4 de diciembre de 2020 4/12/20

La Filmoteca del IVAC repasa toda la carrera cinematográfica del director canadiense Atom Egoyan

  • El proyecto cuenta con una nueva edición ampliada de la monografía de Antonio Weinrichter sobre su obra

  • El ciclo sobre este creador de origen armenio se realiza en colaboración con el Festival Internacional de Cine de las Palmas y Filmoteca Española

  • Nominado a dos Oscars, Egoyan ha sido premiado en los festivales de Cannes, Berlín y Valladolid

La Filmoteca del Instituto Valenciano del Audiovisual y de la Cinematografía, entidad adscrita a la Conselleria de Cultura y Deporte, en colaboración con el Festival Internacional de Cine de Las Palmas y Filmoteca Española, ofrecerá durante las próximas semanas una retrospectiva que recorre la sugerente filmografía del cineasta Atom Egoyan.

El ciclo, que se podrá contemplar en la sala Berlanga del edificio Rialto del 16 de abril al 23 de mayo, repasará la carrera completa en cine de Egoyan, desde sus primeros cortometrajes hasta sus últimos filmes.

Egipcio de nacimiento, hijo de padres armenios, aunque nacionalizado y criado en Canadá, Atom Egoyan estudió Relaciones Internacionales y Música en la Universidad de Toronto, en donde comenzó su carrera con la realización de cortos como Howard in Particular (1979), Peep Show (1981) y Open House (1982). Egoyan dio el salto al largometraje en 1984 con Next of Kin.

Como director se dio a conocer en España con El liquidador (1991), que logró la Espiga de Oro en el Festival de Valladolid y que sirvió para revelarle como una de las voces más singulares del panorama cinematográfico.

Con todo, su primer gran éxito internacional le llegaría de la mano de Exotica, película que marcará su consagración como autor independiente y el carácter diferenciador de sus trabajos en estructura, forma y contenido.

Su mayor éxito internacional llegaría con la adaptación de la novela Como en otro mundo de Russell Banks, que se estrenó con el título de El dulce porvenir (1997). Esta fábula sobre los sentimientos de culpa ante una tragedia colectiva supuso el respaldo definitivo a su trabajo y la proyección internacional.

“La consistencia” de Egoyan “es apabullante”
El IVAC colabora asimismo en la publicación, a cargo del Festival de Las Palmas, del libro de Antonio Weinrichter Teorema de Atom. El cine según Egoyan, una reedición ampliada de la monografía que la Filmoteca Valenciana dedicó en 1995 al cine de Egoyan.

En ella Weinrichter asegura que “la consistencia” de Egoyan como cineasta “es apabullante y aparece fielmente plasmada en los proyectos más diversos”. Por ello, comenta, “no hace falta emprender una búsqueda angustiosa de trazas de autoría en su cine porque están bien a la vista, ya parta de textos propios o ajenos, ya se vaya a rodar a Irlanda, Armenia o Hollywood o permanezca en Toronto”.

“A Egoyan”, dice Weinrichter en esta monografía sobre el cineasta, “parece concernirle especialmente la tendencia a construirnos realidades e identidades alternativas. Le preocupa también, tanto cómo le fascina, el modo en que la nueva tecnología de las comunicaciones media la identidad, que queda registrada en una serie de representaciones manipulables”.

Considerado por la crítica como uno de los mayores talentos del cine independiente contemporáneo, Egoyan ha sido reconocido con numerosos premios y cuenta en su haber con dos nominaciones a los Oscar por El dulce porvenir (1997), a mejor director y mejor guión adaptado. Además, ha sido premiado en los festivales de Cannes, de Berlín y de Valladolid, donde se ha reconocido su maestría.

Su prestigio ha ido en aumento en los últimos años, hasta el punto que en sus últimas producciones ha podido contar con actores famosos como Liam Neeson, Julianne Moore, Kevin Bacon, Colin Firth, Charles Aznavour, Christopher Plummer, Bob Hoskins, o Elaine Cassidy, entre otros.

Subir