21 d’octubre de 2019 21/10/19
Per Eduardo Paradís
Moncofa próxima - RSS

No a la corrupción

    Como ciudadano y vecino de Moncofa no me cansaré de denunciar todos los posibles casos de corrupción o de beneficio personal que existan. De igual manera, como político y persona que soy, me puedo sentir molesto e indignado con los políticos o empresarios que se han beneficiado ilícitamente o aun siguen haciéndolo, vengan de donde vengan.

    Desde el grupo al que represento en Moncofa siempre nos hemos caracterizado por luchar contra la corrupción. Lamentablemente en nuestra localidad hemos tenido que sufrir grandes especuladores apoyados, en cierta manera, por un exalcalde socialista, hoy imputado en la fiscalía anticorrupción y que aun es reelegido por los suyos, hace escasos meses, secretario local del PSOE de Moncofa.

    Ahora vemos nuevos casos de corrupción, o de posibles ilegalidades dentro de nuestro partido a niveles superiores, y como no podía ser de otra manera sólo podemos decir, ¡quien la haga, que lo juzguen, y que la pague!

    Lo que para otros partidos locales resulta una novedad, para el actual PP local ha sido el día a día de nuestras vidas cotidianas, y aun lo sigue siendo. Yo mismo he dado el paso de entrar en política desde las agrupaciones de propietarios, que defendíamos los intereses de los vecinos y pensábamos que existían otras formas de gobernar. Otro compañero de filas llegó a la política a través de otra asociación vecinal que defendía los intereses de los ciudadanos contra una grave revaloración catastral que no hacía más que cubrir las deudas y el despilfarro generado en la localidad.

    El denunciar la corrupción o el no tener pelos en la lengua sobre este tema no nos es nada novedoso. Como decía antes ¡quien la haga, que lo juzguen, y que la pague! Debemos de plantearnos la posibilidad de que hay algunos políticos que han querido beneficiarse mucho más allá de sus sueldos; pero también debemos plantearnos la posibilidad de que existen políticos que realmente tienen vocación y trabajan por servir al pueblo.

    Debemos decir BASTA YA a la manipulación, corrupción, o tratos de favor. Debemos decir BASTA YA a los apoyos e intentos de ocultar la realidad. Debemos decir BASTA YA a que no se sepa la verdad como ocurre con al auditoria del ayuntamiento de Moncofa.

    Como político se que continuaré hablando claro, diciendo la verdad, denunciando las irregularidades, pero sobretodo, trabajando por mi pueblo desde la rectitud y la honradez.

    Espero que estas reflexiones sirvan para dos cosas; la primera, para saber de dónde venimos, y la segunda para intentar clarificar a donde vamos o como mínimo, a donde queremos dirigirnos.

    ocultar
    No a la corrupción
    Pujar