7 de junio de 2020 7/6/20
ENTREVISTA

Dr. Campo, médico en el Peset: “Cada guardia cambia, tenemos que estar siempre alerta”

Dr. Campo, médico en el Peset: “Cada guardia cambia, tenemos que estar siempre alerta” - (foto 1)
  • El Doctor Álvaro Campo Jiménez, médico adjunto de Urgencias, nos cuenta cómo es el día a día desde dentro del hospital tratando con pacientes de coronavirus y cómo están viviendo los sanitarios esta situación extrema

MÁS FOTOS
Dr. Campo, médico en el Peset: “Cada guardia cambia, tenemos que estar siempre alerta” - (foto 2)
Dr. Campo, médico en el Peset: “Cada guardia cambia, tenemos que estar siempre alerta” - (foto 3)

Trabajar bajo presión, extremando las precauciones para no contagiarse, con menos recursos de los que haría falta y adaptando protocolos a las circunstancias cambiantes. Es el día a día de nuestros médicos, enfermeros y otros sanitarios que están dejándose la piel -literalmente- para hacer frente a la pandemia del coronavirus.

Hemos hablado con uno de estos profesionales, el Doctor Álvaro Campo Jiménez, médico adjunto en Urgencias del Hospital Doctor Peset de Valencia para que nos dé un testimonio directo de la situación que se está viviendo. El 20% de sus compañeros están de baja por coronavirus y hay incluso alguno ingresado. Además, les faltan recursos y viven guardias extenuantes que obligan a estar en constante alerta: “Es agotador psicológica y físicamente” nos reconoce.

¿ Cómo está viviéndose la pandemia desde dentro de un hospital? ¿Cuáles son los protocolos que están realizándose? ¿Cuál es la situación de los hospitales valencianos? Nos lo cuenta desde dentro este médico:

¿Cómo es tu día a día en urgencias?

Yo voy a guardias de 17 o 24 horas y mi trabajo es atender a todo paciente que entra en urgencias sea de la gravedad que sea.

¿Y cómo ha cambiado tu día a día desde que comenzó la pandemia?

Ha cambiado mucho. La verdad es que la dirección del hospital se puso muy rápido en el tema y cambiaron protocolos, reestructuraron el servicio e hicieron dos especies de circuito: por un lado se asiste a pacientes no infecciosos y, por otro, a pacientes infecciosos. Se ha modificado la estructura y ahora hay consultas específicas para atender a cada uno de los dos tipos de pacientes de manera que se evite el contacto y, por tanto, posibles contagios.

¿Estáis notando un incremento de pacientes?

No, no hemos incrementado las consultas. De hecho, desde que comenzó la cuarentena se ha reducido el número de pacientes atendidos en urgencias. Hemos pasado de atender las 500 urgencias de media que entrarían en esta temporada de gripe a unas 250 diarias. Lo que sí ha cambiado es el perfil del paciente al haber un gran caso de infecciosos, lo que implica más recursos, más medios y hay que estar muy encima para evitar que el personal también se exponga.

¿La gente que antes iba a urgencias evita ir a no ser que sea necesario?

Eso es. Ahora mismo, de lo que se intenta concienciar a la población, y creo que así está siendo, es el uso razonable de las urgencias. El que va a urgencias tiene que hacerlo por una emergencia de verdad y creo que la gente se ha concienciado al respecto. De hecho, prácticamente nueve de cada diez pacientes que entran por urgencias es paciente infeccioso respiratorio con sospecha de infección por coronavirus.

¿Y cuál es el perfil de este paciente infeccioso?

En el Doctor Peset la mayoría de pacientes que atendemos son de edad avanzada, pluripatológicos o con patología crónica. También tenemos bastante población extranjera y gente sana con problemas agudos. Ahora mismo, el principal paciente es población mayor, son los pacientes más frágiles y que más sufren por culpa del coronavirus.

Cuéntanos como tratáis a estos pacientes.

Nuestra jefa, a la que admiramos por su gestión, nos envía diariamente estadísticas y puntos para poder mejorar. Pero es cierto que es difícil. Si de normal la estancia de media de un paciente en urgencias es de 2 a 4 horas, actualmente puede llegar a ser hasta de 5 a 6 horas si necesita un ingreso. Porque aunque haya menos población que atender, son pacientes que cuestan más por el protocolo establecido: hay que tomar más medidas, la solicitud de pruebas, la exploración y el ingreso… cuesta mucho.

¿Existe una saturación?

Lo estamos viendo en guardias consecutivas. Hay que reubicar pacientes en unidades destinadas a infecciosos porque no puedes mezclar en la misma sala a infecciosos y no infecciosos.

¿Tenéis medios?

Si pero hacen falta más. Tratamos de optimizar los EPIs y explorar a varios pacientes con el mismo, poniéndonos otros trajes deshechables encima de ellos. Creo que los contagios entre profesionales no nacen de un mal uso de los recursos sino de la falta de los mismos, lo que hace que nuestra exposición sea mucho más elevada.

¿Han habido contagios entre profesionales?

Ahora mismo tenemos a un 20% de la plantilla de baja por infección de coronavirus. Varios sanitarios han necesitado ingreso hospitalario por las neumonías provocadas por la propia infección.

¿Cómo se manifiesta el coronavirus en los pacientes que estás tratando?

Veo que los síntomas predominantes en gente grave y que luego tiene radiografías patológicas a partir del séptimo día sería la fiebre, la tos y la dificultad respiratoria. Ahora se esta hablando de la disgeusia o la anosmia, es decir, la alteración del gusto y falta de olfato. Aunque no es un factor 100% relacionado, es decir, no todos los que presentan esas alteraciones clínicas van a tener coronavirus.

¿Cuál es el momento más crítico que estás viviendo en estas guardias?

La presión asistencial ha disminuido en el número total de pacientes que se tienen que valorar pero la complejidad de los mismos -por el hecho de tener que estar en alerta continua ante una posible infección para el paciente y para el personal que lo atiende- hace que estemos más desgastados psicológica y físicamente. Porque implica estar cambiándote, poniéndote los EPIs, atender a pacientes graves rápidamente con unos medios a los que no estamos acostumbrados… Cada guardia cambia y tienes que afrontarla de otro modo. Sabemos que es puntual y por encima de todo sentimos el respaldo de todo el mundo. Creo que todo el colectivo estamos muy orgullosos de la población y de cómo lo está afrontando.

¿Os sentís queridos con los aplausos de cada día?

Si. Y eso por favor que no nos falte. Incluso estando trabajando, si la guardia nos lo permite, salimos a la puerta del hospital. Los aplausos de los vecinos, las autoridades y las fuerzas de seguridad… el otro día vinieron la UME, los bomberos y la Policía Nacional. Es muy bonito que se nos reconozca nuestro trabajo aunque entiendo que el foco no debe estar solo en los sanitario. Muchos colectivos están ayudándonos a hacer nuestro trabajo lo mejor posible y ojalá siga siendo así.

Subir