3 de diciembre de 2020 3/12/20

Un monitor se enfrenta a más de cinco años de cárcel tras ser acusado de abusar sexualmente de un niño en Alicante

Un monitor se enfrenta a más de cinco años de cárcel tras ser acusado de abusar sexualmente de un niño en Alicante - (foto 1)
  • Además, otros dos hombres son juzgados este miércoles en la Comunitat por delitos sexuales

Un monitor de tiempo libre que ejerció en un colegio de la provincia de Alicante se enfrenta este miércoles a una pena de prisión de cinco años y medios tras ser acusado de un delito continuado de abusado sexual a un menor, un niño de siete años de edad.

Los hechos, según defiende la Fiscalía, tuvieron lugar durante el curso escolar 2016-2017 momento en el que el acusado impartía música y teatro como actividades extraescolares en el centro. Habría sido entonces cuando el hombre, aprovechando su condición de monitor, sometió al niño a diversos actos de contenido sexual cuando ambos se quedaban solos en el aula tras finalizar las clases.

La víctima, de siete años, sufrió y aguantó la situación sin decírselo ni a su tutora, ni al director del centro, ni a su madre por temor a contradecir al encausado, al que equiparaba a un profesor.

Por estos hechos, el ministerio público solicita para el monitor una pena de prisión de cinco años y medio por un delito continuado de abuso sexual a menor.

Dos casos más en la provincia de Alicante

De manera paralela, la audiencia provincial juzga también en la mañana de este miércoles a un hombre acusado de abusar sexualmente de forma continuada de la hija – menor de edad – de su pareja sentimental. Se enfrenta a una pena de prisión de cinco años y medio.

Los abusos, según detalla el órgano competente, habrían comenzado durante la navidad de 2017 en el domicilio en el que convivía la pareja y los tres hijos de ella, junto al acusado. Según la acusación pública, el hombre aprovechaba los momentos en que se encontraba a solas con la menor, de 15 años, para realizarle tocamientos en sus partes íntimas y besarla sin que ella prestara su consentimiento.

La víctima le contó lo sucedido a su madre, que echó de casa al procesado. Sin embargo, dos semanas después el hombre volvió, pidió perdón y se instaló de nuevo en el domicilio familiar. En junio de 2018, el acusado repitió su comportamiento hacia la menor. La víctima se lo contó a su padre, quien denunció los hechos el mes de julio.

Por otro lado, se sienta también en el banquillo un hombre acusado de un delito de agresión sexual y otro de malos tratos por violar a su pareja sentimental. Unos hechos por lo que se solicita una pena de diez años y diez meses de prisión.

La agresión se  habría producido el siete de mayo de 2019 en el domicilio que compartía la pareja cuando, según el relato del escrito de conclusiones provisionales, el procesado se metió en la cama de la víctima y la obligó a mantener relaciones sexuales mediante el uso de la fuerza, pese a la resistencia de la mujer.

Días después, el ocho de junio, el encausado inició una discusión con su pareja durante la cual le dio manotazos en la cara y golpes por todo el cuerpo que hicieron que la víctima perdiera el equilibrio y cayera al suelo. La mujer sufrió varias heridas en el brazo, en la cara y en la cabeza.

Subir