10 de desembre de 2019 10/12/19
Per Jesús Montesinos
La Nube - RSS

El BLOG de una PYME: ¿Los gobiernos también innovan?

    Para mañana lunes me espera un largo debate en el bar del polígono sobre la innovación. A fuerza de pasarles fotocopias he conseguido que algunos valoren que eso de la innovación, amén de un discurso de mi hijo el economista, puede servir para ganar unas pelas. Pero no lo tienen muy claro, porque al final me preguntan: ¿Si eso de la innovación es bueno por qué no lo hace el Gobierno? ¿O el ayuntamiento? ¿O la Generalitat? Y la verdad es que me he quedado de piedra.

    Venga y dale al discurso de la innovación, de la nueva gestión, de la internacionalización y mil cursos de formación, pero luego resulta que la administración de cualquier tipo y color funciona igual que cuando Larra. Hay ordenadores y algunos funcionarios le ponen buena voluntad, pero abrir un negocio cuesta tantos papeles como cuando mi abuelo abrió la lechería. ¿No hay innovación en el ayuntamiento?

    En mi micropyme hemos conseguido pasarle un pedido al proveedor sin pasar un papel. Todo por internet. Pero como se te ocurra ir a una oficina oficial tienes que ir con pluma de ave y tintero para firmar. Y si te llega algo de Hacienda o de Justicia más vale que vayas preparado de tiempo porque te puedes morir. ¿Estos no hacen la innovación? Mi tiempo como empresario vale mucho. Nadie aprieta los tornillos por mi. ¿Por qué tengo que perder horas para un trámite que tiene un precio en horas?

    No hay explicación. Ahí tienen a ministros y políticos de todo tipo hablando de las ventajas de la productividad y resulta que ellos y sus funcionarios son los menos productivos. ¿En los presupuestos están contabilizadas las horas perdidas por la falta de productividad? No consta. Hasta cinco administraciones (local, provincial, autonómica, central y europea) superponen sus funciones sin que nadie haga algo por innovar en la gestión. Es cuestión electoral. Si ellos no demuestran la eficacia de racionalizar la gestión, ¿por qué tenemos que hacerlo los del polígono? Así que nadie se cree el discurso.

    Hasta para explicar las ventajas de la innovación montan un caos. Hasta cinco cursos distintos sobre el tema he registrado en mi ciudad coincidiendo en día y hora. Al final somos cuatro en cada curso. Y además en horas de trabajo. ¿Qué coño me hablan de innovación? Será por lo que me sacan cada vez que hay que hablar del tema. No se lo cree ni el director de la sucursal de la caja: “¿Innovación? ¡Déjate de tonterías!

    ocultar
    El BLOG de una PYME: ¿Los gobiernos también innovan?
    Pujar