10 de desembre de 2019 10/12/19
Per Santiago Ríos
Con todos mis respetos - RSS

Las Fallas de 1944

    La voluntad emprendedora y la constancia en el trabajo diario, estaban haciendo prosperar las hundidas economías familiares. La agricultura casera, de la que se recolectaban tubérculos, frutas y hortalizas, atenuaban la hambruna ya menos generalizada. Las gentes ya estaban recobrando la alegría y se hacían chistes y chascarrillos, de las situaciones más comunes.
     
    Me contaba una querida señora que se decía de otra que fue a llevar a su hijo, a un conocido médico que vivía en la calle de San Joaquín, a ver si le sanaba de las continuas diarreas que estaban acabando con la salud del pequeño. Después de un detallado reconocimiento al enfermo y al observar el grave estado de preocupación de la madre, se dispuso a efectuar su diagnóstico: “Senyora, no se preocupe. El seu fill, l’unic que te, es una colitis”. A lo que ella contestó rápidamente: “Doctor, aixó es imposible. El meu fill, la col ni la tasta. Si m’haguera dit moniatitis...?”.

    Lo cierto es que a las gentes se les ve con otro semblante y con más ganas de fiesta. Como las presiones continuaban, para que las fallas pasaran de Burriana a Castellón, movidos por el orgullo patrio, se decide aumentar el número de fallas para el año 1944, siendo seis las comisiones que se formarían, para plantar el mismo número de fallas y a mayor abundamiento, se decide nombrar Reina Fallera, para este año y constituir una Junta Local Fallera, para años venideros, al margen de la Comisión Municipal de Fiestas.

    Las crónicas del “Mediterráneo”: Salvador Dosdá, reportero en Burriana del único periódico provincial, relata en crónicas de los días viernes 17 y miércoles 22, los actos más relevantes, acontecidos durante las fiestas falleras. Se hace eco de la Carrera Nacional Ciclista y del tren especial fallero.

    “La Junta Local Fallera ha publicado ya el programa de los festejos que se celebrarán en esta ciudad, durante los días 16, 17, 18 y 19 del actual con motivo de las fallas de San José. En el programa, entre otros distintos festejos, figuran la Cabalgata del NINOT, la Carrera Nacional Ciclista, Gran Premio Burriana, partido de fútbol, bailes populares y fiesta religiosa en la iglesia de los P.P. Carmelitas.
    El día 17 por la tarde se celebrará el acto homenaje a Carlos Romero, como demostración de simpatía y afecto, al decano fallero.

    El día 18, por la mañana llegará la Comisión de la Casa Valencia en Madrid y se celebrará el bautizo del niño más pobre con toda brillantez y asistirá el Ayuntamiento en corporación con la Junta Local Fallera. Entre los devotos al pedal reina entusiasmo por la Carrera Nacional Ciclista que se celebrará el día de San José, habiéndose inscrito ya algunos destacados corredores.

    El día de San José, a las nueve de la noche esta anunciada la llegada a Burriana del tren fallero que se formará en Castellón y Onda para que puedan presenciar la “cremà”, regresando el citado tren media hora después de terminado el festejo.-D.”

    Dosdá, con su particular manera de contar lo ocurrido, remata su reportaje el día 22.

    “Con animación extraordinaria y jolgorio, se han celebrado los festejos falleros que la Junta Local y Comisiones Falleras organizaron con motivo de la fiesta de San José. Con la cabalgata del “Ninot” que por cierto fue muy lucida y que tuvo lugar el jueves por la noche, desde este día en los barrios donde estaban enclavadas las fallas no ha cesado el bullicio y la alegría, las músicas y dulzaineros de cada falla no han cesado de recorrer las calles.

    Este año las fallas superaron a los de otros, particularmente las de los barrios “Ravalera”, de Onda y plaza de 18 de julio. El primer premio, de dos mil pesetas, fue otorgado a la falla “La Ravalera”; el segundo al barrio de Onda, y el tercero a la Plaza de 18 de julio; además el jurado concedió tres accesits a las fallas del Escorredor, Plaza de España y de la Merced. Para fallas infantiles se concedieron dos premios. El “llibret” ha sido premiado el de la Plaza de la Merced, atribuido al poeta de costumbres locales “Batistet”. El sábado llegó la Comisión de la Casa Valencia en Madrid concurriendo al rumboso bautizo del niño pobre que esta entidad ha prohijado. Por la noche, en la Plaza de Chicharro, se celebraron los bailes populares y en los barrios de las fallas conciertos musicales, destacando el de “La Ravalera”, a cargo de la música Municipal de Eslida que durante su estancia en esta ha sido muy aplaudida.

