15 de agosto de 2020 15/8/20

El alcalde pone en marcha el proyecto Alicante 'Ciudad 30'

El alcalde pone en marcha el proyecto Alicante 'Ciudad 30' - (foto 1)
  • Con esta medida se consigue “dar un paso más para calmar el tráfico, fomentar la movilidad peatonal y adaptar la ciudad a las personas"

MÁS FOTOS
El alcalde pone en marcha el proyecto Alicante 'Ciudad 30' - (foto 2)
El alcalde pone en marcha el proyecto Alicante 'Ciudad 30' - (foto 3)

El alcalde, Luis Barcala, y la vicealcaldesa de Alicante, Mari Carmen Sánchez, junto con el concejal de Tráfico, José Ramón González, han puesto hoy la primera señal que convierte Alicante en ‘Ciudad 30’, limitando la velocidad máxima de los vehículos en las calles de un único carril por sentido a 30 kilómetros por hora para conseguir tener una movilidad urbana más sostenible y segura, calmando al tráfico y priorizando al peatón.

En el acto, que ha tenido lugar en el acceso de la avenida de la avenida Juan Bautista Lafora, el primer edil ha explicado que “pretendemos que Alicante sea un referente a nivel de sostenibilidad y movilidad, por ello es necesario apostar por un claro cambio de modelo de ciudad que todos queremos tener, esta es la apuesta del equipo de Gobierno con una movilidad más racional y sostenible, con decisiones que pongan a los ciudadanos en primer término y por delante de los vehículos, priorizando modos de transporte sostenibles para convertir los barrios y calles en lugares más habitables y amables”.

El alcalde ha señalado que “limitando la velocidad de los vehículos a 30 kilómetros por hora en el 80 por ciento de los viarios de la ciudad, no sólo se incrementa la seguridad vial, sino que también disminuye la contaminación acústica y atmosférica, por lo que se mejora la calidad de vida, se fomenta el comercio y aumenta la convivencia y la interrelación de conductores, ciclistas y peatones”.

“Que esa imagen que tenga el que viene de fuera sea el de una ciudad que se comparten los espacios entre los peatones, los que utilizan vehículos sostenibles como los patinetes o bicicletas e incluso para el tráfico rodado, nos tenemos que acostumbrar a compatibilizar todos los modos de transporte y de movilidad en una ciudad en la que se vive en la calle “, aseveró el primer edil.

Por ello Barcala ha decidido poner en marcha esta medida con la que también se consigue “dar un paso más para calmar el tráfico, fomentar la movilidad peatonal y adaptar la ciudad a las personas, limitando el uso del vehículo particular y fomentando los desplazamientos a pie, el uso de las bicicletas y del transporte urbano sobre el vehículo privado, logrando tener un Alicante mejor”.

Así, hoy Barcala también ha incidido en todas las medidas que se han puesto en marcha en esta legislatura y explicando que el PMUS “es un documento vivo y flexible que desde que se redactó se va adaptando, de un día para otro no se pueda cambiar todo, y también es obvio el esfuerzo que se está haciendo para dar un salto ya que se han implementado muchas medidas. Estamos debatiendo sobre peatonalización, acabamos de implantar la limitación a 30 kilómetros por hora en el 80% de las vías de Alicante, tenemos una ordenanza de patinetes, hemos incrementado el carril bici, se acaban de adjudicar las obras para la entrada sur de Alicante donde una de las cuestiones pendientes era conectar con urbanova por medio de carril bici y peatonal, nunca se ha hecho tanto en tan poco tiempo y hemos demostrado que hay una vocación por realizar una mejora integral de la movilidad en Alicante”.

La vicealcaldesa de Alicante, Mari Carmen Sánchez, ha puesto en valor la medida y destacado que “uno de los retos que tenemos en el post COVID-19 es el de la movilidad y la apuesta de modelo Alicante 'Ciudad 30', es la imagen que se llevan de nuestra ciudad las personas que vienen a visitarnos, y una oportunidad de crecimiento”.

En este sentido la vicealcaldesa recalcó que “la voluntad del equipo de Gobierno es seguir avanzando hacia el modelo europeo que en tantos países ya tienen implantados, apostar por mejorar las conexiones para los vehículos eléctricos, la peatonalización de Alicante, restringir el impacto medioambiental de tráfico, es ir avanzando hacia el siglo XXI a la imagen sostenible, avanzando también en innovación con también un turismo seguro, y seguir apostando desde la administración municipal del Ayuntamiento de Alicante en esa innovación en movilidad, imagen y el proyecto de ciudad que queremos”.

