1 de marzo de 2021 1/3/21

Valencia rehabilitará el Casino del Americano, un enclave de arquitectura indiana ubicado en Benicalap

Valencia rehabilitará el Casino del Americano, un enclave de arquitectura indiana ubicado en Benicalap - (foto 1)

    La Junta de Gobierno ha aprobado este viernes los 'Estudios previos, estudio histórico, estudio geotécnico y el proyecto básico de las obras de rehabilitación del Casino del Americano. Se trata de un proyecto de 4,5 millones de euros que permitirá recuperar y poner en uso una de las más importantes muestras de arquitectura indiana de la ciudad. El vicealcalde y portavoz municipal Sergi Campillo, ha informado sobre los asuntos abordados hoy por la Junta de Gobierno Local.

    Entre los asuntos más destacados, además del proyecto sobre el Casino de l’Americà, en la sesión de hoy se ha aprobado un proyecto para la habilitación de un huerto urbano gestionado por una entidad ciudadana en la plaza de la Botxa, el proyecto de ejecución de la obra del espacio público de uso lúdico deportivo Marítim, con financiación del programa EDUSI, y el proyecto de renovación de los sistemas de climatización e iluminación del Museo de la Ciudad, entre otros asuntos.

    En el caso del Casino de l’Americà, el estudio y el proyecto disponen de un presupuesto de poco más de 4,5 millones de euros, con el que se dará continuidad a los trabajos de recuperación que comenzaron durante el pasado mandato. Dichos trabajos consistieron, ha recordado el vicealcalde y portavoz, Sergi Campillo, en la limpieza del espacio y retirada de residuos plásticos y de otro tipo, una intervención para asegurar la estructura y un vallado para evitar la ocupación irregular del inmueble.

    Tal como ha manifestado el edil, «se trata de un edificio situado en uno de los núcleos patrimoniales de mayor importancia de la ciudad, próximo a la Alqueria del Moro y la Alquería de la Torre, en Benicalap, que tiene la particularidad de ser un destacado ejemplo de la llamada arquitectura indiana», es decir, fincas de recreo de españoles trasladados a Cuba, de donde regresaron años después con fortuna y riquezas.

    En el caso del Casino de l’Americà, el inmueble fue erigido en 1869 como construcción familiar de esparcimiento (de hecho, el término casino hace referencia a esa acepción de recreo y esparcimiento) por encargo de Joaquín Megía, militar de origen granadino, casado con la hija de una familia habanera que había hecho fortuna con el negocio de la caña de azúcar.

    Subir