14 de novembre de 2019 14/11/19
Per Jesús Montesinos
La Nube - RSS

El BLOG de una PYME: ¿Quién se ha quedado mi caja?

    Los del polígono teníamos antes una fe en la caja. Toda la vida acudiendo a la misma sucursal de Bancaja, luego aprendimos con ventaja a hacer las operaciones por internet y hasta algunos se aventuraron a mayores riesgos porque el interventor era primo de un socio. Yo tengo allí tres hipotecas, el circulante de la empresa y hasta mantengo de tiempos una línea de descuento. Pero ya me han dicho que este año se acaba. Cierran la sucursal y que si quiero algo que hable con un señor de Madrid.

    Claro, en el polígono estamos todos temblando porque se nos acaba el chollo. ¿Qué han hecho con nuestra caja? Y como los ánimos están soliviantados porque las pensiones no han tenido en cuenta a los autónomos, lo de las cajas es ya la puntilla. Uno quería ir hoy mismo a sacar el dinero de la cuenta, hasta que se ha dado cuenta que no tiene un duro: solo deudas. Y otro que tiene unos dineros al 4,75 % no se atreve por si no encuentra ese interés en otro sitio. Pero estamos todos acojonados.

    Yo he conseguido que me dejen una cuenta al descubierto porque no me llega para pagar los plazos de la máquina. Y mi hijo anda tonteando con un par de letras de la hipoteca. Aunque suenan las señales de alarma no le meten mano y le quitan el piso. Creo que están a reventar de solares y viviendas de grandes constructoras. Solares y casas que no valen ni la mitad que les prestaron a los promotores.

    Y en plena calentura aparece el agorero de siempre. Como ya está jubilado y trabaja bajo mano le importan una leche las pensiones, la caja y las hipotecas. No existe y se la sudan Zapatero, Rajoy y hasta el director de la sucursal. Y nos echa a la cara que la caja nos la hemos cargado entre todos, empezando por ellos mismos y sus accionistas principales: la Generalitat y los ayuntamientos. Tanto tirar todos de la cuerda que al final se ha roto. Esta caja y todas las demás de España. Dice el personaje que hemos pedido más dinero del que podíamos pagar, hemos comprado casas que nunca venderemos y hemos hecho carreteras y edificios que nunca podrán amortizarse. Y claro: eso se lo aguantará su madre. Si la caja es la nuestra está para echarnos una mano en nuestros negocios. ¡Faltaría mas! Por eso todos hemos estado encantados con los sueldos que se han puesto todos los mandones. Cada uno ha sacado lo que ha podido. Nosotros créditos e hipotecas, otros solares, los políticos grandes obras y los directivos buen sueldo. Para estaba la caja.

    ¿Pero dónde se ha metido todo el dinero que había? El impresentable dice que se lo debemos a los chinos, pero yo solo se que no lo tengo. Bueno…tengo los tres pisos, la máquina de la fábrica y el BMW que me compré el año pasado. Bueno…lo tengo a medias, porque la otra mitad es de la caja. Y ahora esos de Madrid no se si me lo quitarán todo. Con lo bien que vivíamos de prestado……

    ocultar
    El BLOG de una PYME: ¿Quién se ha quedado mi caja?
    Pujar