Diumenge 23 de Juliol de 2017

-Manolo, el bombero “quemado” :: Camins de l´Alcora :: elperiodic.com

Versió Clàsica
Edició
Camins de l´Alcora
Camins de l´Alcora
Por Vicent Albaro

Manolo, el bombero “quemado”

30/06/2017
a mis favoritos
disminuir letra
aumentar letra
comentar

Se llama Manolo y es bombero forestal. Ha saltado a la fama en las últimas horas porque ha filmado un video que se ha hecho viral,  en pleno incendio de la sierra Calderona donde ya van 1000 Has. calcinadas por un incendio. En el video narraba de forma elocuente y con aires de amargura, la dejadez y abandono del monte convertido en un polvorín, donde ya ni los mismos bomberos pueden acceder para hacer su trabajo, estando rodeados de fuego sin cobertura ni protección. En sus palabras criticaba a los gobiernos ecologistas (el de Valencia lo es en materia medioambiental), por no efectuar la limpieza y mantenimiento que el monte precisa para evitar estos desastres, que cíclicamente sufrimos cada verano.

A Manolo lo conozco de muchos años, desde que era monaguillo en la parroquia con mosén Pepe Membrado, es un tipo fuerte, deportista, sincero, noble, directo, al que le gustan poco los rodeos, de fuertes convicciones, gran amante de la naturaleza, alma mater del Gigante de Piedra, una prueba de BTT famosa y consolidada. Se pasa muchos días con la desbrozadora, abriendo sendas y pasos por la maleza para lograr accesos que parecían imposibles, Manolo es en definitiva un tipo sano, un nuevo quijote de los que cada vez quedan menos. Manolo es sobre todo, un personaje muy especial, sobrino del gran poeta D. Vicente Mallol y yo, le admiro y lo quiero, bien lo saben él y su familia.

Pues bien, el video que ha inundado las redes de España entera, con infinidad de me gustas y comentarios,  lo ha hecho famoso. Hasta ha entrado en directo en la mañana de la COPE, y su video se ha emitido hasta en los telediarios. Y ahora, como ya es un clásico en este puñetero país, para unos será un héroe y para otros un villano. Pero Manolo Mallol, en su impotencia ante el desastre les guste a unos o no, ha dicho verdades como puños. El monte es un desastre, un desastre de abandono y suciedad, que a la mínima arde como una gigantesca tea, imposible de apagar, poniendo en peligro toda la naturaleza circundante y la vida de las personas próximas.

Porque estas Autoridades a las que se refiere Manolo, el bombero quemado, y las anteriores, han de saber que los incendios se apagan en invierno con tareas de desbroce y mantenimiento, con retirada de árboles caídos, haciendo talas controladas, cortafuegos con perímetros de seguridad, para que si se enciende por cualquier circunstancia, quede recluido el fuego en un su cuadrícula sin extenderse a las demás. Pero claro, eso vale dinero y es más barato no hacer nada, dedicar el dinero a temas baladíes y luego lamentarse ante la tragedia, a pie de fuego pero solo un rato, para salir en las noticias en primer plano.

Se ha esquilmado la ganadería, sin ayudas ni protección. El ganado es una desbrozadora natural que enriquece y abona el suelo con sus excrementos. Desde que no hay ganado, ya no hay escarabajos peloteros, eso no lo dice ninguna figura del gremio ecologista, lo dice un servidor porque lo vive a diario. No existe el aprovechamiento forestal. Desde que al paisano le han complicado la vida en sus fincas de recreo, las ha abandonado y la maleza se ha apropiado de los bancales que hacían de cortafuegos. Por lo que el fuego cuando se prende, no tiene obstáculos y los cortafuegos naturales que eran las fincas labradas, han desaparecido.

