20 de novembre de 2019 20/11/19
Per Jesús Montesinos
La Nube - RSS

Elogio de la pobreza

    Este año 2011 somos más pobres que en 2010 y casi ocho puntos más pobres que en 2000. ¿Y qué pasa? Nada si asumimos esta nueva condición de nuevos pobres. Pero puede ser un desastre si creemos que todavía los valencianos seguimos siendo los nuevos ricos de España. Somos más pobres, tenemos una sociedad dual y las características de un país emergente pero al contrario.

    Las características sociológicas son claras en la Comunidad Valenciana: Una aristocracia con gran nivel económico, una clase media empobrecida por una pérdida progresiva de los activos patrimoniales y parados y familias y empresas superendeudadas. Y una administración que deberá recortar por todas las esquinas. Evidentemente somos más pobres, pero ayer viernes todo el mundo era más feliz comprando barato en las rebajas.

    El psiquiatra Rojas Marcos dice que los españoles somos felices son nuestro entorno. Tal vez por eso proclamamos ante el CIS que estamos muy bien aunque España vaya de mal en peor. Es cuestión de amigos, familia y un par de euros para cañas. Y también de un elevado punto de egoísmo y envidia: Vaya yo caliente y ríase la gente. Pero podemos ser felices si asumimos el cambio que comportan las nuevas condiciones sociales.

    Adorno mantenía con su dialéctica positiva la inclinación humana a adecuarse a la realidad para sobrevivir. Esa es la felicidad que nos invade y el optimismo que recomiendan desde Rojas Marcos a Zapatero e incluso Camps. Pero para ello hay que asumir como colectivo el nuevo contexto de pobreza.

    ¿Alguien pensaba hace unos años que todos los ricos españoles, incluido el Gobierno, le harían la ola al viceprimer ministro chino Li Kepiang en su reciente visita a Madrid? Hace esos años los zapateros, azulejeros, industriales del textil o jugueteros valencianos echaban pestes de los chinos porque hacían polvo nuestros precios y productos. Y ahora resulta que al menos cinco empresas valencianas maldicen no haber podido estar en la reunión de Madrid y están a ver si consiguen una subcontrata.

    Pero a pocas fechas hay un viaje de empresarios y expertos a Irán a ver qué se puede hacer allí con los conocimientos en la construcción desarrollados en la Comunidad Valenciana. O la migración de agricultores hacia Marruecos donde una empresa mixta va a plantar naranjos en dos fincas que suman más metros que todas las explotaciones citrícolas de la provincia de Castellón. Hace cincuenta años Pepe se iba a Alemania con una maleta de cartón porque en España había hambre. Ahora solo hemos de reconocer simplemente que somos más pobres y buscarnos la vida con los chinos, en Irán o trabajando más y mejor en lo qué sea.

    En todo somos más pobres. Hay que leer con atención la entrevista que ABC publicaba el día 7 con Carlos Ocaña, secretario de Estado de Hacienda. Las autonomías han de ajustar sus presupuestos y gastar de acuerdo con los recursos que tienen. Y recomienda un techo de gastos porque van a tener un techo de ingresos. Todo un aviso para navegantes: el 70 por ciento del gasto se destina a educación y sanidad. El recorte hay que hacerlo en el 30 % restante: empresas, inversiones, consorcios, eventos….Hay que pensar con trellat porque ya no somos tan ricos. El impuesto de sociedades ha caído el 21 por ciento en 2010. La tasa de riqueza ocho puntos. Y lo único que sube es el paro. ¡Ven como ya no somos ricos!

    ocultar
    Elogio de la pobreza
    Pujar