20 de enero de 2021 20/1/21

El Ayuntamiento fomenta la instalación de placas fotovoltaicas en edificios residenciales con bonificaciones en el IBI y el ICIO

El Ayuntamiento fomenta la instalación de placas fotovoltaicas en edificios residenciales con bonificaciones en el IBI y el ICIO - (foto 1)
  • El alcalde explica que la Junta de Gobierno aprueba una bonificación del 50% en el IBI durante un máximo de 10 años hasta llegar al 20% del coste de la instalación “para implicar la ciudadanía contra el cambio climático”

El Ayuntamiento incentivará económicamente el uso de instalaciones fotovoltaicas “para que la ciudadanía consuma energía limpia, renovable y eficiente, y, de esta manera, se implique en la lucha contra el cambio climático, disminuya la emisión de gases de efecto invernadero y, además, ahorre en la factura de la luz”. Concretamente, las viviendas de edificios residenciales que instalan placas para obtener electricidad a partir de radiaciones solares tendrán derecho a una bonificación del 50% en el Impuesto de Bienes inmuebles (IBI) durante un máximo de 10 años hasta llegar al 20% del coste de esta instalación, y en función del valor catastral. Estas también podrán acogerse a bonificaciones del 95% sobre la cuota del Impuesto sobre Construcciones, Instalaciones y Obras (ICIO) que se abona por la ejecución de sistemas para el aprovechamiento de la energía solar, tal como ha informado hoy el alcalde Joan Ribó al dar cuenta de la modificación de las ordenanzas fiscales que la Junta de Gobierno Local aprobará “en el marco de una política que promueve diferentes iniciativas para combatir la emergencia climática que vivimos”.

El alcalde de València, Joan Ribó, acompañado del concejal de Emergencia Climática y Transición Energética, Alejandro Ramon, y el concejal de Hacienda, Borja Sanjuan, ha presentado hoy estas bonificaciones fiscales a las instalaciones fotovoltaicas que pueden beneficiar durante 10 años al 90% de viviendas de la ciudad.

Joan Ribó ha explicado que este acuerdo de gobierno “se trata de un paso más en la apuesta decidida por la transición energética”. “Queremos que València forme parte del exclusivo grupo de ciudades europeas pioneras en la descarbonización de su economía”, ha destacado, al manifestar que la voluntad municipal es “reducir las emisiones de gases de efecto invernadero y convertir València en una ciudad neutra en carbono”.

“Y es que nuestra ciudad está trabajando mucho para cumplir con los compromisos que a todos los niveles -internacional, comunitario y autonómico- ha adquirido para promover antes del 2050 su transición energética”, ha resaltado el primer edil que ha aprovechado su intervención para recordar que “València se adhirió ya en 2009 al Pacto de las alcaldías, la mayor alianza internacional de ciudades frente a la emergencia climática”. “Esta adhesión comporta el compromiso de reducir las emisiones de gases de efecto invernadero en un 40%, aumentar la eficiencia energética un 27%, y promover la producción de energía procedente de fuentes 100% renovables hasta el 27% de su consumo total para el año 2030”, ha explicado.

“Con el nuevo acuerdo de gobierno, las “bonificaciones verdes que se aprueban mañana, València que hasta el momento bonificaba el 50% del IBI durante tres años, supera lo que hacen en este sentido todas las grandes ciudades españolas. Y todo que esta decisión supone un descenso de los ingresos del Ayuntamiento, abogamos por la medida que, además de fomentar la eficiencia energética, potencia un sector creciente y genera ocupación estable y de calidad, susceptible de recibir ayudas europeas”, ha añadido.

Otras iniciativas para promover la transcición energética

Por su parte, el concejal de Emergencia Climática y Transición Energética, Alejandro Ramon, que ha resaltado “el ahorro económico que supone la instalación de placas fotovoltaicas “que, además, se amortizan con el ahorro de la factura de la luz”, ha alertado de la necesidad de aumentar la eficiencia energética ante la situación de emergencia climática en que nos encontramos”.

Alejandro Ramon ha hablado de otras iniciativas municipales para promover la mencionada transición energética, como por ejemplo la puesta en marcha de la Oficina de la Energía, que ha atendido cerca de 6.000 personas durante el poco más de un año de funcionamiento (con demandas de particulares, talleres, y servicios ante la pobreza energética...). El edil también se ha referido a la aprobación del Plan de Acción para el Clima y la Energía Sostenible (PACES), a la puesta en marcha de las primeras comunidades energéticas en el municipio de València y de las instalaciones de fotovoltaicas adecuadas en edificios municipales (Punto de Ganxo, Edificio de la juventud de Campoamor, alcaldías de La Torre, El Palmar y Carpesa), así como al proyecto “50/50 en las escuelas” para fomentar el buen uso energético.

Bonificaciones verdes

Por su parte, el concejal de Hacienda, Borja Sanjuán, ha explicado que según “el escenario previsto”, el Ayuntamiento disminuirá los ingresos en cinco millones y medio de euros en los próximos diez años, “o visto de otro modo, invierte cinco millones y medio de euros para incentivar las energías renovables en nuestra ciudad”. Se calcula que “entre un tercio y la mitad de los edificios de la ciudad de València tendrían autoconsumo energético en los próximos diez años con el escenario planteado actualmente”. 

El edil ha subrayado que esta bonificación beneficia fundamentalmente “la clase media y las clases más populares” según un “criterio de equidad fiscal”. Por eso “hemos establecido unos tramos de máxima bonificación que empiezan en un valor catastral que introduce prácticamente la totalidad de las familias de la ciudad de València y son mucho menos generosos cuando vayamos a valores catastrales mucho más altos”.

Subir