19 d’octubre de 2019 19/10/19
Per Santiago Ríos
Con todos mis respetos - RSS

El P.P.J.P.

    Desde el siglo XIX, muchos han sido los partidos políticos que han nacido en nuestro país. Todo el arco ideológico con sus variantes y tendencias, ha sido cubierto y representado por unas siglas, más o menos afortunadas y con dispar éxito en las urnas.

    El PSOE, el más antiguo de los que aún pervive, con funcionamiento ininterrumpido hasta la actualidad, se fundó clandestinamente en una taberna de Madrid, “Casa Labra”, el 2 de mayo de 1879, en torno a un nutrido grupo de intelectuales de la época y de obreros, fundamentalmente tipógrafos, encabezados por el histórico Pablo Iglesias.

    Fue el segundo partido socialista y obrero que se fundó en el mundo, tras el Partido Socialdemócrata Alemán, el SPD y consiguió su primera representación parlamentaria, el 8 de mayo de 1910.

    El Partido Comunista de España, PCE, partido político marxista español, se fundó el 14 de noviembre de 1921, a causa de una escisión del PSOE formada por personas que eran disconformes con la socialdemocracia, con la intención inicial de agruparse en la III Internacional convocada por Lenin.

    Desde 1986 forma parte de Izquierda Unida, tras su unión con el Partido Comunista Obrero Español, PCOE.

    El Partido Popular, PP, es un partido político conservador de España, fundado en 1989 aunque en sus estatutos se define como de centro reformista, que cuenta con el mayor número de afiliados del país. Más de 800.000, según sus estimaciones.

    Este partido es producto de la unión de otros tres. Alianza Popular, Partido Demócrata Popular y Partido Liberal.

    PSOE, PP y IU, son los tres partidos, a nivel nacional que contribuyen actualmente al gobierno de nuestra nación, junto con otros de ámbito nacionalista, asentados principalmente en comunidades autónomas.

    En las pasadas elecciones generales de 2008, con una participación de 25.514.671 votantes, el 75’32% y una abstención de 8.360.597, el 24’68%, se llevaron el mayor número de votos el PSOE con 11.064.524, el 43,64% y el PP con 10.169.973, el 40,11%.

    Si suman comprobarán que el censo electoral, para aquella consulta, rondaba los 34 millones de ciudadanos, en una población de más de 45 millones de españoles, por lo que es de esperar que para las elecciones de 2012, se produzca un incremento del censo, según las previsiones del Instituto Nacional de Estadística (INE).

    Llevamos unas semanas de conversaciones y debates, sobre la cacareada reforma de las pensiones, en los que de una manera provocativa por todos los sectores, el gobierno, oposición y sindicatos, no llegan a un acuerdo definitivo, sordos e indiferentes a la opinión de los afectados, los pensionistas.

    El Congreso avala a J.L. Rodríguez Zapatero, para elevar la jubilación a los 67 años, debido al pacto entre PSOE y CiU, al que se sumaron PNV y Coalición Canaria. El PP se abstuvo, aunque su portavoz Tomás Burgo manifestó que “el ejecutivo debe atender las recomendaciones y no hacer una reforma desde la arrogancia y con medidas milagro sin acuerdo”.

    Gaspar Llamazares, portavoz de Izquierda Unida, considero que estuvo acertado en señalar que “el día de hoy es triste, porque las recomendaciones que se aprueban en el Congreso, son las que dictan los mercados y el sistema capitalista”.

    Los sindicatos siguen presionando para que no se exijan más años de cotización, para que se permita la jubilación, aunque la llamada “fórmula del 102”, (67 años de edad y 35 de cotización ó 65 de edad y 37 de cotización) porque en ambos casos suman 102, parece que vaya a ser inamovible para el Gobierno.

    UGT manifiesta que se está poniendo todo el esfuerzo para alcanzar un acuerdo social, aunque ven que los avances realizados son insuficientes. CCOO están al acecho de tomar una decisión al respecto, a la espera de que el Gobierno descubra sus cartas.

    De repente y sin saber fehacientemente como, aunque nos lo imaginamos, el pasado jueves 27, Gobierno, patronal y sindicatos, alcanzan un acuerdo global para proceder a la reforma del sistema de pensiones y jubilación.

