19 de junio de 2019 19/6/19

ASHUA crea una pulsera para identificar a los pacientes que sufren el Síndrome Hemolítico Urémico Atípico

ASHUA crea una pulsera para identificar a los pacientes que sufren el Síndrome Hemolítico Urémico Atípico - (foto 1)
  • El dispositivo puede llegar a salvar la vida de los afectados por esta enfermedad ultra rara que daña los riñones

MÁS FOTOS
ASHUA crea una pulsera para identificar a los pacientes que sufren el Síndrome Hemolítico Urémico Atípico - (foto 2)
ASHUA crea una pulsera para identificar a los pacientes que sufren el Síndrome Hemolítico Urémico Atípico - (foto 3)

La Asociación Síndrome Hemolítico Urémico Atípico (ASHUA) ha desarrollado una pulsera con un código QR para identificar y ayudar a las personas que sufren esta grave y ultra-rara enfermedad, que afecta fundamentalmente a los riñones y produce la muerte en un 79% de los casos. La pulsera podría ayudar a más 1500 pacientes SHUa y por eso están buscando que se apruebe su proyecto para poder hacer realidad la pulsera. Se puede votar en ESTE ENLACE.

La utilidad de la pulsera reside en que almacena información médica, de forma que en caso de emergencia se puede acceder a ella a través de un dispositivo con conexión a Internet e identificar a las personas que sufren esta enfermedad. Según explica la asociación, la pulsera puede llegar a “salvar la vida” de los afectados en caso de emergencia, ya que permite “agilizar el diagnóstico y tratamiento” para los médicos actúen con rapidez y receten el tratamiento adecuado.

El dispositivo, creado al 100% por ASHUA, es un sistema único que ya ha sido probado en una primera fase con más de 250 enfermos de todo el mundo. Ahora, el siguiente paso según la asociación es actualizar el sistema informático para agilizarlo en tiempo y forma porque “cada minuto cuenta para salvar una vida”.

La asociación, que nació con el objetivo de apoyar y asesorar a los enfermos y a sus familiares, tiene también como finalidad concienciar sobre la necesidad de diagnosticar rápida y eficazmente la enfermedad, así como asegurar que todos los pacientes logran un tratamiento adecuado. Así, la pulsera cumple con estos dos objetivos, y permite a los médicos actuar con rapidez y agilidad en caso de emergencia.