29 de noviembre de 2020 29/11/20

Las propuestas para adaptar las fallas a la pandemia del COVID-19

Las propuestas para adaptar las fallas a la pandemia del COVID-19 - (foto 1)
  • En Alzira piden un calendario de actos respetando las restricciones y en Gandia van a volver a enfundarse la indumentaria valenciana el 31 de octubre

MÁS FOTOS
Las propuestas para adaptar las fallas a la pandemia del COVID-19 - (foto 2)
Las propuestas para adaptar las fallas a la pandemia del COVID-19 - (foto 3)
Las propuestas para adaptar las fallas a la pandemia del COVID-19 - (foto 4)

La cancelación de las fallas el pasado mes de marzo a causa de la pandemia del Coronavirus supuso el primer choque con la realidad para las celebraciones multitudinarias.

En estos momentos, siete meses después, son muchas las voces que se suman a que las fiestas josefinas vuelvan a celebrarse y, además, se contribuya a ayudar a un sector paralizado casi en su totalidad por la actualidad sanitaria.

Gandia es una de las primeras ciudades que ha optado por que sus falleras y falleros vuelvan a enfundarse la tradicional indumentaria valenciana. Debido a las circunstancias no lo van a poder hacer todos ni todas, por lo que los responsables de la festividad han decidido impulsar un acto en el Museu Faller de Gandia el próximo sábado 31 de octubre a las 21:30 horas en el que las reinas y presidentes de las 23 comisiones disfrutarán del primer evento oficial tras la pandemia. Bajo el nombre de ''Falles 2021: Cap a una nova normalitat'', volverán a escuchar la música tradicional y, sobre todo, impulsarán de nueva al sector de la indumentaria, flores, escenario, artistas y pirotecnia. En definitiva, todo lo que envuelva el mundo fallero.

Gandia no es la única, ya que en Alzira ya piden que se programe un calendario de actos falleros respetando las restricciones del Coronavirus. Concretamente ha sido el Partido Popular de la localidad quien ha lanzado la propuesta, ya que este grupo de la oposición cree favorecer con ella a todos los sectores en crisis que rodean a la festividad.

La idea va encaminada a aprovechar los lugares públicos y espacios abiertos de Alzira para poder llevar a cabo algún acto fallero. Además, como indican los populares, favorecerían a dar mayor cobertura a los sectores más castigados por la actualidad como lo son los indumentaristas, con quienes se han reunido antes de lanzar la propuesta.

En Valencia también han vuelto progresivamente los actos falleros oficiales, como la imposición de bandas en el Ayuntamiento de Valencia con las máximas representantes luciendo sus trajes sin olvidarse de la mascarilla, ya que tras la cancelación siguen sus mandatos tanto ellas como sus Cortes de Honor.

La comisión Maestro Gonzalbo - Conde Altea, de la capital valenciana, también ha retomado su actividad de actos bajo un estricto protocolo de prevención.

Cabe destacar también que muchas comisiones ya han podido volver a sus casales para compartir cenas y recordar los momentos anteriores a la irrupción de la pandemia, aunque en todo momento bajo las nuevas medidas de aforos limitados, restricción de barras, distancias de seguridad, límite de personas en las mesas y la tan habitual mascarilla.

Las voces políticas autorizadas en el ámbito fallero, como pueda ser la del concejal de Cultura Festiva de Valencia y presidente de la Junta Central Fallera, Carlos Galiana, van por la misma línea de adaptar la celebración a las restricciones actuales, por lo que no va a tirar la toalla en el mes de octubre y siguen confiando en que no ocurra lo vivido en las anteriores, que ya han pasado a la historia.

Respetando en todo momento las medidas de seguridad y de prevención ante el Coronavirus, los municipios y las autoridades empiezan a ver con buenos ojos disfrutar de las fallas o, al menos, hacerlo como marque la nueva normalidad; Valencia, Gandia y Alzira empiezan su camino para conseguirlo.

Subir