    A ese recorte pactado o llámenle ustedes como quieran, se sumó el PP. ¡Faltaría más!

    Ahora que el Presidente parece respirar, tras este apoyo sindical, patronal y del partido más importante de la oposición, solo le queda enviar el proyecto a las Cortes, con la maquiavélica intención de que en junio esté aprobada la ley.

    Hasta aquí, la exposición de los partidos y la comedia de una supuesta negociación que ya se sabía de antemano que iba a terminar de un modo mercantil, como se están resolviendo últimamente en este país, los conflictos laborales y en defensa de derechos históricamente adquiridos.

    Qué lejos están estas actuaciones, de la otra defensa de derechos que promulgaban estos mismos partidos, no ya solo en los años de su fundación, sino en los infundiosos panfletos electoralistas de hace tan solo 3 años, en los que malintencionadamente nos prometían el oro y el moro.

    Volviendo otra vez al INE, según los últimos datos publicados, hay 18.408.200 personas ocupadas y 4.696.600 (aquí no están incluidos los que están de cursillos) en el paro.

    Se estima, según los medios de comunicación, porque en la página del INE no aparece que la cifra de pensionistas y jubilados supera los 8.600.000.

    Un porcentaje muy elevado de estas personas, paradas, jubiladas y pensionistas, con toda seguridad, votaron en el 2008 al PSOE y al PP.

    ¿Qué ocurriría, si en España se fundara un Partido de Parados, Jubilados y Pensionistas, cuyas siglas podían ser P.P.J.P. y concurriera a las próximas Generales?

    Si sumamos de cabeza, nos salen 13.700.000 votos, muchos de los cuales vendrían de los dos partidos mayoritarios, con lo que cambiaría el sistema de gobierno de este país y todo ello sin contar los que se podrían captar de los 8 millones que no fueron a votar, por desengaño con el sistema político actual, concebido como una oligarquía de partidos, donde el que abre la boca no sale en la foto.

    ¿Se están dando cuenta nuestros gobernantes, de todos los signos e ideologías, sin excepción, de que están pisoteando la dignidad de sus votantes, estafando su presente y arruinando su futuro? ¿Han llegado a percibir en algún instante, los unos y los otros, de la pantomima de la negociación que ellos son los únicos causantes, con sus concesiones a propios y extraños, de la esperpéntica situación actual?

    Solo un pequeño detalle. Quizá hayan olvidado que ellos también pueden ser pensionistas y que un día, no muy lejano, pueden estar en las listas del INEM.

    ¡Se explican ahora el porqué de sus elevadas pensiones, con tan poco historial laboral!

    Sinvergüenzas, pícaros, bribones, tunantes, descarados, desaprensivos, granujas, frescos, desvergonzados, desfachatados, crápulas, pusilánimes,… Dejo al antojo de los lectores, tomen el sinónimo que consideren que mejor les identifica.

    No caigan en los insultos de tipo familiar que no merecen que se les equipare con gente honrada.

     10 comentaris
    Llenyador
    Llenyador
    12/02/2011 07:02
    A Trotamundos, saludos.

    Sinceramente me acuso de no haber leído nunca a Benito Mussolini. Malo es ello para quién como ami, me gusta "un poco solamente": para ir por casa nada más. Mussolini en su juventud fue un "convencido socialista". Ya después de la 1ª Guerra Europea, fue remodelando su pensamiento.En fín, de ahí que le naciera la idea del "fascismo", supongo. Hombre de gran capacidad cerebral. Asesinado por los partisanos comunistas combatientes de la 2º Guerra Europea. Los americanos extrajeran su cerebro y trasladado a Norteamerica para examinarlo. Siendo devuelto posteriormente a su tumba en Italia . Quedan emblematicas obras en Italia, autopistas, secado de las lagunas pontinas, estadios deportivos.etc. Y algo muy importante el Tratado de Letrán, que propicio el nacimiento del Estado Vaticano, en ello tuvo mucha importancia un cardenal Español. Se cuenta que en la visita a Italia de Alfonso XIII con D, Miguel Primo de Rivera, instó al general español a colocarse delante del rey, lo cual no acepto

    ocultar
    El P.P.J.P.
    Pujar