24 de noviembre de 2020 24/11/20

La nueva parroquia de los Beatos Mártires Valencianos abrirá al culto a finales de octubre

La nueva parroquia de los Beatos Mártires Valencianos abrirá al culto a finales de octubre - (foto 1)
  • Tras haber rehabilitada la primera parte de la antigua nave industrial de Cross

MÁS FOTOS
La nueva parroquia de los Beatos Mártires Valencianos abrirá al culto a finales de octubre - (foto 2)
La nueva parroquia de los Beatos Mártires Valencianos abrirá al culto a finales de octubre - (foto 3)
La nueva parroquia de los Beatos Mártires Valencianos abrirá al culto a finales de octubre - (foto 4)
La primera parroquia dedicada a los Beatos Mártires Valencianos, construida sobre la antigua nave industrial de la compañía Cross, junto al viejo cauce del río Turia, abrirá al culto a finales de este mes de octubre tras concluir los trabajos y el acondicionamiento de la primera parte de su nave central.

En la actualidad, ya ha sido rehabilitada toda la estructura del templo y habilitada la zona de los tres primeros arcos del edificio, que abarcan una superficie de 400 metros cuadrados, con capacidad para 250 feligreses.

“En un futuro serán acondicionados otros siete arcos cuyo espacio, destinado también a la nave central, ha quedado temporalmente aislado mediante una tapia, según ha indicado a la agencia AVAN el arquitecto Jaime Aloy, autor del proyecto junto al también arquitecto Vicente Ordura y el arquitecto técnico Ángel Lorente.

Con los diez arcos, la nave central del templo “alcanzará los 1500 metros cuadrados.” Igualmente, “el espacio de las otras seis crujías restantes del edificio, que cuenta con un total de 16, será destinado a la capilla de la comunión y locales parroquiales”, ha añadido.

Las obras desarrolladas han permitido ya la impermeabilización de la cubierta, situada a doce metros de altura, y el revestimiento del templo “que respeta los mismos colores y materiales y la estética típica de una construcción civil” como fue la antigua nave industrial de abonos químicos Cross, que funcionó a lo largo de más de cien años. Además, se ha construido un sótano, un coro y la torre campanario, que cuenta con 28 metros de altura. Además, ha sido instalado el pavimento y la megafonía. Los trabajos sobre el templo de los Beatos Mártires Valencianos comenzaron en mayo de 2006.

Está previsto que en su fase final, la parroquia, que ocupa en total una superficie de más de 3.300 metros cuadrados, tenga capacidad para más de 845 personas sentadas.

Asimismo, el altar mayor definitivo reproducirá en la mesa el frontis del sepulcro del primer mártir de la historia de la diócesis valentina, San Vicente Mártir, e incluirá reliquias de los beatos mártires valencianos.

El templo será presidido, además, por una imagen de la Virgen de los Desamparados y otra de San Vicente Mártir junto con un medallón que reproducirá la medalla conmemorativa de la beatificación el 11 de marzo de 2001 por el papa Juan Pablo II de 233 mártires valencianos de la persecución religiosa de 1936. La nueva iglesia estará dedicada también a todos aquellos beatos mártires que murieron por odio a la fe y que fueron beatificados con anterioridad así como a los que lo serán en el futuro.

 1 comentario
Josep
Josep
04/10/2010 01:10
excepcional edificio, desaprovechado uso

Magnífica construcción, aunque dudo que jamás albergue el aforo total....ya que la crisis de fe es un hecho... Lástima no haber dedicado el edificio a tantos usos sociales necesarioas...

Subir