7 de julio de 2020 7/7/20

Alicante reclama al Gobierno que asuma el déficit del transporte público generado durante el estado de Alarma

Alicante reclama al Gobierno que asuma el déficit del transporte público generado durante el estado de Alarma - (foto 1)
  • El pleno reclama un fondo estatal que ayude a paliar el déficit en el transporte público que en Alicante puede alcanzar los 10 millones de euros

El pleno del Ayuntamiento de Alicante ha aprobado por unanimidad una declaración institucional mediante la que solicitan al Gobierno de España que se haga cargo del déficit del transporte público de Alicante generado por el aumento de los gastos y la caída de ingresos durante el estado de Alarma en el que se ha limitado la movilidad, en el sentido de la aprobada por la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP). En la declaración, propuesta por los grupos Populares y Ciudadanos, se advierte que el déficit del transporte público en Alicante durante la pandemia puede alcanzar los 10 millones de euros y que si no se recibe apoyo del Gobierno puede afectar a los recursos necesarios para las ayudas a las familias vulnerables o las que necesitan autónomos y pymes para la recuperación económica de la ciudad.

Es por ello que "resulta sorprendente -señalan- que los 800 millones de euros de compensación anunciados por el ministro de Transportes y Movilidad, José Luis Ábalos no solo vayan a servicios autonómicos, como se ha anunciado, sino que se atienda también los déficit que ha ocasionado a ayuntamientos como el del Alicante que ha tenido que hacer un esfuerzo especial para garantizar las necesidades de movilidad de los vecinos durante el confinamiento para facilitar el acceso a los centro sanitarios y de los servicios básicos.

El papel de las ciudades será fundamental en la fase de nueva normalidad y las estrategias de movilidad y el transporte público se enfrentan a dos importantes retos, dar confianza a los ciudadanos para el uso del transporte y ofrecer seguridad en su uso, por ello, el Ayuntamiento de Alicante ha tomado la decisión de dotar a todos los autobuses urbanos con dispensadores de gel hidroalcohólico para higienización de manos, coincidiendo con la entrada en vigor de la Fase II de la desescalada, medida que se suma a las ya adoptadas con la entrada en la Fase I cuando se instalaron mamparas de protección para todos los conductores y se incorporó el pago digital para evitar el cobro en metálico y garantizar la seguridad de conductores y usuarios.

Además se subraya que "estas medidas no salen gratis, según las últimas estimaciones, de aquí a finales de año Alicante tendrá un déficit en el transporte público de unos diez millones de euros, y ante esta situación necesitamos urgentemente ayuda del Gobierno para mantener este servicio esencial para el funcionamiento de la ciudad y de extraordinaria utilidad para la ciudadanía".

"Difícilmente podremos prestar este servicio si no obtenemos ningún tipo de ayuda, ya que, en ese caso, nos veríamos obligados a realizar recortes o detraer este dinero de otras partidas, lo que iría en detrimento de necesidades básicas que estamos atendiendo, como las ayudas a familias vulnerables o las destinadas a la recuperación económica del pequeño y mediano comercio y los autónomos", apuntan en la declaración institucional.

Es por ello que "necesitamos un fondo para compensar las pérdidas sufridas por el transporte de este municipio, con el objeto de seguir prestando este servicio en condiciones óptimas y sin que se genere un déficit excesivo en las arcas unicipales que interfiera en la posibilidad de ofrecer a los ciudadanos el servicio que se merecen", señalan.

La declaración institucional recuerda que la crisis sanitaria está cambiando las pautas de movilidad y forma de desplazarse de la población, el uso del vehículo privado está aumentando debido a las propias recomendaciones del Ministerio de Transportes y Movilidad, que en relación con los desplazamientos al lugar de trabajo sugiere que se prioricen las opciones de movilidad que mejor garanticen la distancia interpersonal y para ello recomiendan viajar en transporte individual.

Y que por ello, en estos momentos, "los Ayuntamientos tenemos que ser capaces de ofrecer alternativas sostenibles para que los desplazamientos sean ágiles y seguros y de este modo racionalizar el uso del vehículo privado en la nueva era post-covid. En este sentido, para lograr este objetivo el transporte público juega un papel esencial", añaden en la moción.

Subir