13 de desembre de 2019 13/12/19
Per Santiago Ríos
Con todos mis respetos - RSS

La gimnasia y la magnesia

    Me había prometido a mí mismo, nunca más volver a escribir sobre las repetidas pifias que aparecen en la prensa diaria, pero he vuelto a caer en la temeridad, de querer poner las cosas en su sitio.

    En cierto periódico de ámbito provincial (no les digo su nombre, porque tampoco aparece el de quién ha redactado el texto), el pasado martes 24 de noviembre, en la página 58 bajo izquierda, aparece una fotografía con el siguiente pié anónimo: “Tarancón” se rueda en Valencia. Continúa el rodaje en Valencia de la serie Tarancón, sobre el cardenal burrianense Manuel Tarancón. Ayer, el escenario fue la sede de Les Corts, en el palacio de Benicarló, donde se recreó el Palacio de la Zarzuela.

    Tremendo error. Este presunto periodista ha confundido la gimnasia con la magnesia o como diría un querido contertuliano de la soca, “en ser negre, butifarra”.

    Manuel Tarancón Fandos, como muchos de ustedes saben, nació en Burriana el 4 de noviembre de 1954 y falleció el 10 de febrero de 2004. Fue Licenciado en Filosofía y Letras por la Universidad de Valencia, Funcionario de carrera del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social desde 1985, en excedencia desde el año 1991.

    En 1976 entra a formar parte del grupo fundador del Partido Demócrata Liberal de Joaquín Garrigues Walker. En 1978 fue elegido Secretario General Provincial de la Unión de Centro Democrático y reelegido en 1980. Formó parte de la Dirección Regional de la U.C.D. de la Comunidad Valenciana y participó en el proceso de redacción del Estatuto de Autonomía.

    Entre los años 1979 a 1983 desempeñó el cargo de Teniente de Alcalde del Ayuntamiento de Burriana, Diputado Provincial y portavoz de la U.C.D.. Miembro de la Comisión Mixta de Transferencias entre el Estado y el Gobierno Valenciano, desde 1980 a 1982. Conseller de Agricultura del Gobierno Valenciano, entre los años 1982 y 1983.

    Entre los años 1988 a 1993, ocupó el cargo de Vicepresidente del Consell d’Administració de Radio Televisió Valenciana. Teniente de Alcalde del Ayuntamiento de Valencia entre 1991 y 1995. Fue Vicepresidente de la Comisión de Función Pública y Seguimiento Legislativo de la Federación Española de Municipios y Provincias.

    De 1991 a enero de 1999 fue el Portavoz del Grupo Popular en materia de Cooperación Internacional en la F.E.M.P.. Desde 1995, Delegado de Publicaciones y del Proyecto de Capitalidad Cultural de Valencia. De 1995 a enero de 1999, Presidente de la Comisión de Cooperación y Solidaridad Internacional de la Federación Valenciana de Municipios y Provincias.

    Elegido Secretario Provincial del PP, en los Congresos de 1990 y 1993, fue Presidente de la Diputación de Valencia desde julio de 1995 a enero de 1999 y el 23 de enero de 1999, tomó posesión del cargo de Conseller de Cultura, Educación y Ciencia de la Generalitat Valenciana, hasta mayo de 2003.

    Toda una carrera política y personal, más que suficiente para realizar una serie televisiva que se vio truncada, por el desenlace de una fatal enfermedad. Pero, eso si, Manuel Tarancón nunca perteneció a la corte cardenalicia, ni fue prelado de ninguna diócesis, ni tan siquiera formó parte del clero.

    La producción cinematográfica a la que se refiere el periódico, es sobre la vida de Don Vicente Enrique y Tarancón, burrianense ilustre que nació, según consta en el Registro Civil, libro 2º de nacimientos del año 1907, folio 16, inscripción núm. 212, a las tres horas del 15 de mayo y que tantos momentos importantes, tuvo que protagonizar durante su dilatada y fructífera existencia.

    No es esta la primera vez que la prensa castellonense confunde a nuestras dos personalidades, lo que desgraciadamente pasa a engrosar el cúmulo de errores que aparecen en las hemerotecas que supuestamente deben ser fuentes de documentación, para posteriores estudios etnológicos y en el mejor de los casos, históricos.

    ¿No les parece a ustedes, al menos sospechosa, tanta iteración periodística en el mismo error?. A mi sí.

     

    ocultar
    La gimnasia y la magnesia
    Pujar