26 de junio de 2019 26/6/19

El PSPV prescinde de Compromís en Sueca para gobernar con el PP y Ciudadanos

El PSPV prescinde de Compromís en Sueca para gobernar con el PP y Ciudadanos - (foto 1)
  • Socialistas y nacionalistas han advertido de que los concejales que vuelvan a pactar o recibir votos de las derechas, serán expulsados

El PSPV ha dejado fuera de la Alcaldía de Sueca a Compromís para formar gobierno con el PPCV y Ciudadanos. Esta sorprendente decisión ha desconcertado a los líderes nacionalistas de Valencia, que se han visto despojados precisamente de uno de sus feudos con mayor peso, seña de identidad del partido y cuna del diputado Joan Baldoví.

A raíz del inusual acuerdo, firmado hace dos semanas, los seis concejales socialistas, los tres del PP y los otros dos de Ciudadanos, arrebatarán la alcaldía a Compromís, que paradójicamente fue la fuerza más votada el 28 de abril y obtuvo ocho escaños. Ahora será el candidato del PSPV, Dimas Vázquez, quien lidere el ayuntamiento.

El anuncio del insólito pacto no ha sido bien recibido por la propia vicepresidenta en funciones, Mónica Oltra, que ayer criticó a sus socios la “falta de lealtad” ante lo que consideró una traición al espíritu del Pacte del Botànic, justo cuando acaban de sellar el acuerdo para reeditar el gobierno valenciano. De hecho, para evitar que uno de los dos socios pacte con las fuerzas de derecha, las cúpula de ambos partidos han advertido a los líderes de los municipios que quien reciba la alcaldía gracias a un pacto firmado con las derechas, o con los votos favorables de estas, será expulsado. Del mismo modo, también se sancionará a los concejales que con su voto permitan una alcaldía de derechas.

Sin embargo, Vázquez ha desoído las exigencias del partido, argumentando que la decisión está justificada porque albergan sospechas de que durante el mandato de la ex alcalde de Compromís, Raquel Tamarit, pudieron haberse cometido actos ilícitos. El socialista no está dispuesto a acatar las órdenes del PSPV, y ante las amenazas de expulsión, contesta: ¿”Y si nos vamos nosotros antes?”.

Además, para asegurarse de que ninguna de las tres formaciones abandona el pacto a última hora, los socios han puesto precio a su acuerdo de gobierno. El grupo o los concejales que traicionen lo firmado ante notario, tendrán una penalización económica de 20.000 euros.