16 de juliol de 2019 16/7/19
Per Juan Vicente Pérez Aras
Desde el Congreso - RSS

Golpe encima de la mesa

Mariano Rajoy sigue marcando el ritmo de la política española. Le pese a quien le pese, Rajoy ha demostrado mejor que nadie que sabe manejar los tiempos y atemperar ese ímpetu hispánico para sobresalto de tantos y tantos agoreros y profetas mediáticos. Un objetivo claro, una meta definida, un compromiso irrenunciable, una paciencia a prueba de bombas y una coherencia y perseverancia que hacen de nuestro presidente, el mejor capitán para llevar firme el timón de este proyecto común que se llama España.

Otra vez ha vuelto a pillar a todos con el paso cambiado. Y no será porque no lo venía advirtiendo. Los datos macro y micro, venían ya demostrando la fortaleza de una recuperación fruto del efecto reformista de las políticas del Partido Popular. Sangre, sudor y lágrimas ante esa enfermedad nacional que nos corroe y persigue desde el XIX. Incomprensión, impaciencia y mucha demagogia populista, demasiada inquina para dictar sentencias irrevocables, siempre contra el Partido Popular. Un ariete espoleado por la posverdad, que hubiera demolido las murallas de cualquier fortaleza, pero estamos hablando del Partido Popular.

Cumpliendo nuestro compromiso hemos presentado los tan esperados Presupuestos Generales del Estado para el 2018. Sin lugar a dudas, los Presupuestos más Sociales de la historia. Unos presupuestos hechos para seguir por la senda de la creación de Empleo, la mejor política social. Unos presupuestos resultado del esfuerzo de todos los españoles a lo largo de estos años marcados por la mayor crisis que hemos padecido, pero también, fruto de las Reformas llevadas a cabo desde el Partido Popular. Mientras muchos estaban de perfil, nosotros asumíamos el desgaste de gobernar, a sabiendas de que muchas de aquellas difíciles decisiones nos dejarían jirones electorales por el camino.

En un escenario de Crecimiento, seguiremos creando Empleo para retornar a un ecosistema de equilibrio y así favorecer un retorno efectivo a todos aquellos que arrimaron el hombro en los momentos más difíciles. Por ello, estos son los presupuestos de los funcionarios y de las rentas medias y bajas, de nuestros pensionistas. Con este presupuesto 6'5 millones de mayores van a ver mejoradas sus pensiones mínimas, no contributivas y de viudedad. También 3'5 millones de personas verán reducido su pago de IRPF, y las Familias, un eje prioritario de nuestras políticas, recibirán un cheque guardería por importe de 1000€, de 1200€ para el cuidado de un familiar con discapacidad y también mayores deducciones para las familias numerosas.

Unos Presupuestos que ponen negro sobre blanco los acuerdos con funcionarios, con las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, con los jóvenes y con las AAPP. Comprometiéndole con la inversión en Infraestructuras, con la inversión en I+D+i, en definitiva, unos presupuestos para seguir consolidando un ecosistema de crecimiento que hemos puesto en valor todos los españoles.

Sin lugar a dudas, otro golpe encima de la mesa para reivindicar la política real, aquella que afecta directamente a las personas. Un alegato a la realpolitik que desmonta argumento tras argumento las tesis de una posverdad sobrevenida, a la que se apuntan los de la nueva política, ante la falta de argumentos y de solidez ideológica. Un paso adelante que pone a a cada cual en su sitio, especialmente a los que tocan de oído. Una realidad incontestable a la que tú, ciudadano, debes saber poner en valor. Porque hechos son amores y no buenas razones. Queda aún mucho por hacer, pero sin lugar a dudas, estamos en la buena dirección.

Juan Vicente Pérez Aras, diputado nacional del PP por la provincia de Valencia.