31 de octubre de 2020 31/10/20

La protectoras de animales de Castellón de la Plana exigen el Sacrificio Cero al Ayuntamiento

La protectoras de animales de Castellón de la Plana exigen el Sacrificio Cero al Ayuntamiento - (foto 1)
  • En nuestro país ya son tres las Comunidades Autónomas, Madrid, Cataluña y Galicia, donde está en vigor la ley de “sacrificio cero”

Las entidades de defensa animal Aspac, AACC Ayuda Callejeros, el Hogar Antiespecista Miguel Quintana y Adopta Una Vida, se han unido para exigir el Sacrificio Cero y que el mismo se incluya en el futuro Pliego para la prestación de los servicios de recogida, mantenimiento y adopción de los animales de compañía abandonados o errantes del término municipal de Castelló de la Plana.

El escrito registrado en el Ayuntamiento de Castellón de la Plana, suscrito por las entidades bajo la dirección de la Letrada Iratxe Arruti Elguezabal, propugna un cambio efectivo en aras a la verdadera protección animal, dejando atrás planteamientos arcaicos y absolutamente ajenos al sentir de la sociedad actual. Alegan las protectoras firmantes que el Ayuntamiento de Castellón no puede continuar anclado en la época de la ya desfasada Ley 4/1994, de 8 de julio, de la Generalidad Valenciana, sobre Protección de los Animales de Compañía, y debe asumir el espíritu del Anteproyecto de Ley de la Generalitat Valenciana, sobre protección, bienestar y tenencia de animales de compañía.

En nuestro país ya son tres las Comunidades Autónomas, Madrid, Cataluña y Galicia, donde está en vigor la ley de “sacrificio cero”, y la cuarta Comunidad Autónoma será la Comunidad Valenciana, conforme el nuevo Anteproyecto de Ley. De facto, son muchos los municipios que están aplicando en la Comunidad Valenciana la gestión del servicio de recogida —rescate diríamos, ya que recogida retrotrae al estatuto jurídico de cosas, algo totalmente obsoleto, máxime cuando ya existe una Proposición de Ley de modificación del Código Civil, la Ley Hipotecaria y la Ley de Enjuiciamiento Civil, sobre el régimen jurídico de los animales para reconocer su cualidad de seres vivos dotados de sensibilidad— de animales.

Se contemplan en la propuesta presentada, las exigencias necesarias para las necesidades y atenciones especiales que puedan surgir en la gestión de este tipo de servicios, como es la atención veterinaria urgente inmediata de animales que puedan sufrir lesiones graves por atropello o maltrato en Clínica Veterinaria cuya identificación debe comunicarse al Ayuntamiento y ser pública por motivos de transparencia. Así como la atención especial requerida, con una red de nodrizas para alimentar a bebés lactantes que hayan quedado huérfanos o abandonados, y la creación de una red de casas de acogida para reducir el máximo posible el tiempo de permanencia de los animales recogidos en jaulas.

En tanto a la transparencia y fomento de las adopciones, las entidades exigen que todos los datos correspondientes a los animales rescatados sean publicados íntegramente en la web del ayuntamiento, a descargar desde Transparencia, a fin de que observadores interesados (como protectoras de animales) independientes puedan tener acceso a toda la información de cada animal con los mismos datos y detalles de su ficha a los que tiene acceso el Ayuntamiento en todo momento.

Inciden las alegaciones presentadas por las cuatro entidades en la prohibición del sacrificio de animales sanos sólo por haber sido abandonados y haber transcurrido un fatídico periodo establecido sin haber conseguido adopción. El animal deberá incluirse, en un plazo máximo de 24 horas desde su declaración como abandonado, en la página web de adopciones y permanecerá en el Centro todo el tiempo necesario hasta que se le encuentre un lugar de acogida o adopción definitiva.

En este sentido, se enfatiza con claridad, que todo abandono debe ser sancionado, incluyendo a quienes se acerquen al Centro a “donar” un animal, hecho que hasta el momento era posible sin más obstáculo que abonar una cantidad de dinero, advirtiéndose del inicio del expediente de abandono por la Concejalía de Salud Pública que aplicará las consecuencias legales pertinentes para evitar la “adquisición” caprichosa de animales y  posterior dejación de sus responsabilidades para con ellos por parte de particulares.

Subir