20 d’octubre de 2019 20/10/19
Per Ramón Jesús Pérez
El Puntero - RSS

Sanciones a vehículos de empresa

    Se puede dar el caso de que una persona cometa una infracción de tráfico, con un coche de su empresa; aquí se abre un dilema que ha llegado hasta el estudio de una Sentencia del Tribunal Constitucional, en el cual, la empresa es sancionada.

    También puede suceder, que la empresa proteja al trabajador, con el fin de distraer a la Justicia; algo muy poco ético y que por otra parte supone un grave ilícito que quebranta la fluidez de los Tribunales.

    La empresa decidió proteger al empleado, actitud reprochable en todos los sentidos, perjudicándose a sí misma; este hecho es incomprensible desde muchos puntos de vista; ¿Quién va a confiar de dicha empresa si se sabe tal hecho?

    Lo más lógico en estos casos, es que sea el empleado sea el culpable del hecho, porque tiene una responsabilidad "Universal" y es él quien tiene que responder de tal actitud, como si fuera su propio coche.

    De esta manera, la responsabilidad recaería sobre la persona que comete la acción, y no sobre terceros; hay empresarios que ya tienen a trabajadores especializados en el trasporte, que tendrán un seguro de Responsabilidad Civil.

    Habrán hombres de negocio que serán descuidados, que todo lo arreglan a base de maletines, comprando a todos, y todo lo que se pueda comprar; a esos personajes, que actúan casi al margen de la Ley, se les tenía que controlar.

    Es de suponer, que los empresarios hayan previsto estas situaciones que pueden ocurrir en cualquier momento, y tienen los recursos adecuados, que les protegerá adecuadamente cuando ocurra cualquier contingencia.

    ocultar
    Sanciones a vehículos de empresa
    Pujar