20 d’octubre de 2020 20/10/20
Per Jesús Antonio Rodríguez Morilla
Un medio ambiente sin confinar - RSS

Viaje al escenario del pánico, o la próxima generación U.E. 2021-2027

  • Agónicas negociaciones ante un panorama U.E. muy endurecido

La primera pregunta que asalta al autor, es de qué lugar obtendrá España en las actuales circunstancias o probables peores venideras, para su corto/medio plazo los recursos propios, con arreglo a su Constitución.

Así reza el Texto qué el 21.07.2020, adoptaron los líderes comunitarios para acometer el Plan de Recuperación y Marco Financiero Plurianual 2021-2027.

¿Cómo se han elaborado los Presupuestos Generales del Estado (P.G.E.), y también Fondos de Recuperación,  cuando la Comisión dispone de Lupas para aumentar el tamaño de imágenes entre 1.7 X y alcanzar los 20 X en su distancia focal?

Cuentan nuestras fuentes habituales que algunos de los miembros cercanos a la cohorte de nuestro Gobierno, se opusieron tenazmente a que nuestro presidente renunciara el viaje a Bruselas, (Temas Mediterráneo Oriental, Bielorrusia y otros), previamente anulada la Conferencia de líderes, debido al contagio de uno de los miembros de seguridad del presidente Michel.

Aunque el contenido de la Agenda, trasladada a los próximos 1 y 2 de octubre, no tenga nada que ver con la recuperación económica europea, sin embargo, según nuestros observadores podría servir para acercar posturas sobre los objetivos de “clemencia legislativa” que espera España de sus socios.

Según miembros cercanos a la cohorte, surgiría la oportunidad para el GOBIERNO de aprovechar en un intento de “postureo” cara a Bruselas a la búsqueda de una reducción del incremento de dificultades que se acentúan con las ayudas y préstamos pre concedidos a España a finales del pasado Julio, y el ruido de los Países contrarios a tan excesiva generosidad con un socio escasamente fiable como España, no necesitado de contemplaciones.

La estrategia aparentemente montada por los supuestos asesores, si me permiten la licencia, se parecería mucho a ciertos actos qué se estilaban en el siglo XVI, de hacer “algo con dos fines” o “actuar de forma hipócrita”:

Existía al respecto un dicho en el Golfo de Cádiz, titulado: “IR A POR ATÚN Y A VER AL DUQUE”, significando en realidad, no comprar atún en las tierras entre Sanlúcar y Barbate sino disimular con dicha posible compra, visitar al entonces todo poderoso Duque de Medina Sidonia y medrar contra Felipe II.

Pues bien, algo parecido ha ocurrido con este montaje de viaje a Bruselas capital del “escenario del pánico” desde finales de julio.

Han creído de utilidad dos o tres entrevistas más o menos informales y, sobre todo, la repercusión que pudiera otorgársele en España al viaje, aunque oficialmente, nada tenga que ver con nuestros problemas financieros actuales, de recuperación económica.

Por otro lado, según nuestras fuentes comunitarias persisten las presiones de otros países hacia la Comisión y el lado español, para que se cumplan inexorablemente las reformas exigidas, qué según quejas generalizadas, nunca se han cumplido, principalmente en materia de pensiones y actuaciones más enérgicas contra la temporalidad del empleo, además de emplear bajo control de lupa los 60.000 millones de euros a liberar.

Lo que se creía el pasado 21 de julio, se trataba al igual que en otras ocasiones que de otro trámite más o menos soslayable, resulta qué nos hemos topado con EL PLAN DE RECUPERACIÓN Y SOBRE EL MARCO FINANCIERO PLURIANUAL 2021-2027, y sus negociaciones con el Parlamento Europeo para ultimar con urgencia los textos legislativos.

Dicho en Román Paladino, y como resumen, España trata desde hace semanas de suavizar al máximo el documento-borrador emitido por la Comisión: GUÍA PARA ELABORAR PLANES NACIONALES DE INVERSIONES Y REFORMAS de contenido excesivamente complejo y probablemente de necesaria colaboración externa de expertos para su correcta elaboración y presentación.

De hecho, se trata de un salto de gran endurecimiento a partir de los principios laxos iniciales, manifestados en forma genérica el pasado junio, respecto a gastarlos con mesura en combatir los efectos de la pandemia.

Dichos principios, digamos, quedan obsoletos, primando otros criterios auspiciados principalmente por los Países del Norte, eternos desconfiados de los del Sur, y enfatizando, según dicha GUÍA: qué los Estados Miembros deberán proporcionar explicación detallada de cómo se va a responder a las recomendaciones con las medidas propuestas, revisando hasta ocho puntos detallados en dichos PLANES DE INVERSIÓN Y REFORMA.

¿Qué quieren qué les diga? Insisten nuestras fuentes en Bruselas, habernos hecho mucho daño, nuestra la política recalcitrante de incumplimientos de los tripartitos con los Temas Medio Ambientales, sufragados al 50% con FONDOS FEDER, y continuar alcanzando máximas calificaciones en sanciones durante los últimos años, pasando por Sentencias del T.J.U.E, y como corolario, denuncia de la existencia de 1.513 Vertederos Ilegales a lo largo del territorio español, de todo lo cual, este MEDIO ha dado cumplida cuenta a sus lectores.

Se continúa negociando con los Países del Norte aferrados a reglas muy estrictas, sin liberar Fondos en casos de incumplimientos y enfrente, un amplio grupo de la Eurocámara que trataría de amortiguar en lo posible lo anterior.

¿Cómo? En sustitución a la negativa a liberar Fondos, se trataría de establecer un baremo de reducciones en función del grado de incumplimiento.

Por no hacer epistolar este Artículo dejaremos para mejor ocasión otros puntos de fricción.

Pujar