21 de juliol de 2019 21/7/19
Per José Albalat
La Columna de Jose - RSS

Revisiones médicas

Normalmente estamos pendientes de la próxima revisión de nuestro vehículo en la ITV.

Sabemos que si nos para la guardia civil de tráfico y no la hemos pasado seremos sancionados. La ITV es para hacer una revisión completa con el fin de que todo funcione bien y evitar posibles accidentes.

Por el contrario somos reacios a las revisiones médicas para comprobar cómo está nuestro cuerpo aunque nos encontremos bien.

En mi caso, como era fumador, cada dos años me hacía una revisión y el neumólogo ya la primera vez que fui me dijo que dejara de fumar.

Fumaba mucho y me era imposible dejarlo pues me faltaba la fuerza de voluntad. En los fumadores como yo, ha de ocurrir algo grave para dejar de fumar. Ahora ya no fumo.

Por tozudez dejé de hacerme la revisión cuando me tocaba a los dos años  y la hice a los cuatro años. El neumólogo vio algo en el lóbulo superior del pulmón derecho que no le gustó. Era un nódulo que le preocupó. Se tenía que analizar.

En Valencia me hicieron una punción pulmonar para obtener muestras del nódulo y para su exacta localización me hicieron un PET.

Pasaron unos días y comprobaron que no obtuvieron suficiente muestra del nódulo y tuvieron que repetir la punción pulmonar. En esta segunda punción se pudo comprobar que era un tumor maligno.

El oncólogo D. Carlos Burriel nos dijo que nos pusiéramos en contacto con el cirujano especialista en cirugía torácica doctor D. Vicente Tarrazona pues con su equipo, realizaba muchas intervenciones  para extirpar este tipo de tumores.

El Dr. Tarrazona y su equipo nos atendieron en diciembre  y me dieron fecha para el 5 de enero de 2009  para intervenirme en una clínica de Valencia.

Fue una intervención larga, difícil y delicada. Me extirparon el lóbulo superior del pulmón derecho. Estuve dos días en la UCI y luego la recuperación.

El Dr. Tarrazona me recriminaba el por qué no me hice la revisión cuando me tocaba.

Como medida preventiva me aconsejó unas sesiones de quimioterapia.

No hay día que no piense con el Dr. Tarrazona y su equipo mostrando mi gratitud.

La quimioterapia me la suministraron en el “hospital de día” del Hospital Provincial de Castellón. El oncólogo D. Carlos Burriel ha sido y es como un amigo. Quiero manifestar su profesionalidad.

Agradecer al personal del Hospital Provincial la atención que han tenido conmigo y en especial a los enfermeros y enfermeras por su paciencia y profesionalidad. He padecido mucho con la quimio y ellos me han sido de gran ayuda.

Las sesiones empezaron en febrero y han terminado en abril. Nunca hubiera imaginado la gran cantidad de pacientes que reciben la quimioterapia sólo en el hospital de día. Todos los días rezo por ellos.

Veo la vida de otra manera. Pienso mucho en todo por insignificante que sea.

Ahora estaré controlado por medio de TACs y de analíticas. Ya estaré al tanto para que no se pase la fecha.

Antes de ocurrirme todo esto la palabra cáncer era como algo lejano que no me podía ocurrir. He padecido mucho y he luchado con todas mis fuerzas para seguir adelante, puedo escribir esta opinión y doy las gracias a Dios y a todos los que se han preocupado y me han ayudado.

Me gustaría que si entre los que lean esta opinión, hay algún fumador que deje de fumar. Evitará en un porcentaje muy alto que le ocurra algo parecido a lo mío.

Se han de hacer las revisiones médicas pertinentes y que no se les pase la fecha.

Desde la intervención quirúrgica, en la parte derecha del pecho tengo molestias. Me han dicho que tardarán mucho en desaparecer pero soy consciente.

Cada mañana, cuando me despierto, doy gracias por tener un día más por delante.

 8 comentaris
lamari
lamari
15/01/2010 10:01
adelante,jose.

querido jose,tan generoso,tan solidario con los que sufren,tu que has sufrido tanto.solo quiero decirte que la felicidad no es mas que los pequeños placeres que describes:la partidita de cartas ,el calor de la amistad,la sonrisa de tu nieto,el buen humor y la fuerza de tu magnifica esposa,fina.que la fuerza te acompañe.