10 de agosto de 2020 10/8/20

Altercado multitudinario entre presos y funcionarios en la prisión de Castellón

Altercado multitudinario entre presos y funcionarios en la prisión de Castellón - (foto 1)
  • Un funcionario recibió un fuerte puñetazo en la cara por parte de un interno teniendo que ser trasladado al hospital

La sección sindical de CSIF Prisiones de Castellón denuncia un nuevo capítulo de violencia ocurrido en la noche del martes día 3 en el establecimiento penitenciario de Castellón II. Según relatan desde el sindicato, durante la hora de la cena tuvo lugar una riña entre reclusos que fue aumentando en intensidad hasta provocar un altercado multitudinario.

La pelea alcanzó dimensiones preocupantes y tomó tal cariz que fue necesaria la presencia del Jefe de Servicios acompañado por un gran número de funcionarios del resto departamentos. En el transcurso de este incidente, en el que dañó mobiliario y se lanzaron las bandejas de la cena por doquier, un funcionario recibió un fuerte puñetazo en la cara por parte de un interno, teniendo que ser trasladado a la enfermería del Centro para recibir atención médica.

Una vez más la profesionalidad y la rápida intervención de los funcionarios evitó que el incidente fuese a mayores. Tras controlar el incidente, un grupo de reos tuvo que ser confinado en el módulo de aislamiento para reconducir la situación. “Esta agresión – recuerda CSIF- se suma a la que se produjo hace apenas un mes en la que dos funcionarios sufrieron lesiones de diversa consideración”. Desde la sección sindical de CSIF en Albocàsser “queremos solidarizarnos con el compañero agredido, lamentamos que sigan ocurriendo acciones así sin que la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias aborde la problemática del colectivo”.

Este tipo de incidentes son, a juicio del sindicato, “fruto de la escasez de funcionarios y además le salen ‘gratis’ al interno porque no somos considerados agentes de la autoridad”.  Por último, critican que “no solo faltan trabajadores en área de vigilancia, en el área sanitaria la situación es dramática con tres médicos para una población reclusa de 1.400 internos, teniendo que repartir medicación los viernes para todo el fin de semana lo que provoca episodios de intoxicación y en muchas ocasiones incidentes regimentales como este”.

Subir