17 d’octubre de 2019 17/10/19
Per Juan Fuster
La Atarazana - RSS

Un futuro para Burriana

La historia de Burriana ha estado ligada al progreso y el desarrollo, al que promovieron nuestros antepasados con las miras puestas en un futuro esperanzador, cargado de vehemencia, implicación y ambición.

Los valores que una sociedad emprendedora lideró para proyectar una Burriana próspera, abierta a la exportación y la inversión. El puerto nos permitió llevar la calidad de nuestro producto agrícola a toda Europa, pero también captó capitales extranjeros que vieron en nuestra ciudad una oportunidad de negocio.

Y lo hizo en un siglo XX, con grandes dificultades que fueron salvadas por el empeño de unos vecinos convencidos de las capacidades de Burriana y empeñados en trabajar con ambición para reivindicar las fortalezas de su ciudad. Y lo consiguieron. Vivimos una etapa de esplendor que todavía hay quien recuerda y que en la actualidad, en pleno siglo XXI, nos debe servir de acicate para salvar la crisis económica más dura que se recuerda y ser capaces de trabajar por un futuro de oportunidades, el mismo que lograron nuestros antepasados.

Y creemos, estamos convencidos, de la capacidad de nuestros profesionales. De nuestros vecinos, de nuestra ciudad. Su tesón y empeño son imparables. Mueven el motor de Burriana. El que debe venir acompañado de la acción política. De una labor convencida de las oportunidades de la ciudad para aprovechar la llegada de inversiones y dedicarlas a proyectos de futuro.

Los fondos Feder deberían lanzar en Burriana infraestructuras de futuro, ambiciosas y necesarias. Dedicar una inversión millonaria a resolver con parches problemáticas y necesidades constituye la más clara muestra de la falta de ambición. La que no le debería faltar a Burriana.

Reivindicamos la capacidad, la visión y la ambición que vuelva a situar a nuestra ciudad a la cabeza del desarrollo, el progreso y las oportunidades. Un patrón con altura de miras que aproveche las sinergias para abrir puertas y ventanas a la inversión y al desarrollo. Que no solo consiga mejoras, sino que además atraiga inversiones.

Burriana desea volver a mirarse en el espejo del puerto que en el siglo XX nos permitió el desarrollo y la exportación, a la vez que atrajo capitales dispuestos a quedarse en nuestra ciudad. No nos nieguen esa oportunidad. No abandonen a la deriva el barco que un día navegó con fortaleza y ambición hacia un futuro de progreso. El que hoy Burriana reivindica.

 10 comentaris
Vecino del Mar
Vecino del Mar
06/04/2016 03:04
Lease Sr. Bataller.

"Fracasado, mentiroso y cínico" 05/04/2016 Miguel Bataller, en su "columna". Sin comentarios.

ocultar
Un futuro para Burriana
Pujar