elperiodic.com
SELECCIONA IDIOMA
Valencià

Los turistas británicos volverán a llenar las playas alicantinas en "avalancha" y con “reservas masivas” durante el próximo verano

Los turistas británicos volverán a llenar las playas alicantinas en "avalancha" y con “reservas masivas” durante el próximo verano - (foto 1)
  • Reino Unido permitirá viajar desde mayo y Hosbec espera "la semana de más reservas en la historia” mediante un “salvoconducto” turístico, aunque ve "complicada" la Semana Santa

El turismo de la Comunitat Valenciana empieza a ver la luz al final del túnel.

Con el alivio de las restricciones por parte de Reino Unido, que permitirá viajar a partir del 17 de mayo, los turistas podrán volver a disfrutar de las playas valencianas y alicantinas.

El núcleo más importante de los visitantes en las zonas de la costa alicantina y más concretamente en Benidorm, se trata de los turistas británicos.

Llegados a este punto del alivio de las restricciones por parte de Reino Unido, la esperanza en volver a recuperar el sector turístico empieza a verse como algo más cercano.

Según Hosbec, la Asociación Empresarial Hostelera de Benidorm, Costa Blanca y Comunidad Valenciana, se espera una reserva “masiva” de los turistas británicos de cara a llenar las playas alicantinas y valencianas durante todo el verano próximo. Es más, las reservas hoteleras empiezan a notarse desde el final de la primavera.

Tanto es así que Hosbec afirma una previsión de “la semana de más reservas en la historia” para las fechas de la temporada alta veraniega.

El presidente de Hosbec, Toni Mayor, ha destacado que “hay ganas de vengarse del virus”, por lo que para conseguirlo “no hay nada mejor que irse de vacaciones”.

Estas conclusiones se han mostrado por parte de Mayor después de haber mantenido una reunión junto al President de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, y con el secretario autonómico de Turismo, Francesc Colomer.

Durante este encuentro se ha acordado que la desescalada se llevará a cabo de manera gradual y sin precipitaciones, aunque la mejoría “espectacular” registrada en los últimos días mantiene la esperanza de “salvar” la temporada veraniega.

En cuanto a la Semana Santa, aunque no está descartado por completo, los responsables mencionados ven “complicado” que se pueda volver a viajar en estas fechas. Esto va dirigido a que las buenas cifras actuales que muestran la mejoría de la pandemia se mantengan, además de no caer en la precipitación ni en la rapidez innecesaria para proceder a la desescalada.

“Los datos pueden dar una alegría inesperada en los próximos meses”, algo que permite mantenerse esperanzado al sector turístico, que acumula meses de gran complejidad por la imposibilidad de recibir clientes ni turistas.

Todo ello está basado en la notable mejoría de las cifras de la pandemia, lo que lleva a poder mantener previsiones que, aunque sujetas a la incertidumbre de esta crisis sanitaria, van encaminadas a poder llenar la costa valenciana desde la próxima primavera y, sobre todo, a lo largo del verano.

El presidente de Hosbec ha señalado, al respecto de las nuevas cepas del Coronavirus, que "hubo mucha dramatización, creo que ha ido a menos y la vacuna está haciendo su efecto en Reino Unido, Israel y Estados Unidos".

En esta misma línea, han explicado que "no se puede discriminar a la gente que está vacunada de la que no", por lo que apuestan por la creación de un documento universal para viajar con la garantía de no estar contagiado por COVID-19.

“Hay que esperar”

La Pascua deberá esperar, según los profesionales del sector, ya que en este momento “firmarían” por salvar la temporada de verano.

Esto se debe a la cercanía con unas fechas señaladas y las otras, ya que "con todo el respeto al virus, con mucha paciencia y sin aceleraciones improcedentes" se podría conseguir incluso “abrir un poco antes de lo previsto". Eso sí, con una seguridad estricta y con la posibilidad de moverse entre las diferentes comunidades y provincias.

Salvoconducto turístico

Hosbec ha propuesto a la Generalitat Valenciana que los turistas puedan llegar al territorio valenciano disponiendo de un “salvoconducto”, lo que permitiría “rastrear” y controlar a todos los clientes que lleguen.

La previsión es que llegue una “avalancha” tanto por las plazas hoteleras como por la llegada a las segundas residencias.

Cabe destacara que Hosbec ha solicitado que, en el momento en el que se se consiga bajar la incidencia acumulada del Coronavirus a 50 casos por cada 100.000 habitantes, se origine una infraestructura de “rastreo, aislamiento y confinamiento para no torpedear con la misma piedra del verano y el virus no se vaya de las manos”.

El sector, en boca de Mayor, tiene claro que “las medias tintas no funcionan, si hay que confinar un pueblo que se haga de forma radical como en Nueva Zelanda o Australia”.

Subir