24 de noviembre de 2020 24/11/20

El ocio nocturno de Castellón, desesperado: “Nuestras familias dependen de su empatía”

El ocio nocturno de Castellón, desesperado: “Nuestras familias dependen de su empatía” - (foto 1)
  • Los empresarios castellonenses piden ayuda a la administración y se reivindican como un sector seguro

MÁS FOTOS
El ocio nocturno de Castellón, desesperado: “Nuestras familias dependen de su empatía” - (foto 2)
El ocio nocturno de Castellón, desesperado: “Nuestras familias dependen de su empatía” - (foto 3)

Los empresarios del ocio nocturno de Castellón escenificaron en la tarde del miércoles un grito mudo de auxilio para reclamar a las administraciones competentes ayudas reales con las que poder superar la situación ocasionada por el COVID-19, y por la que llevan cerrados más de medio año.

Más de medio centenar de empresarios se concentraron en la Plaza Mayor de Castellón de la Plana con pancartas y vestidos de negro para hacerse escuchar. “Somos parte de la sociabilidad de la ciudad, de encuentros entre familiares, amigos y compañeros de trabajo. Ayudamos a crear pueblo, hermanamiento y sociedad” recordaron.

“No somos parques ni plazas, no somos botellón, no somos fiestas ilegales, somos el ocio estructurado, somos profesionalidad, somos parte de la solución, no el problema” estallaron los empresarios, en un crudo manifiesto donde lamentaron la “incapacidad” de los dirigentes políticos para abordar la situación.

Pérdidas económicas

Durante la concentración, en la que se respetaron todas las medidas de seguridad, los empresarios cuantificaron las pérdidas económicas que acumula desde el mes de marzo: 800.000€ en total.

Según las cifras ofrecidas por la organización, de media, cada local de la ciudad ha perdido 15.000€ pues llevan más de siete meses sin poder ofrecer un servicio “normal” pero teniendo que pagar todos los impuestos.

“Esto es una LLAMADA S.O.S a las Administraciones, si no nos ayudan ahora, no conseguiremos seguir a flote” repitieron, y advirtieron: “Nuestras familias dependen en estos momentos de su responsabilidad y empatía”.

Y es que, ante este panorama el sector está al borde de la quiebra y se calcula que si no se revierte la situación el 80% de los locales tendrá que cerrar de forma indefinida.

Subir