    El domingo, a primeras horas de la mañana, de los pueblos comarcanos comenzó a llegar extraordinario contingente de forasteros que invadieron nuestra ciudad, dando carácter a nuestras calles aspecto de gran fiesta. Se celebró la Carrera Ciclista Gran Premio Burriana, clasificándose en primer lugar José Lahoz, en segundo Vicente Carretero y en tercer lugar Rafael Escuriet. A las once y con asistencia de todas las Comisiones Falleras y Junta Local, se celebró una solemne Misa a San José en la Iglesia de los P.P .Carmelitas. Por la tarde en el Campo de Hortolans, de los P.P. Salesianos, hubo partido entre una selección de C.D. Castellón y el C.D. España, terminando con dos tantos a uno a favor de los forasteros.

     A las once de la noche con gran estruendo de tracas y tronaors anunciaron que iba a comenzar la “crema” de las fallas y a la una de la madrugada quedó, toda aquella actividad de días y noches pasadas, reducidas a cenizas. Los autobuses de Castellón no cesaron en todo el día de efectuar viajes y tanto era el contingente de forasteros que estuvieron despachando billetes en Burriana hasta las tres y media de la madrugada. Un verdadero éxito fallero del cual pueden estar satisfechos la Junta Local y demás Comisiones.- D.”

    Efectivamente, como nos relata Dosdá, las fiestas falleras fueron del agrado del público general y se notaba en el ambiente que la fiesta iba a más. La Guerra Civil había sido un paréntesis y las fallas habían arraigado plenamente en la ciudad.

    Independientemente de los actos, oficialmente organizados por el Ayuntamiento, las comisiones también organizaban sus eventos particulares, a fin de recaudar fondos para sus maltrechas economías. Así, en el Salón de Actos de la Obra Sindical de Educación y Descanso, el Jueves 9 de Marzo, a las diez de la noche, según reza el programa de mano, se celebró: “¡¡Grandioso Acontecimiento Artístico!!. A beneficio de la gran carrera ciclista nacional fallera III GRAN PREMIO BURRIANA. Primera parte. A petición de numeroso público, se representará por el cuadro VICIANA el bonito juguete. TOTS ELS PILLOS TENEN SORT. Segunda parte. La gran ORQUESTA BRANCHADELL Y SUS CHICOS, presenta por primera vez en esta localidad un magnífico espectáculo de variedades selectas en el que figura el divo del arte gitano, único en su género, MANOLO REYES y también la gran estrella de la canción moderna ROSE-MARIE MONFORT que deleitará al publico de esta localidad con un magnífico repertorio”.

    Solamente con esta parte, era ya motivo más que suficiente, para abarrotar el salón, como así ocurrió, por un enfervorizado público. El comité organizador, consideraba que había que motivar a la gente para que asistiera en masa y por ello, como continua el programa de mano, completó la noche con,:  “A estos insuperables artistas acompañarán un selecto nido de aficionados en los que figuran Ismael Cabrera, Manuel Marco, María Teresa, Amparín Baldoví, Vicente Viñals y el gran BAORO, con sus parodias cómicas, acompañado por el acordeonista ANTONIO MARTI. Y para finalizar este espectáculo, la Orquesta Banchadell y sus chicos, en honor al público, interpretará el Fox de moda ¡¡Raska-yú!!. ¡Miedo!. ¡Horror!. ¡Intriga!”.

    Extraordinario éxito del más puro folklore étnico local, cuyos ecos no llegaron más allá, de las fronteras del río Mijares, la ralla de Nules y la vía del tren.

     

     1 comentari
    Burrianero
    Burrianero
    18/02/2009 12:02
    Excelente

    Excelente articulo Santiago, un ruego, ¿donde puedo encontrar noticias de las carreras de Burriana de aquellos años ya que mi padre era ciclista?

    ocultar
    Las Fallas de 1944
    Pujar