2 de diciembre de 2020 2/12/20

La Confederación Hidrográfica se desvincula de la evolución del talud sobre el que se asienta la localidad de Benillup

La Confederación Hidrográfica se desvincula de la evolución del talud sobre el que se asienta la localidad de Benillup - (foto 1)
  • El senador Carles Mulet visitó hace un año la zona por invitación de vecinos de la localidad y realizó distintas iniciativas ante la preocupación por la disgregación y erosión de los terrenos

MÁS FOTOS
La Confederación Hidrográfica se desvincula de la evolución del talud sobre el que se asienta la localidad de Benillup - (foto 2)

El senador de Compromís Carles Mulet, ha propuesto hoy a todas las administraciones implicadas “un pacto para frenar los procesos erosivos que sufren los terrenos de margas sobre los que se asienta la localidad de Benillup” y después que, en una pregunta al Gobierno, la Confederación Hidrográfica del Júcar se desvinculara de cualquier responsabilidad por la inestabilidad del terreno.

El organismo de cuenca indica que la zona de las inestabilidades no afecta ni al dominio público hidráulico del barranco de Caraita ni a su zona de policía, por lo que queda fuera de la esfera competencial de la Confederación Hidrográfica del Júcar. “Lo que está variando”, sostiene la respuesta “es el talud de la montaña sobre la que se encuentra el pueblo ya que se produce el deslizamiento y desprendimiento del terreno”.

El senador Carles Mulet ha lamentado que la Confederación “se lave las manos en esta cuestión” y ha lamentado que “sitúe al pueblo en lo alto de una montaña, cuando no es así” y ha propuesto que las administraciones implicadas en materia de territorio (Generalitat, diputación y ayuntamiento principalmente) se involucren en un pacto que arroje una solución al problema que viven los vecinos del pueblo, “demostrando que en la cooperación y lealtad institucional puede estar el éxito ante una situación tan urgente y que requiere decisiones coordinadas”.

El municipio de Benillup se encuentra ubicado junto a un barranco, lindando por el suroeste con una vaguada que desemboca en el barranco de Caraita. La Confederación sostiene que los terrenos que circundan a Benillup son margas del mioceno carbonatados y arcillosos que son fuertemente atacadas por las lluvias que los disgregan y arrastran.

Compromís reclamará al Gobierno que reconsidere algunas de las afirmaciones que figuran en la respuesta escrita, así como que estudie colaborar en la búsqueda de soluciones para este pequeño municipio de la mano del resto de administraciones.

Subir