8 d’agost de 2020 8/8/20
Per José Megias Vergés
La Columna de Jomeve - RSS

Lo tenemos difícil

    Recuerdo a un empresario que se le realizo una auditoria en la empresa, cuando terminaron se reunieron en una habitación y le informaron que el contable le robaba, él ni se inmuto, dijo..... Ya lo sabía, todos quedaron sorprendidos y añadió, no pienso denunciarlo, es el que de todos los contables que he tenido, el que menos me roba.

    En la actualidad los ciudadanos lo tenemos difícil a la hora de decidir por un partido político para que gobierne en España o en las Autonomías.

    Casi la mayoría piensa que votemos a quien votemos da lo mismo, la clase política no está preparada para solucionar los problemas que la sociedad tiene en la actualidad. El mayor problema es que ningún viento es favorable si no se sabe a dónde se va.

    Seguramente en las próximas elecciones solo nos queda aplicar la solución que tenia este empresario. Esperemos que los próximos lo hagan mejor.

    También quería hacer mención al proyecto de España, es un proyecto cerrado y el proyecto catalán es un proyecto abierto, este es el verdadero problema de entendimiento.

    Ya no se trata de una reivindicación histórica, se está transformando en una reivindicación de futuro. Muchas veces es más importante lo que no se ve, que lo que se ve. Lo que está ocurriendo es que ningún viento es favorable ya que no se sabe a dónde se va.

    Estamos cansados de que los políticos jueguen al despiste y día tras día nos sorprendan con nuevos problemas, al parecer solo económicos. ¿Donde están los verdaderos gobernantes?

    Durante la historia de los seres humanos se han ido creando diferentes formas de gobernar para organizar la vida de la sociedad .Por eso, todos los cambios se ha considerado como instrumento, del hombre por el hombre, y nunca como un fin en sí mismo.

    Todos los gobiernos, sean del sistema que sean, deben ser instituciones hechas para servir al hombre y no para servirse de él, como está sucediendo en la actualidad. Desgraciadamente hoy se ha producido una devaluación del hombre en el mercado social, se lo ve como ficha, como un elemento más de la manipulación política, económica o lo que fuere, convirtiéndolo en dato estadístico.

    Hoy en día estamos viendo como solo se habla de cifras, sin pensar que detrás de estas cifras, hay personas que sufren todos los atropellos y manejos de los grupos de poder. Todos nos preguntamos si el gobierno actual sirve para algo ya que está gobernado desde Bruselas.

    Los tribunales tardan tanto tiempo en juzgar los casos de corrupción que la mayoría superan el tiempo legal y no son castigados con la contundencia que debería aplicarse. Debemos tomar en cuenta que los gobiernos que no sirven para gobernar en función del bien común, que no quieren anteponer el interés de la persona humana y sus necesidades a los intereses de grupo, son un obstáculo en el desarrollo de los pueblos, por este motivo.

    La sociedad civil debería recapacitar y empezar a cambiar la política ya que los políticos no hacen nada por cambiarla. Como decía (Gaspar Ariño): Vivimos en una democracia falseada.

    Es falsa “la estructura y funcionamiento democrático de los partidos” (que pide el artículo 6 de la Constitución), es falsa la división de poderes, es falsa la independencia del poder judicial, incluido el propio Tribunal Constitucional cuya acción se ve mediatizada (o bloqueada) por los políticos; y son invadidas por los partidos las instituciones reguladoras de la economía, supuestamente independientes.

     3 comentaris
    L'axiamo
    L'axiamo
    08/10/2013 06:10
    Añado

    Estoy de acuerdo con la columna, nada que decir. Solo de digo al Sr. Bataller, que la constitución NO se cambiara nunca, porque a los dos mayoritarios ya les va bien. Para que cambiar si estamos (PP y PSOE) bien.

    Pujar