las elecciones Primarias celebradas en Castilla y León el pasado sábado han evidenciado las manipulaciones de la cúpula de Ciudadanos, que pretendía aparentar un partido abierto y democrático y ha resultado que en el recuento de las urnas aparecieron 82 votos más del número de votantes, un auténtico fraude que ha desencadenado la desconfianza de un sector de la organización que temen un fraude generalizado en los procesos pendientes.

    A mí me parece que más que calificar de fraude los 82 votos de más en las urnas, hay que reconocer que ha sido un milagro de Rivera, que como Jesucristo hizo crecer los panes y los peces, Rivera pensaba hacer lo mismo con 82 votos de mas que se encontraron a favor de su enchufada, pero perdió.

    Y ese acto vergonzoso se ha dado en Ciudadanos, un Partido sin militantes, más bien con desechos de otros partidos, y sin programa y teniendo como enseña los fraudes-milagros y los cambios de chaqueta, no les va a llevar a La Moncloa a Albert Rivera, que para los logaritmos neperianos pues a lo mejor, pero  para los recados es un inútil total.

    Bueno, y así con toda clase de excesos, falacias e insulto a porrillo que estamos viendo en esta vergonzosa campaña que yo espero nos sirva a los españoles para distinguir entre la solución serena y firme, sin renunciar jamás a nuestra libertad y derechos que necesitamos. Y los problemas que generaron los gobiernos del PP y que pretenden continuar imponiéndonoslo.

    La distinción debe ser clara el 28 de abril: Votar las candidaturas socialistas, o el caos que representan PP, Ciudadanos y VOX.

    ocultar
    Una campaña de excesos
    Subir