7 de julio de 2020 7/7/20

El PEC del Cabanyal no convence a los vecinos: demasiada edificación y turistificación del barrio

El PEC del Cabanyal no convence a los vecinos: demasiada edificación y turistificación del barrio - (foto 1)
  • El Ayuntamiento de Valencia aprobó en el pleno del mes de mayo el proyecto de forma provisional

La renovación del barrio del Cabanyal-Canyamelar continúa su proceso de exposición pública entre las quejas de los vecinos. La organización vecinal Cuidem Cabanyal-Canyamelar ha anunciado que presentará una batería de alegaciones formales al PEC aprobado de manera provisional por el Ayuntamiento en el pleno del mes de mayo.

Los vecinos presentarán propuestas de modificación en cuestiones de carácter social y urbanístico, al considerar que los planteamientos del consistorio son “muy insuficientes” y repercutirán de forma negativa en la vida del barrio.

"El PEC continúa incidiendo en favorecer unos procesos de turistificación que antes de la profunda crisis que se anuncia ya estaban expulsando a los vecinos que no pueden pagar la subida de los alquileres o no obtuvieron la renovación de sus contratos" apunta la asociación en un comunicado remitido a los medios de comunicación.

En este sentido, el colectivo buscará el apoyo de todos los vecinos en su próxima asamblea abierta prevista para el miércoles 1 de julio, tan solo dos días antes de que finalice el periodo de exposición del plan.

Para Cuidem las propuestas del Ayuntamiento no convencen: “El PEC continua planeando una gran volumen de nuevas edificaciones, con más de 1000 nuevas viviendas en un barrio (y una ciudad) que tiene una población constante desde hace años y que tiene más de 2000 viviendas vacías (más de un 20% del total) entre privadas y de titularidad pública (unas 700), según datos del INE y del Plan Cabanyal”.

Además, en cuanto a las alturas de las nuevas construcciones consideran que se rompe la tipología tradicional del barrio y que se favorece la turistificación, un mal que ya está combatiendo el vecindario desde hace años.

Con todo ello, desde la asociación recuerdan que su labor es conseguir que el vecindario pueda decidir cómo será el barrio donde quieren vivir en los próximos años y revertir el urbanismo contenido al PEC, que considera “obsoleto, del siglo pasado, androcéntrico, depredador de recursos naturales, ciego a la situación de Emergencia climática, turistificador, hecho de espaldas a la participación ciudadana al gusto de bancos, inmobiliarias y constructoras, e incompatible con la arquitectura tradicional del barrio”.

Subir