19 d’agost de 2019 19/8/19
Per Miguel Bataller
Columna de Michel - RSS

¿Puede ser el causante de un problema la solución más idónea del mismo?

De una manera más gráfica y comprensible, les preguntaría a mis amigos y lectores, si consideran que un pirómano puede figurar lógicamente en el Cuerpo de Bomberos.

Pues bien, viene al caso, porque en mi opinión todo el incendió que está consumiendo de una manera tan evidente la vida política española que nos está llevando a una situación de ingobernabilidad incuestionable, tiene por artífice al “pirómano” Pedro Sánchez, que de una manera increíble se ofrece como “el único bombero capacitado” para apagar el incendio que el mismo inició y ha seguido atizando durante mucho tiempo, sin darse cuenta que se le escapaba de sus manos y acabaría por no poder sofocarlo.

Lamentablemente siete millones de españoles, le consideraron el más adecuado para apagar las llamas que el mismo había prendido, pero bastantes más millones, han sabido detectar después, que no era la persona adecuada para apagarlo.

Hace apenas ocho años, el anterior “pirómano socialista” que fue Zapatero, tuvo que salir a escape en plena vorágine destructiva del sistema económico y financiero español y sus propios compañeros de Partido le forzaron a dimitir como Presidente del Gobierno y tomo las riendas Rubalcaba, que convocando unas elecciones generales  le garantizaron la mayoría absoluta al partido de la Oposición (entonces el PP) fruto del desgobierno y caos económico y de autodestrucción de la unidad nacional llevada a cabo por aquel funesto personaje de tan triste recuerdo, pero que curiosamente fue el “precursor” de Pedro Sánchez, empeñado ahora en mejorar la imagen de Zapatero destruyendo la suya propia.

Es decir, siempre vendrá después de un mal gobernante socialista   , alguien que le superará en el aspecto negativo.

Nuestro Presidente en Funciones, es inasequible al desaliento y se empeña en repetir todas las veces que sean necesarias sus intentos de investidura, sin querer aceptar lo evidente.

No le quiere nadie, ni sus adversarios (que no enemigos) hartos de escucharle mil mentiras y contradicciones que le niegan la mínima autoridad moral para regir los destinos del  Estado Español, ni sus supuestos “amigos” que le apoyaron en la Moción de Censura movidos por intereses personales o partidistas del momento, basados en promesas de imposible cumplimiento, que ahora se vuelven contra él y delatan su personalidad ególatra y carente del sentido de la realidad en cada momento.

¿HASTA CUANDO VA A DURAR ESTE “MANTELLA Y NO ENMENDALLA” QUE DICEN LOS GALLEGOS?

¿Cuántos fracasos más de investidura necesita acumular este señor, para entender que nadie le quiere ni respeta?

No veo dentro del PSOE actual a ningún político con la autoridad moral necesaria, para enfrentarse en los órganos de dirección del partido, porque ya se ha encargado Pedro Sánchez de llenarlos de fieles y adictos seguidores de un “sanchismo” que puede acabar fulminando al PARTIDO SOCIALISTA OBRERO ESPAÑOL, como acabaron fulminados el francés, el italiano y el griego recientemente.

Tenemos ya a la vuelta de la esquina, otra PROFUNDA CRISIS ECONÓMICA, sin que quieran enterarse y él se queja de la falta de apoyos, de esos apoyos que le negó mil veces con su “No es No ¿qué parte del NO, no entiende Sr.Rajoy?

Su único servicio positivo a España, pasaría por su dimisión y la elección de otro candidato socialista, pero eso no lo verán nuestros ojos.

Tanto él como cómo sus eventuales compañeros de viaje, prefieren “morir matando” y ese enseñamiento personal entre Sánchez e Iglesias, va a acabar con los dos e incluso va a debilitar mucho a sus partidos.

 Imagino que cada uno de ellos piensa ese refrán tan español, que reza:

“¡Yo tuerto, pero tú ciego! “

Acabaran los dos ciegos y España desangrándose.

Allá ellos.

¡Quien por su culpa muera (hasta políticamente) nadie le llore!

Hasta la semana que viene amigos.

ocultar
¿Puede ser el causante de un problema la solución más idónea del mismo?
Pujar