14 de desembre de 2019 14/12/19
Per Ángel Padilla
Yo, animal - RSS

Yo, Emergencia Climática

    FOTOS
    Yo, Emergencia Climática- (foto 1)

    Tarde. Tardísimo. Quizá demasiado tarde (el tiempo lo dirá), el mundo se pone las pilas. Cuando ya le ve el oscuro y mortal fondo al barranco y a todos en su borde: el mundo se muere y se observa en todo, se está rompiendo con la huella biológica ejercida por cada uno de nosotros, así como, principalmente, por las emisiones letales a gran escala que el Capitalismo con sus planes de ganancia enorme y a cada vez más cortos plazos, mueve y mueve en sus millones de maquinarias de explotación de nuestra Tierra, que ya no puede más y lo grita y protesta con calores hasta ahora jamás soportados, y desastres naturales nunca vistos.

    Las medidas se están tomando a nivel mundial. En tanto a España, diversas organizaciones se han unido para firmar una declaración de Emergencia Climática, que hace pocos días el Pleno del Congreso de los Diputados español ha aprobado, con lo que se obliga a, gobierne quien gobierne, en la hoja de ruta tareas, las de mecanizar frenos reales a las emisiones de CO2, entre otros, que destruyen la capa de Ozono, y desenrrollar y extender por toda la península un gran Plan de múltiples medidas donde se exigirá compromisos a la Industria en amplio, al pueblo, a cada ciudadano y habrá vigilancia y sanciones reales a todo ente o particular que vulnere las normas ineludibles que se espera se pongan en marcha pronto. (Eso dice el texto, a mí no me miréis.)

    Hasta el momento, son más de mil las instituciones de todo el mundo que han declarado la emergencia climática, según la web climateemergencydeclaration.org, encargada de hacer un seguimiento de estas iniciativas. Irlanda, Canadá, Francia o Argentina son algunos de los países que la han declarado hasta el momento. En España, Canarias, País Vasco y Cataluña hay las únicas comunidades autónomas en hacerlo, además de multitud de ciudades y pueblos.

    Pero ¿qué se pide a los gobiernos que se haga para combatir esta amenaza de toda vida y posibilidad de un mañana para el planeta todo?

    "1. Establecer los compromisos políticos, normativas y recursos necesarios para garantizar reducciones de gases de efecto invernadero para llegar al balance neto cero no más tarde de 2040 y a ser posible antes de 2035, así como detener la pérdida de la biodiversidad y restaurar los ecosistemas como única respuesta posible para evitar un colapso de todos los sistemas naturales, incluido el humano."

    (Este es el punto 1 del texto a nivel estatal que usan comunmente todos los ayuntamientos de España que acepten esta declaración y la implicación para ella. Lo primero que llama la atención es la poca contundencia a la hora de marcar una fecha. Parece que estemos regateando, antes de haber abierto la boca el receptor. Si es en 2040, puta mare, pero si nos lo ponéis en 2035, os regalamos un surtido de cocas mal fetas, y cestas con productos de la terreta. En fin, no sé si seré muy duro pero eso queda ridículo y, sobre todo, poco serio, y pensemos que es un texto que debe usarse en todas las comunidades, porque es el estatal. Ese "a poder ser" queda muy muy divertido. Otro error, a mi juicio, es de comprensión, y que aun entendiendo, queda un tanto ridículo. Esto es: "para evitar un colapso de todos los sistemas naturales, incluido el humano". No sólo en esta frase estamos ante una hilatura abstracta, abstrusa, sino que seguimos separando, y para risa en forma torpemente escrito, el humano de lo natural, cuando somos natura y somos animales.)

    El Pleno del Congreso de los Diputados español ha apoyado hace pocos días ese texto de la declaración de Emergencia Climática, lo que significa poner en la agenda política dicha gravísima problemática entre las primeras medidas a resolver y mitigar.

    No me extraña que lo apruebe porque si yo fuera político (con la mentalidad irónica y burlona del político de raza, el joputa) pensaría, di que sí, que pal 2040 ni tú ni yo estamos en el Parlamento, a lo mejor ni vivos. Y bueno, se ha aceptado. Éxito, dijeron casi todos los obreros de la tierra nuestra amén.

    Luego en el texto se habla de alcanzar el uso de energías 100 % renovables, usar la bici, todo bueno, bien, más risas que se habrán echado los políticos.

    La declaración -mal me pese porque me encantaría que no la hubieran escrito en su mayoría asociaciones bienestaristas y buenistas en amiguismos, sin dejar poner tinta a otras más feroces, exigentes y potentes en lucha de verdad- en su punto 5 expone un punto del plan a seguir que sitúa a quiénes lo escribieron en una situación de posibilidad de que no hayan vivido nunca en España o sean recién llegados, de otro planeta quizá, porque se pide transparencia, en España. Hmmm. Punto 5. "La justicia, la democracia y la transparencia deben ser pilares fundamentales de todas las medidas que se apliquen, por lo hay que establecer un mecanismo de toma de decisiones ciudadano de carácter vinculante con competencias en materia de vigilancia, seguimiento y control de las medidas adoptadas."