Pero como no van a desaparecer, si todo son pegas para esta gente que tiene sus fincas por apego sentimental y familiar. Si partimos de la base de que estas fincas no son productivas, en algunos casos, puede obtenerse un poco de aceite, uva, almendras, higos y poco más…no puedes complicar la vida, de quien altruistamente, te está haciendo tan buena labor de mantenimiento del monte. ¿Complicaciones administrativas? Sí, complicaciones y trabas muy típicas de los políticos de salón, o mal aconsejados. Por ejemplo, aquí hay que tener un carnet para cada cosa, el de ensulfatar cuatro melocotoneros, el permiso de quema, el permiso del coto, el…para más Inri, con la moda  y tiranía ecologista, salir al campo es ya un delito a priori, si no vas a pasear, montar en bici o suspirar bucólicas. Han prohibido las  cazas tradicionales como el parany, que suponían un aliciente para cuidar fincas, al resto de cazadores los llevan por la calle de la amargura, te multan por cualquier cosa, cortar cañas, tomillo o ajedrea, y la lista es interminable.

Al final el ser humano por naturaleza, huye de los conflictos y máxime si éstos, no le son productivos, así que ha prevalecido  la máxima de: ¡todo el monte para vosotros!, vosotros incluye a políticos, ecologistas, animalistas, forestales, seprona, etc. porque yo me voy al bar de jubilados a jugar la partida, que allí nadie me complica la vida. Y mientras esto ocurre, el monte se pierde, las sendas se espesan porque quienes podían hacerlo han huido espantados, y quienes fustigan a los espantados no mueven un dedo. No sé si se me entiende.

Así que no sé de qué se extrañan porque un bombero íntegro, de vocación probada, ante la impotencia de ver como todo se va a la puñetera mierda, se cabree y cante las del barquero en todos los foros algo tan evidente que nadie quiere oír, pero que son verdades como puños. Ya está bien de naturaleza de postal. Ya está bien de legislar gentes de despacho urbanita. El mundo rural no es una película de Walt Disney ni un folletín publicitario. Hay que actuar con valentía, contundencia,  sensatez  y en conjunto, con todos los actores implicados en el medio. Y las soluciones están y son aplicables.

Señores políticos, hablen con ingenieros de montes, gente de universidad que no esté fanatizada por la ideología ecologista, hablen con pastores, agricultores, cazadores, la gente del mundo rural y seguro que entre todos encontrarán la solución a esta plaga que cada verano arrasa nuestros montes, sin forma humana de apagarlo antes de consumarse el desastre.

¡Ah¡ y manolo fue concejal del PP y trabajó mucho en sus cuatro años como regidor, no le renovaron porque era tan claro y contundente que su personalidad no gustó demasiado a la nueva ola comandante, más propensa a escuchar almíbares que realidades, así que se fue a su casa y siguió organizando eventos y desbrozando monte que es lo suyo, y lo hace muy bien, además de apagar fuego con sus compañeros, que andan a estas horas jugándose la vida ante un fuego incontrolado por la dejadez, la inquina y la estupidez humana. Mal andamos en este país cuando se hace del fuego, política barata,   y a un valiente se le pretende difamar porque un buen día quiso ser útil a su comunidad, bajo unas siglas políticas que a algunos parecen no gustarles. Si esto es una democracia, que baje Dios y que lo vea.

Manolo Mallol Colomer, amigo, sigue siendo como eres. Faltan hombres como tú, para que las cosas funcionen mejor y se solucionen problemas endémicos que tienen arreglo, desde la perspectiva del bien común, de la cordura y la sensatez, y por supuesto  lejos de ideologías absolutistas y maledicencias políticas que lo embarran todo y no solucionan nada. 

  • Currently 3.08/5
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
Puntuación: 3.1/5

Actualmente está en la versión en Valenciano de "elperiodic.com".
Si desea cambiar a la versión en Castellano, puede hacerlo pulsando en la bandera.

Actualment està en la versió en valencià de "elperiodic.com".
Si desitja canviar a la versió en Castellà, pot fer-ho fent click a la bandera.



No mostrar de nuevo este mensaje
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Si continua navegando estará aceptando su uso.
OK
Versión Móvil