24 de noviembre de 2020 24/11/20

Aumenta el número de adultos que quieren ser bautizados

Aumenta el número de adultos que quieren ser bautizados - (foto 1)
  • El próximo domingo se bautizan dos miembros de una familia cubana e inician la catequesis preparatoria una decena de adultos de varias nacionalidades

  • Ante la creciente demanda la Diócesis ha puesto en marcha un servicio específico de atención al catecumenado bautismal de adultos

La Concatedral de San Nicolás de Alicante acoge el próximo domingo, 9 de enero, fiesta litúrgica del Bautismo del Señor, una ceremonia muy especial, presidida por el Obispo Diocesano Monseñor Rafael Palmero. Será a las 13:00 horas y en ella se procederá al bautismo de dos miembros de una familia cubana, padre e hijo. Por otra parte será el momento en el que inicien el proceso de preparación al bautismo una decena de adultos de diferentes nacionalidades -Ecuador, Argentina, Bolivia, Cuba…- además de dos españoles. Todos ellos se inscribirán en el nuevo libro diocesano de los admitidos para recibir los “Sacramentos de la Iniciación Cristiana”.

Además, estarán arropados por otros adultos recién bautizados en la Diócesis procedentes de Hungría, Guinea Bissau, Nigeria o Croacia, entre otros países.

De este modo, con esta ceremonia, se pone en marcha de forma institucional el servicio diocesano para el llamado Catecumenado Bautismal de Adultos, un itinerario catequético para los adultos no bautizados, que desean recibir los Sacramentos del Bautismo, la Confirmación y la Eucaristía, e incorporarse a la Iglesia.

Esta situación se ha visto propiciada en gran parte, por la creciente demanda que se ha venido dando en diversas parroquias alicantinas, como Nuestra Señora de los Ángeles, Santa Teresa, La Misericordia, La Redención y San Pedro, con una numerosa población extranjera.

“Son personas que se dirigen a las parroquias con la inquietud de formarse en la fe católica y recibir el bautismo. El proceso preparatorio suele durar unos dos años pero depende de cada caso ya que en la mayoría son inmigrantes de diferentes culturas, edades y formas de ver y entender la sociedad” explica Ginés Pardo, responsable del servicio de atención al Catecumenado Bautismal de Adultos de la Diócesis de Orihuela-Alicante.

Se da así, desde la Diócesis, respuesta “a la nueva situación que la presencia de tantas personas inmigrantes, algunas de ellas ya en proceso catecumenal en sus diócesis de origen, va creando” según afirma Pardo. “Pese a que ya era relativamente frecuente el bautismo de adultos en nuestra Iglesia con esta nueva realidad se pone en marcha e institucionaliza este servicio para atender el proceso de preparación al bautismo de todos aquellos que lo deseen, normalizando así y facilitando el camino hacia la comunión eclesial” añade.

Subir