2 de julio de 2020 2/7/20

La Biología sintética avanza hacia su consolidación como disciplina del siglo XXI

La Biología sintética avanza hacia su consolidación como disciplina del siglo XXI - (foto 1)
    MÁS FOTOS
    La Biología sintética avanza hacia su consolidación como disciplina del siglo XXI - (foto 2)

    Un artículo publicado en la revista EMBO Reports por miembros del consorcio de expertos en Biología sintética BioRoboost pone de manifiesto el esfuerzo de esta disciplina para cumplir con el papel de facilitadora de la bioingeniería que le otorgan los nuevos tiempos. La Universitat de València, desde donde se coordina este consorcio de socios europeos, asiáticos y norteamericanos, es una de las firmantes.

    Estandarizar el método científico para la investigación de biosistemas y aunar la técnica y la ciencia con la legalidad y el consenso son los objetivos primordiales de la declaración de intenciones que acaba de hacer pública EMBO Reports –revista de la plataforma open acces EMBOPress– y que da voz a un grupo internacional de expertos en Biología Sintética (SynBio).

    Titulado The long journey towards standards for engineering biosystems, el artículo hace patente el potencial de esta disciplina –que integra conocimientos biológicos, genéticos, químicos, computacionales y de ingeniería– para la producción de estructuras biológicas con nuevas funcionalidades que aportan beneficios a la ciencia y a la sociedad. Y se centra en la importancia de establecer patrones de referencia para el trabajo científico –estándares–, muy definidos en el ámbito industrial y de la ingeniería pero no en el de las ciencias de la vida.

    “Los estándares son piezas universales que se utilizan de manera masiva en ingeniería. Para fabricar un coche o un piano electrónico, por ejemplo, se pueden emplear los mismos chips. Si somos capaces de hacer más estándar la biología, poniéndonos de acuerdo en aquellas piezas que se pueden emplear en varios microorganismos y en todos los laboratorios, construiremos una disciplina más universal, más cerca de la ingeniería y más aplicable a la producción industrial”, señala Manuel Porcar, investigador del Instituto de Biología Integrativa de Sistemas (I2SysBio), cofundador de la empresa Darwin Bioprospecting Excellence –ambas entidades en el Parc Científic de la Universitat de València–, coordinador de BioRoboost y uno de los firmantes del artículo.

    El documento sostiene que las oportunidades que ofrece la SynBio para la mejora de la sociedad y de la industria mundiales pasan por el establecimiento de estos parámetros relevantes, métodos de cálculo y protocolos precisos, que posibilitan a los investigadores trabajar en coordinación mediante la interoperabilidad y la optimización de los esfuerzos. Y hace un llamamiento a los agentes implicados –comunidad científica, industria, política, órganos de financiación– para que participen en la constitución de un foro permanente que, además de rigor científico, aporte consistencia técnica y legal a la disciplina.

    El objetivo que se plantea actualmente la comunidad investigadora en este campo, y que refleja el documento, es salvar la distancia entre el conocimiento generado por una disciplina todavía joven y un potencial de aplicación con lista de espera en ámbitos tan importantes como la industria, la salud o la energía.

    “A pesar de que los beneficios de trabajar con estándares son evidentes, la comunidad científica en Biología Sintética es todavía reticente al establecimiento de normas, tanto por los costes que comporta su adopción como por la supuesta pérdida de flexibilidad que esto implica –dice el texto. Aun así –explica– la capacidad de los estándares para el logro de objetivos científicos es muy grande; aumentará la creatividad del trabajo y ayudará a que la disciplina se consolide como ciencia”.

    Universitat de València

    Universitat de ValènciaEntrar en el especial
    Subir