28 de septiembre de 2020 28/9/20

Un policía nacional fuera de servicio detiene a un hombre en un tranvía

    Agentes de la Policía Nacional han detenido el pasado jueves en Valencia a un hombre de 48 años de origen español como presunto autor de dos robos con violencia cometidos el mismo jueves en el distrito de Tránsitos, cuando tras intimidar con una navaja a una cajera de un supermercado se apoderó de la recaudación de la caja, y seguidamente repitió el mismo hecho en una farmacia de la zona.

    Al parecer, los hechos ocurrieron sobre las diez de la mañana del jueves, cuando agentes de la Policía Nacional fueron alertados por la sala 091 de que en un supermercado de la calle Sagunto se había producido un robo con violencia.

    Inmediatamente, los policías se dirigieron al lugar donde se encontraba la víctima, una dependienta a la que se le había acercado un hombre por la espalda y tras amenazarla con una navaja le exigió que le diera toda la recaudación, momento que aprovechó para meter la mano en la caja registradora y darse a la fuga.
    Treinta minutos después, cuando los policías estaban realizando gestiones para localizar al autor, fueron avisados por la sala de 091 de que al parecer la misma persona estaba cometiendo otro robo con intimidación en una farmacia cercana.

    Los agentes se dirigieron inmediatamente al lugar, donde a pocos metros de la farmacia se encontraba un policía nacional que se encontraba fuera de servicio, que tenía detenido al sospechoso.

    Momentos antes el policía había observado cómo el encargado de una farmacia paraba un tranvía, averiguando que en su interior se encontraba un hombre que había entrado a la farmacia y tras intimidar al encargado con una navaja, se había apoderado de 15 euros.

    El agente fuera de servicio, con la ayuda de los vigilantes de seguridad del tranvía, detuvieron al sospechoso hasta la llegada de otros policías. Al detenido en el momentos del arresto se le intervino una navaja de 10 centímetros de hoja.
    El detenido, con antecedentes policiales, pasó a disposición del juzgado de Instrucción número diecinueve de Valencia

     

    Subir