25 de novembre de 2020 25/11/20
Per Miguel Bataller
Columna de Michel - RSS

Grecia, un referente para Pedro Sánchez: ¿En lo positivo o en lo negativo?

    Sería algo milagroso, que en el transcurso de una semana, nuestro inepto, ignorante, soberbio y engreído Presidente no hiciera el ridículo.

    En los medios nacionales ya estamos acostumbrados a sus necedades e insensateces a diario y por mucho que los medios subvencionados por el poder traten de protegerle y disfrazar la realidad ya no sorprende a nadie medianamente informado sus permanentes intervenciones de traca, ni la cobertura mediática que reciben.

    Pero como EGOLATRA EXCEPCIONAL, siente la imperiosa necesidad de exhibirse en medios extranjeros y entonces es cuando aparecen los mayores contrasentidos, entre lo que dice y exige aquí y lo que declara allí, perdiendo toda credibilidad nacional e internacional.

    Paso a explicar la razón fundamental de mi columna.

    La semana próxima pasada, en unas declaraciones al Corriere de la Sera italiano declara:

    “Nunca he tenido la más mínima intención de pactar con el Partido Popular, porque el PASOK en Grecia, pactó con la derecha y desapareció”.

    Aquí en España, lleva meses repitiendo a quien quiera escucharle y sea lo bastante ingenuo para creerle, que es el Partido Popular el que no quiere pactar con ellos.

    ¿A qué versión de este payaso tenemos que creer a la versión nacional o a la internacional?

    Precisamente porque nadie se fía ya de él, Nadia Calviño no es hoy la Presidente del EUROGRUPO, pero no por culpa de ella (que es una de las muy pocas Ministros capacitada para el desempeño de su cargo de nuestro Gobierno) sino por culpa del Presidente del que ya nadie se fía fuera de España y muy pocos dentro, que le siguen apoyando para seguir “chupando del bote” o porque saben que de él van a sacar mucho más dinero o concesiones políticas que de la Oposición.

    Volviendo a Grecia, lo que está haciendo Pedro Sánchez es muy parecido a lo que hizo Tsisipas, es decir gastar a manos llenas y endeudando a la nación hasta puntos insoportables.

    El Presidente Griego de Txiriza (el PODEMOS griego) tuvo como principal responsable económico a un Varoufakis que le llevó al extremo, como aquí hay un Pablo Iglesias que también presiona en el mismo sentido buscando gastar sin límites para comprar los votos, aunque desde su responsabilidad como Vicepresidente de Asuntos Sociales.

    Grecia, nunca recibió el apoyo europeo para su rescate, hasta que Tsisipas no expulsó de su Gobierno a Varoufakis para posteriormente llevar a cabo unas reformas radicales internas en el país, como la reducción a poco más de la mitad de las pensiones y los salarios públicos y de cargos públicos en la Administración del Estado.

    Nuestra situación actual es comparable a la Grecia, agravada quizás por la pandemia del Coronavirus, pero las consecuencias de esta pandemia también han afectado al resto de los países europeos, tanto con dificultades presupuestarias como sin ellas.

    Mal ejemplo ha elegido como referencia nuestro lamentable Presidente, en su comparecencia ante medios públicos italianos.

    Si la Unión Europea toma como referencia su actuación en Grecia hace pocos años, no tendrá más remedio que medirnos por el mismo rasero y su exigencia, como lo fue en Grecia será la salida del Gobierno del populismo comunista de PODEMOS.

    Entonces sabremos si realmente Pedro Sánchez es el líder del socialismo español, o se constituye en líder total y absoluto de PODEMOS como yo estimo posible.

    Quizás de esta situación salgan unas nuevas elecciones en las que tanto el PASOK español (PSOE actual) como el Txiriza español (PODEMOS) acaben dando el mismo paso que dieron en Grecia y quedando como partidos testimoniales sin peso específico en las Administración del Estado en muchos años, fruto de su torpeza y carencia de estrategias a la alemana, con una Gran Coalición como la llevada a cabo hace ya bastantes años entre la señora Merkel y el SPD alemán.

    A eso es a lo que se niega radicalmente Pedro Sánchez en sus declaraciones al Corriere de la Sera.

    ¿A quién podrá echarle las culpas ahora?

    No me cabe la menor duda de que es un pobre diablo de la política, en una situación de muy difícil solución por su culpa, por muchos millones que se gaste en publicidad y propaganda en España y en todo el mundo, porque no se puede engañar a todos siempre.

    Aquí ha engañado a muchos durante unos años, pero ese chollo se le está acabando y el crédito internacional lo tiene agotado ya con todos, menos con los enemigos de Europa y de España.

    Con la total desintegración de PODEMOS en Galicia y su evidente debilidad en Euskadi, acompañadas del equilibrio inestable del socialismo en esa autonomías, en las que no ha capitalizado los fracasos de sus socios de Gobierno, mucho me temo que viendo las barbas de sus vecinos afeitadas ya tienen las propias a remojo.

    Mucho me temo que el futuro para el Frente Popular de izquierda radical de ahora, no es el que ellos esperaban, y pronto empezaran a crecerles los enanos por todos los lados, menos por el del PNV, porque los dos se necesitan para poder Gobernar en Euskadi, aunque ese apoyo en España no es suficiente ni garantiza nada por si sólo.

    Hasta la semana que viene si Dios quiere, amigos y lectores.

    Pujar