20 d’octubre de 2019 20/10/19
Per José Luis Ramos
Desde el Templat - RSS

Surf: en la playa del Arenal de Borriana

    FOTOS
    Surf: en la playa del Arenal de Borriana- (foto 1)

    En la playa del Arenal de Borriana, durante mi infancia y juventud, disfrute de los baños veraniegos, con los amigos. Se trata de una playa de arena, surgida al norte del puerto, como consecuencia de la acumulación de arena, que se produce al norte de los puertos mediterráneos, por lo menos en el litoral español. Igual hace ya 45 años que no me he bañado en ella. En esos 45 años, pocas veces recuerdo haber visitado los merenderos. Es por ello que en una reciente visita, me llama la atención alguno de los cambios sufridos. No me refiero a que ya nada queda de aquella playa de los 60, de “les casetes de la platja”, que pasábamos en ellas, hasta la “festa de Sant Roc”. Tampoco a los cambios físicos, sino al uso de la playa para la práctica deportiva.

    Hoy la playa cuenta con un buen paseo marítimo que permite pasear cualquier día del año que no haya tormentas. Pero no es esa transformación física, lo que más me ha llamado la atención, de las novedades apreciadas en la playa del Arenal. Lo más destacable, desde mi punto de vista, ha sido ver que la práctica del Surf es un hecho arraigado. Prueba de ello es que cuentan con su propio Club (El Club de Surf de Burriana), ubicado en la misma playa del Arenal. Por lo que he visto, el Club es capaz de desarrollar, cursos y actividades diarias de surf. Así como de organizar una limpieza de la playa mediante voluntarios. Y lo que es más sorprendente, del próximo 10 al 12 de octubre celebran la octava edición del “Quasimoto Surf's up Invitational Burrifornia”, en la que cuentan con más de 300 inscritos, para participar. En ese evento, desarrollan actividades tan variadas, como cine, gastronomía, talleres, conciertos, exposiciones, etc. Además, son capaces de traer a destacados surferos de prestigio internacional, para que realicen exhibiciones.

    Me llama la atención, el arraigo del surf en la playa de Burriana. Pues, aunque se tenga constancia que el surf se practica desde hace más de V siglos, en lugares tan lejanos como la Polinesia, y qué desde entonces no ha hecho más que extenderse por todo el mundo, a España no llega hasta los años 60. Al Mediterráneo, en los 70 por medio de la ciudad de Málaga. El caso es que, en lo que llevamos de siglo XXI, el surf no ha hecho más que incrementar su popularidad, hasta el punto que ha sido incluido en el programa de los Juegos Olímpicos, a partir de Tokio de 2020. Por lo que en los próximos meses de julio y agosto de 2020, en la playa de Tsurigasaki, ubicada en la localidad de Ichinomiya, situada a sudeste de Tokio, se disputaran dos competiciones diferentes, la correspondientes a la prueba femenina y la masculina.

    Así las cosas, podemos pesar que Burriana ha sabido vincularse a la tendencia internacional a incrementar la práctica de surf. Y, lo que es más importante, ha sabido conectar a los surferos con su playa. Aunque creo qué siendo más precisos, habría que decir, “algunas personas, han sabido y hecho posible, que la playa del Arenal sea un espacio para la práctica del surf, más allá de los surferos locales”. Aun en el supuesto que reciban ayudas institucionales, para mí el mérito siempre pertenece a las personas que tienen la idea y con su tiempo la gestionan y la hacen posible. He tenido la curiosidad de conocerlos, por lo que he intentado localizarlos en la red. Aunque supongo que tienen que ser varias personas, solo he podido localizar, como alma destacada, del Club de Surf de Burriana, una persona con nombre muy poco común (Pepe Birra) y de aspecto y vestimenta muy poco convencional, lo que nos trasmite que se trata de una persona con personalidad propia. Por experiencia, sé que ser capaz de cambiar costumbres sociales y que se asuman nuevas formas de vida, aunque se trate de una práctica deportiva como el surf, solo está al alcance de personas poco convencionales. Hay que tener una fuerte personalidad para ser capaz de vivir a contra corriente. Liderar y protagonizar cambios sociales, aunque solo sea en el ámbito del ocio o deportivo, solo está al alcance de personas con profundas y fuertes convicciones capaces de no sentir presión por formar parte de una minoría. En fin, me alegra mucho saber que en Borriana hay jóvenes capaces de modificar las costumbres locales, incorporando la población a la práctica de un deporte como el surf, que se adapta a su territorio. Es decir, a su playa.

    Resulta ilusionante, el arraigo del surf en Borriana, porque se trata de una práctica deportiva de contacto directo con la naturaleza. Además, la energía que proporcionan las olas, que facilita la práctica del surf, es una fuente de energía infinita, por consiguiente, sostenible. Lo que no se puede decir de otras actividades deportivas, practicadas en el mar, mediante vehículos motorizados, que necesitan consumir energía, como la gasolina, cuyos recursos son limitados, por ello, su práctica incrementa la insostenibilidad de nuestro actual modo de vida.

    Explicar los beneficios personales por la práctica del surf, lo dejo para los expertos. Creo que los miembros del Club de Surf de Burriana, que han hecho posible que la playa del Arenal se convierta en una referencia para la práctica de surf, merecen ser felicitados y ser ayudados por la ciudad. Ya me gustaría a mí, que los responsables de gestionar la situación urbanística del Arenal, hubieran sabido encontrar la solución para que los terrenos del Arenal pasen a tener las funciones previstas en el planeamiento, y así ofrecer una rentabilidad a la ciudad, como han sabidos hacer los surferos de Borriana con la playa.

    PD. La fotografía la hice en el 70 en la playa del Arenal a los amigos de la pandilla.

     

    ocultar
    Surf: en la playa del Arenal de Borriana
    Pujar