20 d’octubre de 2019 20/10/19
Per José Luis Ramos
Desde el Templat - RSS

Participar otorga derecho a decidir y criticar

    Es difícil que alguien no conozca alguna de esas personas que, sin haber sido jamás asociado de ninguna asociación o sindicato, cuando hablan de los problemas del trabajo, dicen que la culpa de los bajos salarios y abusos patronales, es de los sindicatos porque no convocan las huelgas generales que hagan falta, además, porque sus dirigentes son unos burócratas acomodados. En el mismo sentido, dicen que las carencias de la ciudad son por culpa de las asociaciones de vecinos que no hacen nada, y de las autoridades locales que no se preocupan del pueblo, por estar pendientes, únicamente, que a ellos y los suyos, le vaya bien. Es decir, personas que no participan ni lo más mínimo, en buscar, de manera asociada, soluciones a los problemas comunes que tenemos quienes convivimos en un mismo ámbito de trabajo, o familiar, en la misma ciudad. Sin embargo, se sienten con derecho a insultar y descalificar a quienes desde asociaciones o instituciones tratan de mejorar la vida ciudadana. Según mi parecer, se trata de actitudes, que no ayudan a mejorar la calidad de vida.

     Por suerte, existen otras personas que han entendido qué si nos quedamos en casa, luego no podemos esperar que los problemas se solucionen de acuerdo lo que nosotros queremos. Sobre todo, no tendremos derecho a criticar, menos insultar, si las soluciones no son de nuestro agrado.  La importancia de la participación de la ciudadanía en los asuntos públicos que les afectan, no es algo que se esté descubriendo ahora. Dicen quienes han estudiado el tema, que la sociedad fue evolucionando en la medida que se iba asociando, se relacionaba y se comunicaba más allá de su propio núcleo. Es decir, cuando mayor es el grado de asociación y comunicación de una sociedad, mayor es el nivel de progreso social que se alcanza. Progreso social que se manifiesta tanto a nivel educativo, técnico, como productivo. Así las cosas, se puede afirmar que la participación ciudadana en la gestión de los asuntos públicos conlleva un aumento de la calidad de vida que beneficia a todas las personas. Prueba de ello, es qué si comprobamos el nivel de asociacionismo, (sindical, ecologistas, feministas, cultural, etc.), en un país concreto, veremos que el mayor nivel de afiliación, coincide con los países con mayor desarrollo económico y más alto nivel de calidad de vida.  Ello es así, porque los avances, en bien estar y derechos sociales, a lo largo de la historia, llegan antes en aquellos lugares donde la sociedad civil ha sido capaz de asociarse y luchar de manera colectiva.

    Nuestras autoridades, atendiendo las nuevas demandas sociales que reclaman mayor nivel de participación, han aprobado leyes que regulan la participación y la trasparencia en la gestión de los asuntos públicos. En la misma línea, para el sábado 17 de noviembre, el Ayuntamiento de Borriana, por medio de la Concejala de Participación ciudadana, Maribel Martínez, ha organizado la “I Jornada d’Associacionisme”. Se pretende que la jornada sirva para que las asociaciones y colectivos locales se puedan conocer y poner en común las necesidades de cada colectivo. También se busca conocer la situación que se encuentran las asociaciones locales, para una vez conocidas sus necesidades concretar unos objetivos que ayuden a fortalecer esas asociaciones y difundir las tareas a realizar a lo largo del año. Así mismo, se quiere crear vías de comunicación entre asociaciones, colectivos locales y la administración local, al objeto de poder realizar acciones conjuntas en el futuro.

    Se trata de una iniciativa pionera en la ciudad, que, a mi entender, puede facilitar una mayor participación de la vecindad en las reivindicaciones, y gestión, de los intereses locales. Dicho de otro modo, se trata de una iniciativa qué conecta con los nuevos aires políticos, de una sociedad que cada día reclama mayor participación y trasparencia en la gestión de los intereses públicos. Espero que se sepa aprovechar la oportunidad de participar, por parte de las personas que estiman que la solución de los problemas locales, es tarea de todos.

     

    ocultar
    Participar otorga derecho a decidir y criticar
    Pujar