19 d’agost de 2019 19/8/19
Per Jesús Montesinos
La Nube - RSS

El BLOG de una PYME: Las deudas de 2011

Carajillo para la despedida del año en el bar del polígono. Todos contentos porque parece que remontan los pedidos, aunque las máquinas las tenemos a media producción, porque el que más y el que menos compra a un chino, le mete la etiqueta y nos hemos convertido en comerciales más que en fabricantes. ¡Quien se lo iba a decir a mi padre cuando montó la empresa! Pero la alegría se nos ha ido con la copa de cava, cuando alguien ha dicho la frase fatídica: “Pues aunque este año gane todo el dinero del mundo no voy a poder pagar mis deudas”.

Nos creímos estos años que éramos tan ricos que todos ampliamos las fábricas, compramos furgonetas nuevas, coche nuevo para los hijos, otro piso para en la playa y la mitad de una nave para revenderla. Ganábamos mucho, pero gastamos tanto que estamos endeudados hasta las cejas. Y encima los tres años que han pasado. Así que aunque despierte el mercado alemán, nos vayamos a exportar a Polonia y consigamos otra refinanciación del crédito del ICO, no ganamos suficiente para pagar lo que debemos. El 2011 va a ser el año de las deudas sin pagar. Señores de Caja Madrid: ¿Quieren ustedes mi casa de la playa? Ya no me da ni para pagar la hipoteca aunque trabaje quince horas al día.

En el polígono estamos todos por igual. Atrapados hasta el 2050, con lo cual nuestros hijos aún seguirán pagando los excesos de los años pasados. Porque como todos queremos vender pisos, naves y máquinas al mismo tiempo, no hay nadie que compre. El dinero al banco, al calcetín o a Andorra. Podíamos haber hecho como las eléctricas: que han obligado ahora al gobierno a subir las tarifas para compensar las pérdidas que tendrán en los próximos años (las pérdidas anteriores se las han repartido los accionistas y directivos en forma de beneficios y sueldos millonarios). Pero como nos creímos ricos nos hemos gastado hasta la herencia de los nietos.

Así que tendremos AVE arriba y abajo por toda España, pensiones más baratas para que los abuelos no puedan ni ir a Benidorm y hasta habrá una derrama universal vía Canal 9 (TVV) para pagar las deudas del Levante, el Hércules, el Castellón, el Valencia y dentro de poco el Villarreal. Como alguien dice: seguiremos haciendo catedrales cuando la gente ya no va a misa los domingos. Pero nadie quiere darse cuenta que nuestras deudas familiares y empresariales van a paralizar la economía valenciana en 2011. Y por lo que cuentan en el polígono, lo mismo pasa en toda España. Debemos tanto que despertarnos nos cuesta más de la mitad de lo que a duras penas ganamos cada mes. Y eso quien gane algo.

En 2009 se felicitaba el 2011 para no recordar que el 2010 iba a ser trágico. Ahora habrá que felicitar el 2015 como pronto, a ver si para entonces he podido pagar los intereses del crédito del ICO. ¿Quién me mandaría meterme en pedir para circulante? Hasta en esa trampa caímos todos, por creer que esto remontaría hace un par de años. Las deudas atrapan al Reino de España, a las autonomías, a los ayuntamientos, a las familias y a las empresas. ¿Quién las va a pagar?

ocultar
El BLOG de una PYME: Las deudas de 2011
Pujar