    Uno lee lo anterior con lo que lleva lloviendo en materia de no transparencia institucional, estructural, en los gobiernos españoles que han ido derrapando por el Congreso durante décadas desde que Paquito cayó de bocas, y, si no fuera el tema tan serio, sentiría penusa, qué ilusos, o acaso yo, que ya soy muy mal pensado, podría pensar: qué listos, que saben que esto no vale de nada pero la mayoría de los implicados quieren marcarse un gol, porque incluso, y puede que sobre todo, muchos de los que dicen trabajar en este empeño desde dentro, están para figurar, son peñitas con sesgo político o políticos de zapato a raya en el pelo; no saben qué es la ecología seria, la de la vida viva con animales, sino que acaso -y a lo mejor ni eso- conocen la ecología, el ecosistema/s, como un decorado necesario lleno de recursos que se van acabando, PROPIEDAD TODOS DEL HUMANO. Cosas usables, hasta los animales. Eso creen. Eso les enseñaron que es.

    Y aquí quería llegar, en la trampa que oculta entre mucha palabrería esta primera emergencia climática (de ésta, cuando se vea que, como en el animalismo está el bienestarismo y no hace nada sino que, por el contrario, está allí parasitariamente retrasando lo que hay que hacer y al final caerá sólo o lo echaremos para poder avanzar de verdad) se vea que hay que echar a los primeros para que se meta gente conocedora del campo, de sus habitantes, y de las medidas reales, y de las pugnas reales que debilitan y generan un verdadero PROBLEMA a los gobiernos para que se vean obligados a tomar medida seria, y no para más adelante, como harán ahora.

    La parte donde reside más estafa y donde se establece la inutilidad de este manifiesto porque se contradice, y por egoísmo particular, egoísmo particular que es contrario a una empresa comunitaria a gran escala donde todos debemos esforzarnos en cambiar hábitos, por la Tierra, es esta, el punto 3. "Es necesario avanzar, entre otras, en una economía local y de proximidad, que impulse la soberanía alimentaria, silvicultura, agricultura y ganadería ecológica y de proximidad. Alcanzando lo antes posible el pleno suministro agroecológico en los servicios de restauración municipales y extendiéndolos al resto de la población."

    "GANADERÍA ECOLÓGICA Y DE PROXIMIDAD"

    Quienes estamos en la lucha de los animales sabemos que eso, aparte de mezquino, esclavista e inmoral, es imposible de conseguir. Y de lograr conseguirse, también estaríamos en contra, porque animales explotados sea como sea siempre su presente es el mismo, ser propiedad y esclavos de alguien, y su fin: la muerte.

    Este texto completo que quien quiera puede leerlo en Observatorio de Sostenibilidad, en red, traiciona no sólo la lucha animalista y a nuestros compañeros con derecho, al fin, a ser escuchados y respetados, los demás animales, sino al espíritu mismo de la propuesta de la Emergencia.

    Traiciona, como decimos, también la lógica de la petición, porque se piden cambiar hábitos, para reducir la emanación de gases que provocan el efecto invernadero: ¡Pero si la mayor (o, concedamos, entre las dos mayores) industria que produce más gases de efecto invernadero a través de las deyecciones de los animales explotados para la industria (enferma, injusta) de la carne; los bosques y selvas (Amazonía, África) que básicamente se están creando para sembrar pastos de donde sacar el cereal y la comida de todos esos infelices esclavos a los que ni siquiera en este sonido de cuerno de "0 contaminación para tener un mañana"! Pues no se les tiene  en cuenta a los animales invisibilizados y trampeados ni por esas y ese tener en cuenta es por derecho, porque desde sus campos de concentración, esos Treblinkas emanan el peor veneno para matar cielos y mares y tierras.

    En muchas ciudades de España se organizan Alianzas climáticas, conformadas por grupos sociales que organizan mediante asamblea los planes de protestas y proyectos a llevar a cabo para forzar a los ayuntamientos para que pongan en marcha planes para reducir la contaminación, en todo lugar del estado.

    Pero lo cierto es que no se puede pedir si no das.

    Si no se asume que el primer paso para salvar el planeta es tornarse vegano, no dando así el ad infinitum a la contaminación emanante de la ganadería intensiva o cualquiera otra, si se prefiere seguir comiendo el filete y la alita de pollo e ir de Juanas de Arco del Planeta y de Robin Hood por los bosques siendo unos pirómanos de todo desde los hogares, a la hora de la comida y la cena, esto es una grandísima ESTAFA en la que yo, en lo personal, no colaboraré. No con esta gente.

    No hasta que la declaración de Emergencia Climática en el apartado donde habla de los animales no los siga condenando a ser esclavos, pero "esclavos ecológicos". Ardo en ira al leer cosas así.

    Principalmente porque este movimiento nació con nombres como Vegan for the future; afuera de España el veganismo no se requisaba de las peticiones a los ayuntamientos y gobiernos, sino que era, es, el asunto medular. Greta Thumberg no habría firmado este texto que ya ha aprobado el Congreso español, hubiera vomitado al leer lo que se pide en tanto a los animales no humanos.

    España es distinta en todo, para mal.

    La Liberación animal seguirá luchando por la Tierra y todos sus organismos de vida, valles y océanos, firmamentos y todo lo vivo.

    Aunque hubiera estado bien que toda esta gente que ahora se preocupa -o finge hacerlo- por el futuro de la tierra no hubiera elegido el EGOÍSMO de decir sí a cambiar hábitos y a exigir ese cambio a todos con encono, pero el principal giro de 180º que realmente salvaría el planeta, una entrada masiva en el veganismo, no se quiere tomar en serio. Una pena.

    Si había un contexto en que los no humanos debían haber sido acogidos como máximos protagonistas a liberar y alejar de nuestras vidas para respetar de una vez INTEGRALMENTE la Tierra, era ahora, en este tiempo tan extremo.

    Pero no, eligieron el jamón serrano.  

    ocultar
    Yo, Emergencia Climática
    Pujar