Alicante es un ciudad cómoda y accesible para desplazarse andando sin necesidad de utilizar el vehículo de un lugar a otro, y los datos del Plan de Movilidad Urbana Sostenible de Alicante (PMUS), reflejan que el 41,6% de los desplazamientos se realizan diariamente a pie.

El alcalde ha incidido en la necesidad de “incrementar la calidad de vida de los habitantes de la ciudad y de sus visitantes, y con la implantación de 'Ciudad 30' en Alicante se va a conseguir beneficios en el ámbito del medio ambiente, la reducción de la emisión de gases nocivos y disminución del nivel de ruido, con beneficios para la salud pública. En el ámbito de la seguridad vial, disminuir el riesgo de lesiones graves en los accidentes, facilitar una mejor y más tranquila conciliación con otro tipo de vehículos no contaminantes, como las bicicletas y los vehículos de movilidad personal, aparte de con los peatones”.

El área de Movilidad y Tráfico está adoptando medidas para hacer la ciudad más habitable, siendo los principales beneficios que se quieren conseguir los siguientes: hacer las calles más amables para el peatón, mejorando la eficiencia social del espacio urbano, facilitar la integración del tráfico ciclista en la calzada, reducir la necesidad de señales, menor mantenimiento y contaminación visual, favorecer la disuasión del uso del vehículo motorizado, facilitar la creación de zonas con prioridad peatonal y zonas de coexistencia, sin segregación entre aceras y calzada, reducción del número y gravedad de los accidentes, reducción de la contaminación acústica, atmosférica y el consumo de combustible fósil.

Desde el equipo de Gobierno el concejal de Movilidad ha subrayado que “uno de los principales objetivos en esta legislatura es apostar de forma decisiva y firme por implementar en la ciudad políticas activas y líneas estratégicas que sensibilicen a la población, cambien el modelo de ciudad, y respondan al desafío que plantea el desarrollo urbano, con la promoción de los modos de transporte no motorizados y, en definitiva, por la utilización de aquellos más eficientes desde una perspectiva energética y medioambiental”.

Además, el edil José Ramón González también ha defendido que “este es el inicio de lo que va a ser el futuro en relación al medio ambiente y la movilidad, creemos que es una medida muy importante para compartir la calzada con la bicicleta o los patinetes que próximamente tendrá la ordenanza en vigor y estarán en circulación en Alicante, para tener una ciudad más sostenible”.

“Se está estudiando la recarga de vehículos eléctricos con patrimonio para cerrar donde se van a situar, ya tenemos localizados de seis a ocho puntos, esta es una cuestión importante para nosotros y esperamos que este año se puedan poner en marcha”, concluyó el edil de Movilidad.

Para llevar a cabo esta intervención se siguen las recomendaciones de las distintas autoridades gubernamentales, como la Dirección General de Tráfico, la Federación Española de Municipios y Provincias o la Red de las Ciudades por la Bicicleta, a la que pertenece este Ayuntamiento, así como de la Mesa de la Bicicleta de la ciudad.

El ruido causado principalmente por el tráfico urbano afecta a la ciudad, así como el aumento de la contaminación atmosférica que reduce la calidad de la vida urbana. La seguridad en las vías urbanas e interurbanas es una de las principales preocupaciones. Según datos de la DGT los peatones son los más vulnerables, donde el 19% de los implicados en accidentes resultan heridos graves o muertos. Las ciudades son las que más padecen la contaminación y congestión, mala calidad del aire y exposición al ruido. Y, el transporte urbano es responsable de casi una cuarta parte de la emisiones de CO2 originadas por el transporte, y el 69% de los accidentes de circulación se producen en la ciudades.

Implantación con señales de la 'Ciudad 30'

La primera medida para dar conocimiento a la ciudadanía de la implantación de la 'Ciudad 30' es la de la instalación de quince carteles informativos. Estas señales de tráfico que hoy se ha comenzado a instalar van a informar a los conductores de la limitación de la velocidad en los principales accesos de Alicante.

Para la ubicación de esta cartelería informativa de 'Ciudad 30', se han tenido en cuenta abarcar la máxima área de influencia de vehículos posible, situarlos en en los principales puntos de acceso a la ciudad, por donde circulan los vehículos procedentes de los principales núcleos de población o áreas de influencia de Alicante, y de forma compatible con la seguridad vial.

Subir