20 de novembre de 2019 20/11/19
Per Miguel Barrachina
El desahogo semanal - RSS

Segorbe

    Segorbe es el municipio del interior castellonense que más ha prosperado en los últimos años. Objetivamente en los ámbitos sanitario, educativo, patrimonial y en lo referente a instalaciones socio-deportivas, no hay ayuntamiento menor de diez mil habitantes mejor dotado.

    Disfrutar de un centro sanitario con intervenciones quirúrgicas, un pequeño hospital con centro de especialidades, atención primaria y de urgencias, es una gran suerte para el Alto Palancia.

    Tener cuatro institutos, dos públicos, uno privado y otro concertado, junto a una escuela oficial de idiomas, conservatorio de música de grado superior, y extensiones universitarias de la UNED y la UJI, nos sitúan con una oferta formativa envidiable.

    Están recién estrenadas las piscinas climatizadas, gimnasio, una completa ciudad deportiva con campos de fútbol, pista de atletismo y para todas las modalidades de raqueta, que permiten que nuestros jóvenes encuentren caminos alternativos a la sociedad sedentaria en la que nos encontramos.

    Si a ello añadimos la existencia de dos residencias de ancianos, un activo centro de atención especializada de mayores, y unos servicios sociales de alta calidad, entendemos porqué una inmensa mayoría de los segorbinos se siente satisfecho con el actual gobierno municipal que lidera Rafael Calvo.

    Todos estos servicios, más propios de una ciudad costera de 40.000 habitantes que de un municipio rural de 9.500, se prestan además en una ciudad con creciente encanto patrimonial, y que ha contado con el constante respaldo económico de la Diputación que preside Carlos Fabra, y del Gobierno Valenciano de Francisco Camps, que han subvencionado el 80% de las actuaciones realizadas por el ayuntamiento, sin cuyo incondicional apoyo sería impensable la transformación de nuestro municipio.

    Queda menos para que a la apuesta del Consell y la Diputación por Segorbe se sume la de un gobierno de España presidido por Mariano Rajoy.

    Por todo ello, en estos tiempos de incertidumbre nacional, reeditamos nuestra apuesta por la experiencia de Rafael Calvo, y dejamos los experimentos para aquellos que desde Izquierda Unida, el PSOE o el Partido Republicano, piensan dirigir nuestro municipio sin residir en él.

     2 comentaris
    black pardal
    black pardal
    21/04/2011 12:04
    clientelismo

    Un claro ejemplo de municipio en donde predicar el voto cautivo y el clientelismo mientras que a los ayuntamientos de otro signo se les niega el pan y la sal. La política de siempre de Don Carlos y su Diputazione y los amigos de Gürtelandia. Democrácia en estado puro.

    ocultar
    Segorbe
    Pujar