19 d’octubre de 2019 19/10/19
Per Cristina Querol
El Picadero - RSS

Conversación ficticia (o no) entre Zapatero y Montilla

    - ZP: Oye Jose, me estáis tocando lo que no suena, que ahora estos fachas me dicen que soy antipatriota. Somos socialistas pero esto se está volviendo una anarquía, y yo grito ¡Visca Catalunya! Cuando haga falta, ¡pero las elecciones no las ganaremos en Barcelona!

    - Montilla: ¿Cómo que no? ¿Y donde ganaste las últimas? ¿O te crees que no cuesta lo suyo poner a Chacón a gritar “que viene el lobo” por todos los rincones de Catalunya para que tú ganes votos? ¿O te crees que lo del “cordón sanitario” contra el PP se hace sólo? Y no sé si sabes que me jugué el físico el otro día en la manifestación.

    - ZP: Sí, ya he visto la colleja que te pegaron, ¡eso sería porque no gritarías lo suficiente!

    - Montilla: Sí, gritar gritaba, ¡Visca terra lliure! ¡Pero estos catalanes siempre quieren más!

    - ZP: Pues te delataría ese deje cordobés que no te quitas ni con agua caliente, amigo Montilla. Pero a lo que vamos, a mi me tienes que explicar bien eso de los ejes “izquierda-derecha”, “nacionalista-no nacionalista”, que ya no sé a qué jugamos. ¿Somos nacionalistas o de izquierdas? ¿O las dos cosas? ¿o ninguna? ¡Que tenéis un lío montado!

    - Montilla: Equidistancia, José Luis, equidistancia, que te lo digo siempre, sino mírame a mi… al fin y al cabo, es lo más rentable ¿cuántos días llevan los diarios sin sacar en portada la crisis o la presidencia europea? Es más, con la manifestación del otro día eclipsamos hasta el Debate sobre el Estado de la Nación (donde, por cierto, estuviste pésimo) y la Victoria en el Mundial.

    - ZP: ¡Esa es otra! Yo aquí defendiendo Catalunya, desmereciendo al mismísimo Tribunal Constitucional, sacando pecho por vosotros y va uno del Barça y mete el gol de la victoria… y ahora todo son banderas españolas ¡tampoco me lo estáis poniendo fácil!

    - Montilla: El futbol es así. De todas formas, querido José Luis, en esto de la política hay que tener la astucia del lobo y la fuerza del león.

    - ZP: Eso me suena de algo, ¿no lo dijo un tal Maniqueo? ¿y ese no era “inmoral”?

    - Montilla: ¡Tú sí que eres maniqueo! Eso lo dijo Macabeo! Y no es inmoral, es “amoral”, que es diferente. Inmoral es tu política económica, por ejemplo.

    - ZP: No, querido Montilla, eso es una circunstancia que me ha sobrevenido, culpa del anterior gobierno, de Merkel, de Sarkozy y de los empresarios de este país al que por pereza llamamos España, como decía no sé quién.

    - Montilla: No me vendas la moto de la conjunción planetaria, que ni yo te creo ya, que es que ni queriendo lo hubieran hecho otros tan mal. Suerte que nos tienes a nosotros.

    - ZP: A todo esto, Puigcercós dijo que esto es como un tren, y que algunos se bajan en la primera parada y otros van hasta el final, hasta la independencia. ¿Dónde nos bajamos nosotros?

    - Montilla: De momento en las próximas elecciones, luego ya veremos. Tú, por si acaso, súbete, que a tiempo de bajar siempre estamos.

     

     

     1 comentari
    MIGUEL BATALLER
    MIGUEL BATALLER
    19/07/2010 06:07
    Parece ficción....pero se aproxima terriblemente...

    ......a la tristisima realidad, de unos mindundis, que no saben lo que son en cada sitio, y asi tratan de engañar a los de todos los sitios. Ahora pintan bastos, para ganar en Cataluña, o al menos para evitar que CiU tenga la maoria absoluta. Luego pintaran espadas, para que el resto de las autonomias, no crean que son excesivamente nacionalistas e independentistas en Cataluña y las Vascongadas. Luego pretenderan que pinten oros, en las generales, para tratar de enriquecerse ellos. mientras arruinan al resto de España. Pero imagino que acabaran bebiendo copas....las copas de la amargura de una derrota estrepitosa, que saque al zapaterismo del entorno socialista, por si aún queda algun socialista autentico y honrado, que aporte algo positivo a nuestra querida españa, sin tener que avergonzarse de ello.

    ocultar
    Conversación ficticia (o no) entre Zapatero y Montilla
    Pujar