22 d’agost de 2019 22/8/19
Per Cristina Querol
El Picadero - RSS

Los presupuestos del castigo

La semana pasada el gobierno aprobaba los Presupuestos Generales del Estado, subrayando que eran “austeros, realistas, rigurosos y equitativos”.

Fíjense si son austeros que penalizan el ahorro y recogen una subida de impuestos en un momento de bajo consumo en el que dicha medida puede desencadenar precisamente el efecto contrario, ya que aumenta el déficit financiero y comporta al final una mayor destrucción de empleo.

Fíjense si son realistas que merman la inversión pública, con los consecuentes efecto sobre el ya agonizante sector de la construcción al decaer la obra civil en un 40%.

Fíjense si son rigurosos que una subida de impuestos en estos momentos puede alentar trágicamente la economía sumergida, por no mencionar que esta medida suele tener un efecto multiplicador sobre el descenso del consumo, lo que acaba conllevando una menor recaudación de impuestos indirectos.

Y, sobretodo, fíjense si son equitativos que se destinan más recursos a la inseminación equina, a subvencionar la Fundación “Socialismo sin Fronteras” y al programa para la eliminación de los pactos con el Vaticano que a la ciudad de Castellón, que recibirá 1,2 euros por habitante mientras la media española se sitúa en 293 euros.

Ese es el partido socialista que mira por todos, la izquierda que vela por los intereses del pueblo y el presidente que pasea su talante allá donde va. Y esta es la nueva puñalada de Zapatero a los intereses de los castellonenses, de nuevo con la connivencia de quienes vuelven a demostrar servir a unas siglas antes que a sus conciudadanos. Y es que los socialistas en el ayuntamiento y en la subdelegación siguen callados ante tal ataque a las posibilidades de progreso de una ciudad ninguneada e insultada por el gobierno.

Pero ni el sometimiento ni el castigo que practica este gobierno ni la complicidad cobarde y oportunista de quienes se suben a sus siglas en nuestra tierra dinamitarán las posibilidades de Castellón. Y no lo harán, porque en esta era de post-Zapaterismo en la que estamos entrando a golpe de primarias y presupuestos, se van a acabar la política del castigo, el populismo oportunista, la discriminación territorial, la improvisación como norma y los ciudadanos de primera y de segunda.

De momento, el alcalde de Castellón, Alberto Fabra, ha manifestado su indignación hacia este insulto y ha anunciado la intención de introducir enmiendas a unos presupuestos absurdos que penalizan a la ciudad de Castellón.

Para los ciudadanos también llegará nuestro momento, y por el camino de las urnas tendremos ocasión de dar un golpe en la mesa para reivindicar que no permitimos el abuso y el castigo por parte de nuestro propio gobierno.

 2 comentaris
miguel bataller
miguel bataller
05/10/2010 06:10
"Mas de lo mismo...."

Eres muy joven Cristina, y quizas por eso no lo recuerdas, pero en 1996, la historia escrita por Felipe y repetida mil veces, fue la misma, y al entrar Aznar, entre él y Rato se encargaron de demostrarles a Solves y Felipe, que estaban tan equivocados como lo esta ahora ZP. Como tu dices, estamos en plena época post zapatera....., aunque muchos no se hayan dado cuenta. La pena es que esta herencia es mucho mas envenenada que aquella, y ahora son muchos mas los cargos publicos con contratos blindados por el socialismo, pero asi y todo, aseguraria que entre quien entre (aunque sea otro socialista, cosa que ni espero ni deseo) a peor no podriamos ir. Asi que se impone el cambio.....de rumbo

ocultar
Los presupuestos del castigo
Pujar