22 de septiembre de 2020 22/9/20

Centenares de personas convocadas por el PACMA reclaman una "Valencia sin perrera"

  • El Partido Animalista ha denunciado con este acto que los pliegos de contratación redactados por el Ayuntamiento "hacen casi imposible que una entidad de protección animal pueda hacerse cargo del servicio de recogida de animales"

Volumen anual de negocio igual o superior a 106.611,57 euros en, al menos, uno de los últimos 3 años; certificados ISO 9001 e ISO 14001; fianza de más de 30.000 euros a la formalización del contrato, valoración de las propuestas que reduzcan el precio de partida propuesto por el Ayuntamiento... Estos son sólo algunos de los requisitos de los pliegos que hace unos días publicaba el ayuntamiento de Valencia para poder acceder al servicio de recogida de animales, requisitos que, tal y cómo denuncian desde el Partido Animalista, "están pensados para empresas que trabajan con la administración, y que hacen prácticamente inviable que al concurso se pueda presentar una entidad de protección animal".

Desde el ayuntamiento han anunciado que lo que se pretende es la municipalización del servicio, pero desde el Partido Animalista remarcan que el consistorio "aporta sólo un veterinario que supervisará y coordinará el trabajo y será interlocutor con el ayuntamiento, pero el resto de trabajos se han sacado a concurso, desde la limpieza, la atención veterinaria, la alimentación, administración, hasta la promoción de las adopciones". La propuesta hecha desde la Concejalía de Bienestar Animal del Ayuntamiento, pretende también que la entidad que se haga cargo de la recogida de animales, del Plan de Esterilización Felina (PEF) y de la gestión de los dos centros municipales (Benimàmet y Nazaret), con menos presupuesto del que se destinó el año pasado a la gestión de Benimàmet y al PEF juntos, y que cuente con instalaciones propias donde trasladar "a unos 300 animales de los 400 que hoy en día saturan el refugio de Benimàmet, construido para albergar sólo a unos 80 animales. Además, esto contradice lo que anunció la propia regidora Glòria Tello a la prensa el pasado mes de junio, donde afirmaba que el Ayuntamiento tenía pensado construir un refugio más grande para descongestionar el centro de Benimàmet", afirma Raquel Aguilar, coordinadora general del Partido Animalista en Valencia.

Por todo esto, el Partido Animalista, apoyado por protectoras y otras entidades de defensa animal, se ha concentrado hoy sábado en la Plaza del Ayuntamiento de Valencia, para, en palabras de Aguilar, "mostrar nuestro rechazo a unas condiciones que encontramos abusivas y dirigidas claramente a empresas que se lucran a expensas de los animales, exigir una Valencia sin perrera y unas políticas activas y efectivas para el trato digno para los animales de nuestra ciudad y para reducir el abandono".

Subir