-2017, un año decisivo :: El espacio de Juan Vicente Pérez Aras :: elperiodic.com

Versió Clàsica
Dimarts 24 de Gener de 2017
google
elperiodic.com
Edició
El espacio de Juan Vicente Pérez Aras
El espacio de Juan Vicente Pérez Aras
Por Juan Vicente Pérez Aras

2017, un año decisivo

09/01/2017
a mis favoritos
disminuir letra
aumentar letra
comentar

En un contexto internacional convulsionado, en el décimo aniversario de la madre de todas las crisis, el 2017 empieza su andadura llena de incertidumbres. Con una economía global convaleciente por los efectos de la crisis y de las nefastas políticas expansionistas de los profetas keynesianos, los retos que se presentan nos abren una ventana de oportunidad para un país, España, que ha pasado en este tiempo, de ser el problema de Europa a ser parte de la solución. Y ello, gracias al positivo efecto de sus políticas reformistas para hacer frente a la nefasta gestión del gobierno del ZPSOE. Políticas que son puestas como ejemplo y copiadas por los adalides de la socialdemocracia.

Una ventana de oportunidad que debemos aprovechar para seguir liderando no solo el crecimiento y la creación de empleo en toda la OCDE, sino para asumir el liderazgo que nos corresponde como la nación más antigua de este viejo continente. Un liderazgo en lo económico, en lo social y en lo político, apoyado por ese gran valor añadido que nos da la preeminencia mundial de la lengua de Cervantes, un verdadero motor económico y cultural.

Los datos arrojados confirman ese crecimiento del PIB de un 0,7% en el cuarto trimestre y un 3,2% en el conjunto del año 2016. El consumo de las familias es el factor fundamental del incremento, favorecido por la fuerte creación de empleo (un 3,1% en el trimestre), las positivas condiciones financieras y la baja inflación. A lo largo del trimestre se han acelerado las inversiones en empresas no financieras, tras la desaceleración del tercer trimestre, al igual que la construcción. También el comercio se ha dinamizado tras el parón del verano, apuntando a una campaña de navidad que ha servido de colofón a una tendencia que sigue repuntando los terribles efectos de la crisis, con un dato esperanzador en la creación de empleo que confirma la solidez de la recuperación.

Una recuperación que se ha visto favorecida por la aportación tanto del sector agroalimentario, determinante para nuestra balanza comercial, como del sector turístico, que representa más del 11% del PIB y el 13% del empleo. El sector turístico tiene cada vez mayor relevancia en la economía española y sigue creciendo por encima de la media del resto de sectores. La demanda final turística superó los 119.000 millones de euros en 2015, según la Cuenta Satélite del Turismo, publicada por el Instituto Nacional de Estadística (INE), con lo que representa el 11,1% del PIB español. Desde el año 2010, el turismo ha aumentado su presencia en casi un punto.

La mejoría del empleo, de las expectativas y de las condiciones crediticias han espoleado el consumo privado, y ello tiene su reflejo en el comercio minorista, que ha crecido casi el 4% en tasa interanual en los tres primeros trimestres de 2016. Por regiones, el mayor dinamismo sigue vinculado al turismo en los dos archipiélagos y en la Comunidad Valenciana, mientras retroceden las ventas en seis autonomías, con especial intensidad en Extremadura y País Vasco.

Un escenario positivo que confirma que las medidas adoptadas por el Partido Popular han ido surtiendo efecto. Ahora, ante las insistentes voces de los profetas del desastre, una vez más anuladas por loa contundencia de los datos, debemos profundizar en la senda reformista. No se trata de anular todo lo hecho en esta difícil legislatura. Debemos aprovechar todo lo bueno y positivo que nos ha permitido salir de la crisis y mejorar todo aquello que nos permita seguir avanzando. No se trata de derogar por el simple cálculo electoral. Se trata de tener altura de miras y visión de futuro para seguir asentando las bases de una recuperación que ha venido para quedarse. Los datos de los diferentes analistas económicos así lo confirman. El esfuerzo ha valido la pena. Por ello, debemos afrontar la resolución de las amenazas que nos acechan con firmeza y rotundidad. No es tiempo para que nos tiemble el pulso. España debe liderar la senda de la estabilidad política en un año de incertidumbres importantes para países determinantes de la UE. Esas amenazas debemos convertirlas en oportunidades para garantizar la estabilidad política y así poder alcanzar el necesario desarrollo económico y social, para todos. Un año de incertidumbres que debemos reconvertir en oportunidades para todos.

El espacio de Juan Vicente Pérez Aras
  • Currently 3.12/5
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
Puntuación: 3.1/5

Actualmente está en la versión en Valenciano de "elperiodic.com".
Si desea cambiar a la versión en Castellano, puede hacerlo pulsando en la bandera.

Actualment està en la versió en valencià de "elperiodic.com".
Si desitja canviar a la versió en Castellà, pot fer-ho fent click a la bandera.



No mostrar de nuevo este mensaje
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Si continua navegando estará aceptando su uso.
OK
Versión Móvil