25 de novembre de 2020 25/11/20
Per Miguel Bataller
Columna de Michel - RSS

Dos pirómanos, que acabarán como vendedores del humo que crearon

    Seguramente, al leer el encabezamiento de mi columna, habrán adivinado ustedes de quien les hablo, ya que siempre encuentro motivos y razones para acusarles y desacreditar sus estrategias políticas y sus valores éticos, morales y humanos, porque las primeras son nefastas y los segundos brillan por su ausencia en estos dos elementos incalificables.

    Efectivamente me refiero a “Pedro y Pablo, los pica piedra de la Unión Europea” que hará todo lo posible para librarse de ellos en cuanto pueda.

    Pedro Sánchez se fijó como un objetivo primordial en cuanto alcanzó la Secretaría General del PSOE, quemar la España Constitucional, UNA en su esencia, que para desmarcarse del franquismo no quisieron ponerle nuestros padres de la Constitución los otros dos apellidos tan significativos como lo eran los de ser GRANDE Y LIBRE, pero al menos si UNA única nación en la que  se  encuadraban, 17 Comunidades Regionales Autónomas.

    Por lo visto los arquitectos del Nuevo Estado que nacía con la Constitución, tenían muy claro  que debía de ser UNA, para poder ser MAS GRANDE Y MAS LIBRE dentro de lo posible, pero sin dejar reminiscencias de Franco de las que poder ser acusados.

    Ante los indudables movimientos independentistas de vascos y catalanes, que nunca irrumpieron de una forma incontenible ni con Suarez, ni con Felipe ni con Aznar que supieron controlarlos y sujetarlos, Zapatero les aflojó y hasta les dejó desprenderse de las riendas que les fijaban y ahora ocho años después del fracaso de ZP, este mequetrefe e insensato les facilitó su discurso proponiendo a España como “UNA NACIÓN DE NACIONES” para ganarse su simpatía y hacer ese canto al Sol, que él sabía muy bien que era Inconstitucional y no contaba con los suficientes apoyos para cambiar  la Ley de Leyes, pero en su enajenación mental transitoria, pensó que si le servía para llegar a la Presidencia del Gobierno con el apoyo de los independentistas, lo daba por bien empleado, aunque luego no pudiera llevarlo a cabo y se hubiera generado solo amigos ocasionales para convertirlos en enemigos en el futuro, por haberles engañado.

    O sea, que QUEMO LA UNIDAD DE ESPAÑA, PARA VENDERLES EL HUMO DE SU INDEPENDENCIA.

    Pablo Iglesias, caminando en paralelo con Pedro, pero sin viajar por la misma autopista, para no chocar nunca, eligió como sujeto de su hoguera a LA MONARQUIA y de ese modo han confundido a muchos ignorantes españoles como lo son los independentistas y los románticos republicanos, que desconocen la lamentable y aberrante historia de las dos Repúblicas que ha sufrido España y que fracasaron rotundamente dejando al país hecho unos zorros.

    Su objetivo prioritario, como el mismo Coletas  declaró ayer en los medios de comunicación a quien quisiera escucharlo, era exigir la Abdicación o destierro de Felipe VI, sin querer enterarse de que para eso también haría falta una Reforma Constitucional y aprobar un referendum para poder hacer esa consulta.

    Este elemento, no se para en pajas y lo suelta.

    Intenta QUEMAR LA MONARQUIA Y VENDER SU HUMO, sin querer saber que todo eso no depende su voluntad.

    ¿Se comprometerían PEDRO y PABLO a retirarse de la vida política, a  renunciar a todos sus privilegios como  ex Presidente y Vicepresidente del Gobierno y a disolver sus partidos (PSOE y PODEMOS) en caso de hacernos gastar tantos millones de nuestros impuestos a todos los españoles, si acabaran perdiendo tanto la Reforma del Estado en Multinacional, como el del cambio de Estado 
    de Monarquía a Republica?

    Pero no me refiero a comprometerse de palabra, porque ninguno de los dos es un hombre de honor de cuya palabra pueda fiarse nadie, sino de un compromiso contractual por escrito e irrenunciable, que les desposeyera de sus derechos políticos de por vida y depositándolo en el Tribunal Constitucional o Supremo.

    Lo dicho amigos, dos charlatanes  sin dignidad.

    Son un par de vividores del cuento, dos pillos sin la menor categoría política y con un desconocimiento total de la Historia de España del último siglo por lo menos.

    Y entre tanto, enterrando y desenterrando a Franco y rescribiendo una Media Memoria Histérica a su medida, pasa el tiempo, se hunde a España en la miseria y ellos ya tienen juguetes con los que jugar a la política estúpida sin hacer nada útil, sobre todo porque no saben hacerlo.

    Hasta la semana que viene amigos.

    Pujar