17 d’octubre de 2019 17/10/19
Per Ramón Jesús Pérez
El Puntero - RSS

Vender la intimidad en programas basura

Desde hace más de una década, los programas "Tele basura" están teniendo éxito entre una población que deja la cultura a un lado; los personajes que hacen esos programas son periodistas de tercera sin ningún escrúpulo.

Los "famositos" que salen, son conocidos, familiares o amigos de famosos, que lo único que quieren es ganar dinero a cambio de todo, vendiendo su intimidad por puro interés económico; no les importa nada salir en actitud amorosa... con una persona casada, o estando casada ella. ¿Y eso es moral?

Esos programas se concentran en unas cadenas de ciertos "capitalistas de dudosas actividades"; lo que no quiere decir que todo el personal sea así. Volviendo a esos programillas, son protagonizados, hablan o critican de ciertos famosillos, Parejas y demás....

Puede, y es una posibilidad segura que los famosos cobren, cosa que no es ético; ¿cómo pueden cobrar de su divorcio? ¿Qué pasa con la otra persona? ¿O también cobra? Y es un mercado de corazones sin hígados.

Es lamentable ver un minuto de esos bodrios, que solo fomentan el escarnio entre personas, ¿o nos lo hacen ver? Uno ya no está seguro de nada; es un mercado negro con cuatro capas de maquillaje, solo acto para quien quiera verlo.

Los programas de "convivencia" debieran tener un límite, pero buscan precisamente eso, un morbo por capítulos, y tener audiencia sin cultura; los que participan ganan cuantiosas sumas, y encima adquieren fama, algo que no es ético.

El mismo guión dice que tienen que grabar imágenes en los dormitorios mixtos, por fortuna, no graban en sitios más íntimos, pero al paso que vamos... esperamos que la cordura frene estos caminos indeseables para los que esos espacios frenen un poco.

Uno, se muestra pesimista debido al público adepto a ellos, a que lógicamente se tiene que respetar; los que no merecen respeto son esos Entes Televisivos que los emiten; una buena programación sería aquella que fuera variada, y que redujera en lo posible la tele basura.

ocultar
Vender la intimidad en programas basura
Pujar